El Ejido

Guardia Civil ‘adiestra’ a los sanitarios para evitar y defenderse de agresiones

Distrito Poniente ha organizado un curso con claves sobre cómo actuar en situaciones de riesgo

Guardia civil y técnicos de prevención han colaborado en la formación.
Guardia civil y técnicos de prevención han colaborado en la formación. La Voz

El Distrito Sanitario Poniente ha puesto en marcha el curso ‘Prevención y actuación ante agresiones a profesionales sanitarios’. Se trata de una iniciativa, en colaboración con la Comandancia de la Guardia Civil de Almería, dirigida al personal sanitario con el objetivo de formar a estos frente a posibles agresiones en sus puestos de trabajo.


El contenido del curso está compuesto esencialmente por estrategias de actuación frente a situaciones de riesgo e información sobre el ‘Plan de Prevención y Atención a las agresiones de los profesionales del Sistema Sanitario de Andalucía’.


Las sesiones formativas se han desarrollado en Almerimar, en el Aula Formativa de la que dispone el Distrito Poniente, y han contado con la participación de técnicos de la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales, así como agentes de la Guardia Civil de Almería.


Pese a la existencia de un Plan de Prevención elaborado desde la Junta de Andalucía, gran parte de los sanitarios desconoce el modo de proceder ante situaciones cada vez más frecuentes. Por este motivo, el primer objetivo de la formación consiste en dar a conocer de manera detallada cuáles son las medidas que éste contempla. No sólo es importante saber de qué manera actuar en ese mismo instante, sino que los centros deben disponer de medidas de alerta, adecuar sus infraestructuras y proporcionar asistencia médica y psicológica a los afectados.


Por otro lado, la Guardia Civil se encargó de explicar las medidas de protección jurídica y penal que asisten al personal sanitario.


Y con respecto a las jornadas organizadas por el Distrito Sanitario Poniente, su directora, Juana Montoya, ha querido destacar “el elevado grado de satisfacción de los participantes, todos ellos trabajadores con distintos categorías profesionales”.


Delito de atentado
El Tribunal de Justicia recoge la agresión e intimidación contra los profesionales médicos del servicio público durante el ejercicio de sus funciones como un delito de atentado. De hecho, se trata de un delito que puede conllevar una pena de prisión de entre uno y tres años.


Desde la Consejería de Salud de Andalucía se emite un mensaje de condena contra todo tipo de violencia, ya sea  física o verbal, e indistintamente de si se produce dentro o fuera de los centros sanitarios públicos. Por ello, y en consonancia con dicha condena, la Junta desarrolló el Plan de Prevención y Atención. Un plan que recoge medidas de prevención como: instalación de cámaras de videovigilancia, timbres de aviso o guardias de seguridad.


Crece el número de ataques en Europa

Las agresiones a profesionales sanitarios de toda Europa están creciendo en número, por ello el Centro Europeo de Órdenes Médicas (CEOM) aprobó en su última sesión plenaria la ‘Declaración Madrid’. Se trata de un llamamiento a los Estados Miembros para que adopten medidas y sistemas de actuación que frenen este problema.


Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.