Detenido un varón por amenazar y agredir a su pareja y conducir ebrio en Pulpí

La mujer tuvo que refugiarse en el interior de la clínica Vitaluna por miedo a su agresor

Imagen de archivo de un coche de Policía Local.
Imagen de archivo de un coche de Policía Local. La Voz

La rápida actuación de la Policía Local de Pulpí y la alarma lanzada por un vecino fueron las claves para evitar que un nuevo caso de violencia de género acabara de la peor manera en la provincia.


En torno a las 20:30 horas de ayer, el puesto de Policía Local del municipio pulpileño recibió la llamada de un vecino que alertaba de un caso de violencia de género en pleno centro del municipio. Según fuentes policiales, la llamada describía una situación dramática: un hombre ebrio, de 47 años de edad, amenazaba a su pareja, de 50, quien se encontraba refugiada en el interior de la clínica Vitaluna, ubicada en la calle Los Olivos del municipio del Levante.


Hasta el lugar de los hechos llegó una patrulla de la Policía Local, quienes atendieron a la mujer, que les describió al supuesto agresor, ambos vecinos del municipio de Pulpí, que, según el relato de la víctima, la había amenazado y empujado justo antes de que esta se refugiase en la citada clínica.


Detención

Tras la descripción aportada por la víctima, la pareja de agentes comenzó a buscar al supuesto agresor, un varón, que responde a las iniciales de E.R.V.O., y que en el momento de los hechos, apuntó la mujer, estaba en estado de embriaguez y conducía un coche modelo Opel insignia de color rojo.



Captura de pantalla de la calle Los Olivos en Google Maps, donde la víctima se refugió.
Captura de pantalla de la calle Los Olivos en Google Maps, donde la víctima se refugió.Google Maps


Así, los agentes de la Policía Local consiguieron en escasos minutos localizar al supuesto agresor, quien, efectivamente, fue reclamado por los agentes cuando conducía el vehículo descrito por la víctima. Tras su localización, el conductor fue sometido a la prueba de alcoholemia, a la que dio positivo, y detenido por los agentes de la Policía Local, quienes avisaron a la Guardia Civil, que fue la encargada de trasladar al agresor hasta dependencias policiales acusado de un delito de violencia de género y de conducir bajo los efectos del alcohol.


La víctima tuvo que ser atendida por personal médico, que redactó un parte médico por un posible caso de violencia de género. Por su parte, el varón pasará a disposición judicial.


2.150 casos de violencia de género

Los hechos ocurridos en Pulpí suponen el último caso de violencia de género conocido en la provincia, donde a lo largo de todo el pasado año 2019 se registraron un total de 2.150 casos activos, un 10,8% más de los registrados en 2018, según los datos hechos públicos por la Unidad contra la Violencia sobre la Mujer de la Subdelegación del Gobierno en Almería.


En 2019, según la memoria anual de la Unidad, un homicidio fue calificado como violencia de género en la provincia. Desde 2003 se han contabilizado un total de 37 homicidios -35 mujeres y 2 menores-, en Almería, cifra que supera el millar -1.033 y 34 niños- en el total nacional.


En este pasado año, un total de 1.025 mujeres víctimas de violencia de género se incorporaron en Almería al Sistema de Seguimiento Integral en los casos de Violencia de Género (Sistema VioGen) de la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior. Desde su puesta en marcha, en 2007, 13.432 las mujeres han contado con esta protección y seguimiento.


Riesgo

Estos casos requieren una protección y seguimiento de la víctima por parte de Policía Nacional, Guardia Civil y Policía Local -en aquellos municipios adheridos a la red VioGen-, en función al nivel de riesgo para la integridad física y psíquica de la mujer amenazada. Entre los casos activos a fecha 31 de diciembre de 2019, 8 tenían riesgo de reincidencia extremo o alto, 113 medio y 780 riesgo bajo.

 

más leídas

últimas de Provincia

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería