Detenidas tres personas que obligaban a una mujer a drogarse y prostituirse

Las mujeres eran engañadas por un taxista ilegal y trasladadas hasta San Isidro

Imagen de archivo de una actuación de la Policía Nacional.
Imagen de archivo de una actuación de la Policía Nacional. La Voz

Agentes de la Policía Nacional en Almería han detenido a tres personas, dos hombres y una mujer, que se dedicaban a captar mujeres extranjeras y las obligaban a prostituirse. Las mujeres eran engañadas por un taxista ilegal, el cual se ofrecía a ayudarles a buscar alojamiento en un cortijo de una mujer que les iba a dar muchas facilidades para pagar el alquiler.

Una vez instaladas en la vivienda, le
eran impuestas unas deudas por los gastos de alojamiento, y como no tenían ingresos para saldar esa deuda, eran obligadas contra su voluntad a ejercer la prostitución para hacer frente a la misma.

Para evitar que las víctimas pudieran denunciar los hechos, les eran retirados sus teléfonos móviles y les prohibían salir de la vivienda, siendo vigiladas en todo momento por dos hombres, además de ser amenazadas con hacerle daño a sus familias en sus países de origen, si no cumplían con el pago de la deuda.

Las mujeres eran obligadas a tomar anticonceptivos para controlar su periodo menstrual, y no podían negarse a mantener relaciones sexuales con ningún cliente, llegando a atender en algunas ocasiones a 20 clientes diarios y hasta 45 en un fin de semana.


Las mujeres eran trasladadas dos días a las semana a un bar en la localidad de San Isidro, donde captaban clientes que se llevaban al cortijo donde vivían para finalizar el servicio. 


Con la investigación, encartada dentro de la "Operación Fresote", se ha logrado detener a tres personas, una mujer y dos hombres, imputados de los delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual y delitos relativos a la prostitución. Uno de los detenidos ha ingresado en prisión por orden del Juzgado que se ocupa de la causa.




El teléfono contra la trata: 900 10 50 90 no refleja la llamada en la factura

Esta operación se enmarca dentro del Plan de la Policía Nacional contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual. La Policía Nacional cuenta con la línea telefónica 900 10 50 90 y un correo electrónico [email protected] para facilitar la colaboración ciudadana y la denuncia, anónima y confidencial, de este tipo de delitos, no quedando reflejada la llamada en la factura telefónica. 

 

para ti

en destaque