“En los entierros es muy duro ver la impotencia y el dolor de los familiares”

El párroco de Mojácar, Turre, Bédar y Los Gallardos ha apostado por las redes sociales

Miguel José de la Santa Cruz en la parroquia junto al ordenador.
Miguel José de la Santa Cruz en la parroquia junto al ordenador.

Derrocha implicación. Administra cada minuto al tener mucha responsabilidad con cuatro pueblos a su espalda. Miguel José de la Santa Cruz Esteban Jerez (Canjáyar, 1971), inició su carrera universitaria en la escuela de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Granada. Tras cursar los seis años de Filosofía y de Teología, fue ordenado sacerdote en 2005 en por el Obispo de Almería Adolfo González. Una biografía muy rica que dice la valía del Padre Miguel que sigue prestando atención a sacerdotes vinculados con Los Gallardos como Esteban Belmonte y Francisco Alarcón.


- ¿Qué nos estás pasando? 

En las primeras intervenciones el Papa Francisco dijo una frase que me hizo mucho que pensar: “el hombre puede perdonar, pero la tierra no perdona”. Quizás todo esto está sucediendo por un uso desmesurado incontrolado de la naturaleza. Ya me lo dijo mi vecina: “esto ha venido pa frenarnos, que íbamos muy rápido y sin miraaaaar”. 

 



- ¿Cómo descubrió las redes sociales para que le ayuden en este confinamiento?

Cada día me sorprendo el poder que tienen las redes sociales y cómo podemos llegar a muchísimas personas que cotidianamente no suelen venir a la Iglesia. Así nos dijo un obispo de España que las redes sociales o el Internet en general son el Sexto Continente y que debemos de cuidar.


- ¿Qué le piden sus feligreses en unos momentos en los que se aprecia el conocimiento científico?

Muchos me llaman para preocuparse por mí y cuando yo les llamo me dicen que siga rezando y que les alegra mucho que les llame, lo agradecen de todo corazón, y como no, me piden que rece para que pronto acabe todo esto. Soledad, incertidumbre y lo peor la enfermedad e incluso la pérdida de seres queridos no pudiendo ser acompañados hasta el final.


- Llevar cuatro pueblos y dejando una sonrisa habla a las claras que su vocación solidaria es de verdad. Relate experiencias.

Positivas: diría que muchas personas han despertado su capacidad de ayuda, de entrega y solidaridad por las más necesitadas, colaborando desde haciendo mascarillas, repartiendo alimento, etc. Pero añadiría que las familias se han acercado más a pesar de no poder hacerlo físicamente. Negativas: El sufrimiento de muchas personas, la soledad, el miedo, el no saber con certeza que va a pasar. En los entierros es muy doloroso la impotencia que siente los familiares, lo vivo muy de cerca y sufro mucho.


- ¿Qué debemos olvidar y con qué nos quedamos?

Olvidar: tanto miedo, tanta impotencia, tanto dolor no compartido y, en definitiva, tanto sufrimiento. Quedarnos: como se han valorado cada día más a los sanitarios y demás profesionales del frente de batalla y en ellos me gustaría resaltar a los sacerdotes por su entrega silenciosa. 


- Su voz y la puesta musical en escena es muy elogiada, ¿dónde empezó todo? 

Siempre me ha gustado cantar. Ya desde pequeñito iba al Coro de Canjáyar y he ido aprendiendo en mis tiempos de Granada y en el Seminario. Y se me ha dado bien rodearme de personas con mucha exigencia en los temas culturales.

 

Temas relacionados
Redes sociales Obispado de Almería Confinamiento Internet Entrevistas

para ti

en destaque