Fines

Sin indulto para Juan Pedro: “Va a ir a la cárcel un padre de familia ejemplar”

Si nada lo remedia, el vecino de Fines entrará en prisión en noviembre por una pelea en 2009

Captura de pantalla del reportaje emitido en Canal Sur.
Captura de pantalla del reportaje emitido en Canal Sur. La Voz

El pasado viernes 4 de septiembre llegó la confirmación: "No hay indulto". Y desde ese día el mundo se le ha venido encima como nunca hasta ahora a una familia de Fines, la formada por Juan Pedro Gallego y Carmen María Cruz, que ha visto cómo una pelea ocurrida en 2009 y por la que fue condenado a tres años de cárcel se convierte, 11 años después, en la entrada en prisión de un padre de familia que acaba de tener al segundo de sus dos hijos hace tan solo dos meses.


Pero no ha habido "perdón" para Juan Pedro Gallego y si nada ni nadie lo remedia el próximo mes de noviembre deberá entrar en prisión, algo que hará voluntariamente Juan Pedro. "Va a ir a la cárcel un padre de familia ejemplar", denuncia la mujer de Juan Pedro mientras saca fuerzas de donde apenas quedan ya. "Tiene 37 años, 18 años cotizados a la seguridad social, 16 de ellos en la misma empresa. Hemos recogido más de 6.000 firmas y se han celebrado tres plenos extraordinarios en el Ayuntamiento de Oria, en el de Macael y en el de Fines, para pedir el indulto. Pero nos lo han denegado y nos han destrozado la vida", cuenta entre lágrimas una mujer desesperada porque no quiere ver cruzar la puerta de la prisión al hombre que mantiene su casa, a su hijo de dos meses y al otro de tres años: "Van a arruinar a esta familia y yo ya no sé qué podemos hacer más", explica.


La situación en la que vive permanentemente Juan Pedro Gallego, tal y como contó LA VOZ hace ahora seis meses, es la de un hombre con "miedo" y al que la "depresión" y la "angustia" están haciendo mella, pues ni él, ni su familia, ni sus vecinos se explican cómo una pelea ocurrida en una discoteca de una pedanía del municipio de Oria y en la que Gallego asegura que solo "se defendió", ha podido acabar, "11 años después, una eternidad después", lamenta el matrimonio, en la denegación del indulto, es decir, de prácticamente toda posibilidad de evitar entrar en prisión durante los tres años a los que fue condenado.


La condena

Los hechos se remontan a 2009, cuando durante una noche de fiesta, Juan Pedro Gallego, que contaba entonces con 26 años, se vio envuelto en una pelea en la que se defendió "con un taburete" de un hombre que iba a agredirle. "Yo nunca le ataqué, solo lo puse delante para protegerme de su agresión, porque venía a pegarme", explica Gallego. Ese hombre sufrió, tal y como recoge la sentencia, lesiones "permanentes en un ojo", por las que, en 2018, nueve años después, Gallego fue condenado a seis años de prisión, pena que se rebajó hasta los tres por el Tribunal Supremo.



Tras este periplo de una década de "incertidumbre, miedo y depresiones", tanto para Juan Pedro como para el resto de su familia, el pasado 4 de septiembre llegó la denegación del indulto y ahora quedan dos posibilidades, solo una de ellas salvaría a Gallego de entrar en prisión.


"Tenemos que pagar 60.000 euros como responsabilidad civil y nosotros no tenemos ese dinero. Ya hemos empezado a pagar la cantidad que nos piden de responsabilidad civil, porque en ningún momento nos hemos negado, pero si Juan Pedro entra en prisión cómo la pagamos, si él no va a poder trabajar estando en la cárcel. La prisión está para la reinserción y mi marido no necesita ninguna reinserción puesto que está perfectamente insertado en su trabajo en su vida y con su familia. Hemos pedido la ayuda de la ciudadanía para recaudar una cantidad de dinero que no tenemos ahora mismo para ir haciendo frente a la responsabilidad civil y con ello poder conseguir el tercer grado penitenciario. Hemos abierto una cuenta solidaria en ayuda a Juan Pedro y una rifa de cara a la Lotería de Navidad, que todo el dinero irá destinado íntegro al número de cuenta del juzgado", explica Carmen.


"Si entra en prisión, va a ir a la cárcel un padre de familia ejemplar que no necesita ninguna reinserción y al que le van a destrozar una vida familiar y social que es la de cualquier hombre de su edad, amigo de sus amigos, al que quieren sus vecinos, al que defienden en su trabajo, donde lleva 16 años seguidos. Esto es una auténtica desgracia", cuenta con rabia Carmen, quien remarca que si nada cambia, Juan Pedro se presentará voluntariamente en prisión el próximo mes de noviembre.

 

Temas relacionados
Fines Tribunales Sucesos en Almería Macael Oria

para ti

en destaque