Tres grandes proyectos para asegurar un prometedor futuro a Calar Alto

El observatorio ameriense actualiza Carmenes para ampliar su búsqueda de planetas habitables

Imagen de archivo del Observatorio de Calar alto, en la provincia de Almería.
Imagen de archivo del Observatorio de Calar alto, en la provincia de Almería.

El Comité Científico Asesor del Observatorio de Calar Alto (Almería), formado por un grupo de expertos internacionales de reconocido prestigio en diversas áreas de la astrofísica, ha seleccionado los proyectos de legado y las propuestas de instrumentación de nueva generación que marcarán la línea científica y tecnológica del observatorio en los próximos años. 


Es el resultado de un llamamiento a la comunidad astronómica internacional para la presentación de proyectos científicos y tecnológicos que contribuyeran a mantener el nivel de excelencia del observatorio realizado el 20 de noviembre de 2019. Tras la evaluación de más de una decena de propuestas presentadas por diferentes colaboraciones internacionales, el comité ha recomendado la puesta en marcha de tres ambiciosos programas observacionales de legado - CAVITY, KOBE y CARMENES+ - para ser ejecutados en el telescopio de 3.5 metros del observatorio. 

 

Diseños

Además, ha preseleccionado los diseños conceptuales de TARSIS y GAMAICA, dos instrumentos de nueva generación, ambos coliderados por investigadores del Instituto de Astrofísica de Andalucía. Tras la denominada fase de estudio de viabilidad, el Comité Ejecutivo del Observatorio de Calar Alto seleccionará uno de ellos para su desarrollo e instalación en el telescopio de 3,5 metros.



Según Jesús Aceituno, director del Observatorio de Calar Alto, el comité quedó muy impresionado por el número y la calidad de las propuestas recibidas, que “demuestran que Calar Alto permanece como pieza fundamental en la astronomía internacional y como motor para el desarrollo de tecnología puntera con fuerte retorno científico, económico e industrial”.

 

Legado

Siguiendo las recomendaciones del comité, Calar Alto dedicará en los próximos años más de 100 noches de observación cada semestre a tres nuevos y ambiciosos cartografiados para ser realizados con la instrumentación disponible en el telescopio 3.5m.


Uno de estos programas – liderado por la Universidad de Granada -  será CAVITY (Calar Alto Void Integral-field Treasury surveY), un exhaustivo muestreo de las galaxias que pueblan las zonas más vacías del universo local - los “voids” -, empleando para ello el espectrógrafo de campo integral PMAS, situado en el telescopio de 3.5 metros.


Por su parte, KOBE (K-dwarfs Orbited By habitable Exoplanets), encabezado por el Centro de Astrobiología, utilizará CARMENES, un espectrógrafo visible e infrarrojo codesarrollado por el IAA-CSIC, para detectar y caracterizar exoplanetas potencialmente habitables en una gran muestra de estrellas enanas tipo K, de masa intermedia entre el Sol y las estrellas más frías.


Precisamente, en el instrumento CARMENES (Calar Alto high-Resolution search for M dwarfs with Exoearths with Near-infrared and optical Échelle Spectrographs) se llevará a cabo una actualización para perfeccionar aún más la extraordinaria estabilidad de su canal infrarrojo. Esta mejora instrumental, denominada CARMENES+, permitirá ampliar su exitosa búsqueda de planetas rocosos a una nueva y extensa muestra de estrellas enanas rojas tipo M, además de afinar su capacidad de detección y caracterización de posibles atmósferas similares a la Tierra.  


Así, los resultados de estos tres cartografiados serán públicos para toda la comunidad astronómica. “Los cartografiados de tipo legado son la continuación de la gran experiencia que el observatorio tiene desde hace más de una década en este tipo de grandes programas, desde el pionero ALHAMBRA, hasta los exitosos CALIFA y CARMENES”, concluye aceituno.

 

Temas relacionados
Astronomía

para ti

en destaque