Carboneras

Incertidumbre entre los trabajadores de la central

“Esto ya era algo previsible”, ha dicho el responsable sindical Antonio Rodríguez

Manifestación en Carboneras contra el cierre de la central.
Manifestación en Carboneras contra el cierre de la central. La Voz

El secretario general de la sección sindical de UGT Endesa en Almería y representante del comité de trabajadores de la planta Litoral de Carboneras, Antonio Rodríguez, ha señalado al clima de "incertidumbre" que se ha generado entre la plantilla de la central tras el anuncio de cierre por parte de la compañía y pese al plan diseñado por la eléctrica para recolocar a empleados y generar nuevos puestos de trabajo.


"Esto ya era algo previsible", ha reconocido en declaraciones a Europa Press el responsable sindical, quien ha explicado que en los últimos meses se ha abordado con la empresa las salidas "menos gravosas" para los 113 trabajadores de la central una vez que se anunció en septiembre el cese temporal de la actividad ante el incremento en el precio de los derechos de CO2, aunque la clausura de la planta afecta también a personal de diferentes contratas.


Rodríguez, quien ha recordado que el anuncio de cierre podría ser "reversible" dado que está aún está "supeditado" a la rentabilidad que arrojen las pruebas de biomasa que realiza la empresa, ha apuntado que próximamente habrá una reunión del comité de empresa en la que "unificar criterios" ante este "hito" que Endesa tenía intención de materializar antes de que finalizara el año, según ha indicado.


Con ello, ha destacado que la "incertidumbre la plantilla" se centra ahora en cómo se llevará a cabo la recolocación de personal propio con la futura instalación de parques eólicos y solares proyectados por la compañía y en ver "cuánto personal puede asumir" tras el desmontaje de la planta y la construcción de nuevas estructuras. "Es algo que se tiene que hablar largo y tendido", ha apostillado.


No obstante, ha apuntado que también se está pendiente de rubricar un acuerdo voluntario de salidas y de garantía de empleo, incluido en el un proceso de arbitraje del convenio, que daría nuevas posibilidades a los trabajadores con edades a partir de 55 y 60 años. "Ese acuerdo está pactado pero no rubricado", ha dicho Rodríguez, quien espera que pueda finalizarse antes de febrero de 2020.


Según el plan trazado por Endesa, se prevé respetar el puesto de trabajo de los 113 empleados de la central. En concreto, se abrirá un proceso de recolocación y ya se han iniciado medidas formativas para mejorar la capacitación técnica de los empleados, que también se tendrán en cuenta para las labores de desmantelamiento de la central y futura operación y mantenimiento de los nuevos parques renovables.


Respecto a las empresas auxiliares que prestan actualmente servicio para la planta de Carboneras, Endesa priorizará la contratación de personas del entorno para acometer los trabajos de desmantelamiento de la planta una vez sea aprobada la solicitud, así como en el desarrollo de las nuevas instalaciones renovables que se propone llevar a cabo en la zona.


Para esas personas están previstos programas adicionales de formación que se implantarán para la generación de empleo local. Asimismo, la compañía fomentará, para la ejecución de sus nuevos proyectos renovables, la compra de materiales a proveedores locales que impulsen el desarrollo industrial verde de la zona.


Para el desmantelamiento de las instalaciones de la central de Carboneras (que cuenta con dos grupos de generación), se estima una duración de tres años, tras unos 18 meses de trabajos de preparación, que generarán unos 110 empleos directos con picos de trabajo de hasta 160 personas.


Asimismo, el plan para esta central incluye elevadas inversiones en nuevos proyectos de energías renovables. Concretamente, Endesa tiene interés en la construcción en la provincia de parques solares fotovoltaicos y eólicos con una potencia de más de 1.520 megavatios, con una inversión estimada de más de 1.200 millones de euros, que generarían unos 700 empleos directos de media anual durante los seis años de la fase de construcción y 110 para la operación y mantenimiento de la planta durante los siguientes 25 años.


De esta capacidad, ya hay 250 megavatios con conexión confirmada por REE. Además, se contemplan otros 2.535 megavatios renovables en el resto de Andalucía en el periodo 2020-2026. En total, se estima que estos más de 4.000 megavatios en Andalucía supondrán una generación de cerca de 1.700 empleos de media anual en los seis años de la fase de construcción, con una inversión total de más de 3.000 millones de euros.

 

más leídas

últimas de Provincia

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería