El 25 de junio, cita clave ante la emergencia por el corte del agua del Negratín

Este mes se reunirán Gobierno central, Junta andaluza y usuarios del trasvase Negratí-Almanzora

Regantes almeriense junto al embalse del Negratín.
Regantes almeriense junto al embalse del Negratín. La Voz

Los regantes del Levante tendrá este mes de junio la oportunidad de transmitir tanto al Gobierno central como a la Junta la crítica situación que pueden vivir agricultores y vecinos de esta comarca si en agosto, tal y como está previsto, se cierra el grifo del trasvase Negratín-Almanzora. Fuentes de la Subdelegación del Gobierno han confirmado que este 25 de junio tendrá lugar una reunión de la Comisión del Trasvase del Negratín-Almanzora, de la que forman parte el Gobierno central, la Junta de Andalucía y los usuarios de esta infraestructura, gestionada por Aguas del Almanzora.


A buen seguro, los regantes trasladarán una vez más sus inquietudes a las instituciones, tal y como han hecho en los dos años anteriores sin que hayan sido escuchadas o, al menos, se hayan traducido en políticas e iniciativas que faciliten recursos alternativos que aseguren el agua en el Levante y el Almanzora cuando se cierra el trasvase debido a los bajos niveles del embalse. Entre las reclamaciones se encuentra la puesta en funcionamiento de la desaladora de Cuevas del Almanzora o el aprovechamiento de la de Carboneras, ambas dependientes del Gobierno central. Mientras tanto, los regantes también han solicitado a la Junta que les conceda el permiso para la explotación provisional de acuíferos en el Alto Almanzora mientras se mantiene esta situación de emergencia.


Campo y abastecimiento humano
El trasvase Negratín-Almanzora es vital para el sector agroalimentario de la comarca del Almanzora porque de él depende el riego de más de 24.000 hectáreas. La paralización del trasvase Negratín-Almanzora ya supuso en el verano del año 2017 que se perdiera casi el 50% de la producción agrícola de la comarca del Almanzora, donde no se pudo sembrar toda la superficie de producción. Además, municipios como Albox u Olula del Río dependen exclusivamente de este trasvase para el abastecimiento humano de agua de calidad.


Hay que recordar que si el trasvase desde el Negratín se suspendiera se sumaría a otras pérdidas como la de los 15 Hm3 para regadío que nunca llegaron a suministrarse de la desaladora de Cuevas del Almanzora, inutilizada tras las inundaciones del año 2012.



 

más leídas

últimas de Provincia

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.