Crisis por el agua: se cierra el grifo del Trasvase Negratín-Almanzora

La escasez de lluvias hace que miles de hectáreas dejen de recibir líquido del trasvase

El agua del Negratín ha dejado de llegar al Levante y el Almanzora desde comienzos de este mes de octubre.
El agua del Negratín ha dejado de llegar al Levante y el Almanzora desde comienzos de este mes de octubre. La Voz

Los peores presagios se han cumplido. La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir ha suspendido las aportaciones de agua al Trasvase Negratín-Almanzora como consecuencia del bajo nivel que presentan los embalses de cabecera.


Una situación que desata una nueva crisis hídrica en las comarcas del Levante y el Almanzora aunque por el momento las “reservas de agua” de las que disponen los regantes permiten que el campo pueda seguir respirando y la situación no llegue a ser extrema; algo que no se descarta si no llegan las lluvias y las administraciones no mueven ficha.


Reservas
El presidente de Aguas del Almanzora (entidad responsable de la gestión del trasvase) ha explicado este miércoles en la Cadena SER que las últimas lluvias “trajeron esperanza” pero desde entonces “se ha desaguado la misma cantidad” ya que “si se recogieron doce hectómetros se han desaguado diez u once, por lo que estamos en la misma posición”. Este mismo lunes, coincidiendo con el comienzo del mes de octubre (fecha prevista para la suspensión), se certificó el ‘cierre’ del trasvase por la Confederación del Guadalquivir.


“Vamos a vivir durante un tiempo de reservas que, si se agotan del todo, vendrá lo peor”, añade Serrano. Si octubre era la fecha límite para que los embalses recuperasen el nivel mínimo que permita el trasvase de agua, la llegada de “lo peor”, como lo define Serrano, también tiene un plazo marcado. “Nosotros hemos hecho unas previsiones hasta el mes de enero en las que, teniendo unas restricciones de en torno al 20% de media, poder aguantar”. Si llegado ese mes el agua sigue sin caer en la cantidad necesaria, esto conllevará unos recortes con unos límites “casi insoportables” porque las restricciones ascenderán hasta el “40% o 50% de la capacidad del riego” y esto supondrá “la pérdida de frutales, de plantaciones... un daño muy importante”, advierte Javier Serrano.


Esta no es la primera suspensión del trasvase por los mismos motivos (en 2017 ya se sufrió otra) y la experiencia de los regantes hizo prever esta situación meses atrás, por lo que se pidió colaboración a las administraciones con unas peticiones centradas, entre otras medidas, en autorizaciones para la extracción de agua de pozos. 

“Hay cosas concretadas. Por parte de la Junta de Andalucía se han habilitado unos pozos por vía de emergencia”, adelanta Serrano, por lo que “puede que la próxima semana comiencen las obras” necesarias. Sin embargo, otra de demanda dependiente del Gobierno central y que  gira en torno a las desaladoras sigue si llegar.  Ante la falta de reparación de la desaladora de Villaricos desde que quedó inutilizable en las riadas de 2012, los regantes solicitaron acceder al agua de la desaladora de Carboneras, de la que tiempo atrás dejaron de adquirir agua debido al requerimiento de una “autorización” que sigue sin llegar; algo que “no entendemos”, reconoce. 


Desaladora
El presidente de Agua del Almanzora valora que “la Junta de Andalucía se haya movido con agilidad” para tramitar el documento necesario de cara a esta autorización que “ya ha salido de Almería”, por lo que “puede ser que en pocos días eso nos abra una pequeña ventana porque el 90% del uso de la desaladora está para abastecimiento y la comarca de Níjar, pero aún así siempre sobra alguna agua que puede ser aprovechada”.


De este modo, el campo se encuentra de nuevo ante una situación que afecta a miles de hectáreas y contra la que trabaja a marchas forzadas pese a que, desde hace años, lucha porque las administraciones pongan en macha las herramientas necesarias para que la del agua no se convierta -si es que no lo es ya- en una crisis permanente.

 

más leídas

últimas de Provincia

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería