El aire de levante adelanta los calores veraniegos en casi toda la provincia

Mayo se estrena con altas temperaturas que subirán de los 30 grados también en el interior

Termómetro en la Puerta Purchena.
Termómetro en la Puerta Purchena. La Voz

Acabamos de despedir un mes de abril que, sin estridencias tampoco, ha sido más húmedo de lo habitual por estas tierras. Y ha llegado mayo y con él un calor que, sin ser una rareza, sí ha sorprendido a los almerienses por su intensidad.


Y así, casi de un día para otro, los termómetros se han ido en busca de los treinta grados y hoy lunes apretará, sobre todo en el área de Almería capital y municipios próximos. La ‘culpa’ la tiene el viento de levante que, como es habitual, colocará los termómetros en treinta grados con mucha facilidad en amplias zonas de la provincia.


La ‘culpable’  Eduardo Romay, analista climático del colectivo almeriense Cazatormentas, explica que, en general, la actual situación meteorológica viene causada por la presencia de una vaguada fría en el Atlántico que ocupa la zona típica del anticiclón de Azores, “con lo que está impulsando una masa bastante cálida de aire subtropical continental -o sea, de origen norteafricano- sobre la península. Seguramente no haya cambios significativos en la situación hasta el próximo fin de semana, veremos...”


La previsión indica que durante casi toda esta semana se rozarán los 30 grados en todo el interior provincial, incluso en puntos como Abrucena, localidad situada a casi mil metros de altitud. En las zonas de costa las máximas serán algo más contenidas, pero alcanzando en cualquier caso los 25 grados o superándolos en las horas centrales del día, y con picos como esos más de treinta grados que soportará la capital durante este lunes y que quizás se prolongue hasta el martes.



Es el primer golpetazo importante preveraniego, o de mediados de primavera que, según Romay “no es que sean muy frecuentes, pero tampoco podemos considerarlos excepcionales”, y apunta que el sol y el calor le vienen bien al campo que lleva casi dos meses sin recibir mucho sol “y podría ser un aliado para frenar la expansión del virus SARS-Cov-2 que tanto mal nos está haciendo”.


En cuanto a las lluvias de abril, se cumplió el refrán de ‘en abril aguas mil y todas caben en un barril’ ya que, aunque llovió muchos días, las cantidades son pequeñas.

 

Temas relacionados
Abrucena Lluvias

para ti

en destaque