Gádor

La víctima de Gádor recibió un disparo de postas en la cara

Sexta detención por el homicidio en la investigación de la Guardia Civil

Lugar del crimen
Lugar del crimen La Voz

La víctima mortal del tiroteo de la barriada de Ossetia del Norte de Gádor recibió un disparo a bocajarro en la cara, según los informes periciales de la investigación. Juan José C. F. murió de las gravísimas heridas generadas por los impactos de un proyectil de posta detonado con una escopeta recortada. La pieza tenía en su interior pequeñas bolas de plomo que provocan un efecto expansivo y muy dañino.


Un hermano del fallecido, herido en el glúteo, fue capaz de cargar a Juan José C. y llevarlo en un coche hasta el cercano centro de salud de Benahadux. Tenía la cara destrozada por impactos fatales. Los médicos solo pudieron certificar el fallecimiento.


La investigación desarrollada por el Grupo de Homicidios esclareció el suceso en pocos días y arrestó a cinco miembros de una familia. El primer detenido se entregó la misma noche del 10 de mayo, identificado por la Guardia Civil y presionado para desistir de su fuga. Iván F. S. de 23 años se presentó en el cuartel.


Cinco días después fueron arrestados sus padres y dos hermanos en una operación con la UCO en Figueras (Gerona), gracias a las gestiones iniciadas por el Grupo de Homicidios de Almería. Allí se hallaron dos pistolas, pero ninguna escopeta similar a la usada en el disparo, según la información que facilitó la Comandancia de Almería.


Los cuatro detenidos acabaron en prisión provisional en Figueras por presuntos delitos de homicidio consumado, dos homicidios en grado de tentativa, contra la salud pública y tenencia ilícita de armas. Recientemente han sido trasladados a otro penal.


Ahora bien, existe un sexto detenido identificado como M. Según fuentes del caso consultadas por LA VOZ DE ALMERÍA, el varón se entregó más de una semana después, aunque estaba en el punto de mirada de los agentes desde el principio de las pesquisas. El Juzgado de Instrucción número Cinco de Almería ordenó su ingreso en prisión provisional, aunque habría negado su participación en el tiroteo.


El sospechoso se encontró en el punto de mira desde el inicio.Se sabía acechado por la Guardia Civil. Finalmente se entregó con la esperanza de eludir las acusaciones de participación en los disparos. Según fuentes jurídicas, la mayoría de los detenidos en la operación no han prestado declaración en sede policial, una estrategia muy común en casos de esta magnitud.


Oficialmente la Guardia Civil vinculó el tráfico de marihuana con el suceso. En Almería se detectaron cuatro plantaciones de cannabis y en el registro de Gerona se hallaron seis kilos de hojas listas para la venta.

 

más leídas

últimas de Provincia

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.