El Ejido

Detenidos un hombre y un menor por un cultivo acelerado de marihuana en El Ejido

La compañía Endesa solicitó apoyo policial para cortar la luz enganchada de forma ilegal

Un agente observa uno de los cultivos de marihuana.
Un agente observa uno de los cultivos de marihuana. La Voz

Agentes de la Policía Nacional en El Ejido han desmantelado simultáneamente dos puntos negros de cultivo acelerado y distribución de marihuana, uno en la Avenida de la Luz y otro en el barrio de Pampanico. Hay dos detenidos, ambos de origen español, un hombre de 52 años y un menor de 17 años de edad, los cuales regentaban y cuidaban de los cultivos. Los agentes realizaron dos registros donde intervinieron un total de 322 plantas de marihuana y 400 gramos de cogollos de cannabis sativa, entre otros efectos.

Las investigaciones se iniciaron a primeros del mes de noviembre, cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de varios inmuebles en diferentes puntos de la localidad ejidense y que se habrían habilitado para el cultivo acelerado y venta de marihuana. Fruto de las primeras pesquisas, los investigadores descubrieron que se trataba de dos viviendas, una en la Avenida de La Luz y otra en el barrio de Pampanico, concretamente en la calle Barrio de los Carpinteros.


Paralelamente a las investigaciones, se recibió comunicación por parte de la compañía eléctrica Endesa, en la que se solicitaba apoyo policial para realizar unas mediciones y corte de suministro en unas viviendas con enganche ilegal de un bloque sito en la Avenida de la Luz.


Como consecuencia de las pesquisas policiales, y como punto final a las investigaciones desarrolladas, se pudo identificar a los propietarios de las viviendas y como consecuencia de ello, a los responsables de los cultivos.


Finalmente, tras establecer diversos dispositivos de vigilancias, los agentes realizaron dos entradas y registros en la mismas, donde localizaron dos cultivos intensos de marihuana.


Fruto de los dos registros practicados entre la zona centro y sur, los agentes desmantelaron dos cultivos hidropónicos de marihuana con 216 plantas y 400 gramos de cogollos de la misma sustancia en una vivienda. Y en la vivienda del Barrio de Carpinteros, otras 116 plantas  y diversos embases de productos fitosanitarios.

Además de un delito contra la salud pública, a los detenidos se les imputa un delito de defraudación de fluido eléctrico, al disponer de la energía necesaria para la prosperidad del cultivo de manera fraudulenta.

Tras la actuación policial, y adoptando las correspondientes medidas de seguridad por parte de agentes de atención al ciudadano, los operarios de la compañía eléctrica procedieron al desenganche ilegal de luz de las viviendas y al restablecimiento normal del suministro eléctrico


Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.