Macael

Mármol de Macael para iluminar uno de los claustros más bellos de España

El claustro del convento de Almagro es uno de los más representativos del Renacimiento español

Claustro del convento situado en Almagro.
Claustro del convento situado en Almagro. La Voz

La presencia del mármol de Macael en edificios y construcciones históricas desde hace siglos es una certeza bien conocida por los vecinos de este pueblo del Valle del Almanzora y por buena parte de la provincia. Más que conocida es la presencia de la piedra natural almeriense en monumentos incomparables como La Alhambra o la Mezquita de Córdoba.

Lo que no es tan conocido (simplemente porque es casi imposible memorizar la larga lista) es el resto de construcciones a lo largo y ancho de España (e incluso más allá de nuestras fronteras) que han contado con este producto natural único como es el que se extrae de las entrañas de la sierra de Macael. Uno de esos ejemplos se encuentra en el claustro del Convento de la Asunción de Calatrava.

Situado en el turístico municipio de Almagro (Castilla La Mancha), dicho claustro está considerado como uno de los claustros renacentistas más bellos de España gracias en buena parte al uso del mármol de Macael en sus numerosas columnas. De hecho, el edificio fue declarado Monumento Histórico en 1851.

La construcción del monasterio de las monjas calatravas que contó como protagonista con el mármol de Macael fue ratificada en 1524, aunque la magnitud del proyecto ocasionó su paralización durante años al agotarse los fondos, hasta que en 1543, Gutierre de Padilla hizo entrega de una cantidad importante con la condición de que su construcción finalizase en un año.

Tal y como se explica desde el Área de turismo de Almagro, el claustro, uno "de los más bellos y menos conocidos del Renacimiento español", es de planta cuadrangular, aparece conformado por dos galerías con sesenta columnas clásicas, realizadas "en piedra arenisca con fustes de mármol de Macael".



 

Temas relacionados
Mármol

para ti

en destaque