Olula del Río

La crisis dentro de la Policía Local deja a Olula del Río con solo dos agentes

Un enfrentamiento entre el jefe de policía y casi todos los agentes deja el servicio en mínimos

Jefatura de la Policía Local de Olula del Río.
Jefatura de la Policía Local de Olula del Río. La Voz

La crisis abierta en la Policía Local de Olula del Río ha dejado a su plantilla con tan sólo dos agentes para cubrir el municipio. Los desencuentros entre el jefe de policía y casi la totalidad de la plantilla han motivado que tres de los siete agentes estén en comisión de servicio y otros dos de baja médica.


Este panorama en una plantilla bajo mínimos hace que el municipio se quede sin servicio “durante algunas tardes-noches” e incluso durante fines de semana al completo, según confirman agentes de la Policía Municipal olulense. 


Origen en 2011
Pese a que ha sido ahora cuando han salido a relucir las diferencias, estas se remontan al año 2011 tras la llegada del nuevo jefe. Ahora, el 90% de los agentes se encuentran en comisión de servicio o de baja “debido al acoso y agravio comparativo sufrido por el que ocupa actualmente el puesto de jefe”, denuncian a este periódico profesionales afectados así como desde el Sindicato Independiente de Policía de Andalucía. Entre los agravios se encuentra la prestación de servicios nocturnos que dejaron de cubrir los dos agentes que siguen en activo en Olula, según miembros del mismo cuerpo.


De hecho y pese a esta circunstancia, con el resto de servicios extraordinarios a los que sí acude el mando superior, éste llegó a embolsarse alrededor “de 3.000 euros” al año más que el resto, afirman. Por el contrario lamentan que “ha llegado a poner al mismo agente a cubrir cuatro noches consecutivas”.  Cabe recordar que el máximo de horas extra está situado en las 80 anuales, mientras que miembros de la Policía Municipal han llegado “a superar con creces en algunos años más de 250 horas extra”, que tienen una retribución de 25 euros por hora.


Los hechos denunciados van más allá al señalar que incluso “abandonó el servicio utilizando el vehículo policial” en en 2017 para realizar “actos que no guardan relación con sus cometidos”. Los agravios comparativos no se limitan a los turnos sino que afectarían también a campañas especiales como las de la DGT, que según las mismas fuentes siempre “recaen en los mismos agentes y en el mismo turno de trabajo, ordenando a estos que se mantengan durante tres horas en un punto fijo sin peatones ni tráfico rodado”. Por el momento, aseveran miembros de la plantilla, el Ayuntamiento se estávaliendo de agentes de otros municipios para suplir las ausencias. 


¿Cobrar sin trabajar?
Del mismo modo, agentes en situación de baja laboral y en comisión de servicios alertan de que se han cambiado sin aviso previo las claves “para el acceso a la telefonía móvil” y otros equipos informáticos para que los agentes “no accedan a aplicaciones de vigilancia y localización” para “controlar a los agentes”.


“Hay horas que se han llegado a cobrar incluso sin trabajarlas, cuando un agente en concreto se encontraban a kilómetros de distancia”, asegura otro de los policías. La lista de denuncias prosigue con otras afirmaciones como el retraso “en más de un año” de solicitudes “de material de trabajo”; ordenar horas extra cuando estas “son voluntarias” o “proponer a la alcaldía la apertura de un expediente disciplinario sin causa”. Graves acusaciones que exhiben una situación insostenible en el seno de un servicio imprescindible para la seguridad de los vecinos.


Escritos alcalde "sin respuesta"
Desde el Sindicato Independiente de Policía recuerdan que han presentado sus quejas al alcalde, Antonio Martínez Pascual (PP), en “más de 15 escritos”. Sin embargo, censuran que éste “ha optado por la inactividad” decidiendo “incorporar a agentes de otros municipios” pagando “25 euros la hora”.



 

más leídas

últimas de Provincia

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería