Adra

Trabajo de prevención para hacer frente a la oruga procesionaria

Los tratamientos se están realizando en colegios y zonas urbanas con pinos

Desarrollo de los trabajos en Adra.
Desarrollo de los trabajos en Adra. La Voz

El ayuntamiento de Adra está llevando a cabo en los últimos días distintas labores de prevención contra la oruga procesionaria. Estas tareas se centran especialmente en los centros educativos y sus alrededores, así como en diferentes zonas urbanas de la ciudad, especialmente en las que cuentan con pinos, pues este tipo de árbol es una de los principales atracciones para esta plaga. 


En total se está actuando en más de una veintena de espacios del municipio. Asimismo, esta intervención se realizará, también, en los centros educativos, y se llevará a cabo de forma coordinada con los responsables de cada uno de ellos para garantizar la seguridad de los alumnos y alumnas, puesto que se trata de  zonas especialmente sensibles.


Sobre estos nuevos trabajos de prevención ha dicho el concejal de Limpieza Urbano, José Crespo, que “este tratamiento que se está utilizando consiste en la fumigación del arbolado con insecticida para reducir las posibilidades de aparición de esta oruga”. Por lo tanto, como señala Crespo, se trata de unos trabajos que “son fundamentales para romper el ciclo de la procesionaria desde el inicio y evitar que, de haber alguna plaga, llegue al suelo, donde hay mayor probabilidad de que cause problemas”. Y es que no es la primera vez que el ayuntamiento de Adra realiza trabajos para evitar la oruga procesionaria. En varias ocasiones se han desarrollado labores de prevención y tratamiento en las zonas en las que existe una mayor probabilidad de presencia. Asimismo, se realiza periódicamente una revisión ocular de todos los puntos que cuenten con arbolado de tipo pino. 


Por otro lado, el consistorio informa de que la actuación la está llevando a cabo la empresa andaluza de tratamientos de higiene, Athisa, y recuerda que la procesionaria es un lepidóptero que ocasiona daños de consideración en los pinares tanto forestales como en espacios urbanos. Esta plaga, además de causar un grave perjuicio a pinos, cedros y abetos, puede ocasionar en su última etapa larvaria, inconvenientes para la salud de personas y animales.

 

más leídas

últimas de Provincia

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería