El Poniente implanta una técnica no invasiva para tratar hernias inguinales

Los pacientes se recuperan con rapidez, sin molestias y en muchos casos, sin medicación

Miembros  de la Unidad de Cirugía junto al director del centro, Pedro Acosta y el delegado, Juan de la Cruz.
Miembros de la Unidad de Cirugía junto al director del centro, Pedro Acosta y el delegado, Juan de la Cruz. La Voz

La hernia inguinal es una de las patologías más frecuentes que ocasiona numerosas molestias abdominales y que además tiene un alto impacto sobre la salud de quienes la padecen. De hecho, se posiciona como una de las causas más habituales de inclusión en las listas de espera para ser intervenido quirúrgicamente. Por ello, debido a su alta frecuencia y las molestias que genera su operación, en el Hospital de Poniente han puesto en marcha una nueva técnica que simplifica el procedimiento y es mucho menos invasiva. Se trata de la operación de Hernia Inguinal mediante Laparoscopia.


Hasta el momento, el sistema empleado para eliminar o reparar la hernia era la conocida como ‘técnica abierta’. Es decir, a través de una incisión profunda se accede a la zona afectada y se coloca una malla para reparar el defecto. Si bien este método es totalmente efectivo, genera mayores molestias al paciente, pues tarda más tiempo en recuperarse y requiere más analgésicos, además de los riesgos de infección que conlleva cualquier herida con puntos. 


Con respecto a la aplicación de esta técnica, se trata de una novedad en toda la provincia que sólo se está poniendo en marcha en el Hospital de Poniente y su impulsor y responsable es el doctor José Antonio Córdoba, quien explica que “tras aprender gracias a médicos de otras provincias lo efectiva que puede llegar a ser en este caso la Laparoscopia, me plantee la posibilidad de comenzar a implantarla aquí”.


Además, también destaca José Antonio Córdoba que las hernias pueden resurgir fácilmente, por lo que “volver a intervenir por vía abierta en pacientes que ya han sido operados, o los casos en los que el defecto tiene que abordarse de forma bilateral, supone  un aumento de las posibilidades de fracaso”, es decir, que el abordaje laparoscópico también ofrece mayores garantías para evitar que aparezca una nueva hernia.


Funcionamiento

Desde el Área de Cirugía explican que el procedimiento es muy sencillo y mínimamente invasivo, de manera que sólo hace falta “una incisión de un centímetro infraumbilical por donde se introduce la cámara laparoscópica y a ambos lados se realizan otras dos incisiones de unos 5 centímetros a través de los que se ejecuta el resto del procedimiento”, explica Córdoba. 


Resultados

Hasta el momento, el Área de Cirugía del Hospital Poniente ha realizado un total de cuatro intervenciones de este tipo utilizando la vía laparoscópica que “han sido todo un éxito”, según el doctor Córdoba. 


De esta forma, el sanitario explica que el siguiente paso es superar la denominada curva de aprendizaje, es decir, “haber comprobado sobre una media de veinte personas que el sistema funciona correctamente”, para después estandarizarlo al conjunto de pacientes con el mismo defecto. De hecho, desde el área se muestran confiados y ambiciosos, pues explica José Antonio Córdoba que “antes de que finalice el año tenemos previsto superar esa curva de aprendizaje, de manera que en enero de 2020 sería posible utilizar este tipo de abordaje en todos los pacientes”.


Así, en menos de un mes quienes padecen esta patología podrán solventarla sin prácticamente molestias.

 

más leídas

últimas de Provincia

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería