Desprendimientos, inundaciones y rescates: tres días de lluvia incesante

La Policía Local de Los Gallardos rescató a un hombre tras pasar tres horas incomunicado

Vehículo atrapado el domingo por las lluvias en una rambla de Carboneras.
Vehículo atrapado el domingo por las lluvias en una rambla de Carboneras. La Voz

Las lluvias que han caído sobre la provincia en los últimos días de forma constante y en algunos momentos con una gran virulencia han dejado a su paso numerosos incidentes en distintos municipios, afectando sobre todo a los del Levante almeriense. Tan sólo en la jornada del domingo el servicio de Emergencias 112 atendió diecisiete llamadas en la provincia.


Una de las actuaciones más importantes con motivo de las lluvias se produjo el viernes en el municipio de Los Gallardos. Allí, la Policía Local rescató a las 14:20 horas a un hombre que había quedado aislado unas tres horas antes al acudir a un cortijo de la localidad y ante la crecida de la rambla de Las Norias. La Policía Local aseguró al hombre con “cuerdas y ramas” según fuentes de las Fuerzas de Seguridad, para que atravesara el cauce salvando el riesgo de ser arrastrado por el agua.


Garrucha ha sido la localidad peor parada después de que la tromba de agua caída en la mañana del viernes provocara daños en espacios públicos como el colegio ‘Ex Mari Orta’ y sobre todo en las inmediaciones de la playa donde según la alcaldesa, María López, se han producido “los daños más importantes”, ya que se han visto afectadas “varias bajadas, la zona de las duchas y las canalizaciones de agua”.  Más allá de los daños en espacios públicos, algunos particulares también se han visto gravemente perjudicados por las lluvias como en el caso de los vendedores ambulantes del mercado semanal que vieron cómo un torrente de agua se llevaba por delante varios de sus puestos. 


Poniente y Almanzora
En la misma comarca y ya en la noche del domingo, los bomberos tuvieron que rescatar a dos personas, madre e hijo, atrapados en el interior de un vehículo en el cauce de una rambla. Mejor suerte corrieron otras dos personas que tampoco podían salir de su vehículo en Pulpí dada la fuerza del agua y que ésta estaba entrando en el coche. Al final, según informó a LA VOZ el Servicio de Emergencias Sanitarias, los ocupantes pudieron salir por sí solos antes de la llegada de los Bomberos del Levante.



Además, asistieron a varias llamadas por incidentes en otros pueblos; en concreto por anegaciones en locales y garajes de Cuevas del Almanzora, Vera, Garrucha y Pulpí, aunque el servicio de Emergencias 112 también atendió llamadas por incidencias en localidades del Poniente almeriense como Roquetas de Mar y El Ejido, con varias de sus calles inundadas.


Dejando a un lado las inundaciones y los desperfectos en el mobiliario , el agua provocó incidencias en algunas carreteras y otras infraestructuras. En Líjar tuvo lugar el desprendimiento de una ladera de un cerro en Las Huertecicas, afectando a la carretera AL-5100 que conecta Líjar con Chercos, mientras que en Vera fue necesario cortar parcialmente la carretera AL-7107 para realizar las labores de limpieza, al igual que ocurrió en la AL-1202 de Antas. Todas las carreteras provinciales estaban abiertas al tráfico con normalidad en la jornada del lunes.


También en Zurgena, en el Valle del Almanzora, las precipitaciones provocaron cortes en el acceso a la barriada de Chicago debido a las labores de limpieza de esta zona, que al poco tiempo volvió a ser transitable tras las tareas de mantenimiento. 

 

Temas relacionados
Inundaciones Infraestructuras Cuevas del Almanzora Líjar Pulpí Antas Lluvias Los Gallardos Zurgena Chercos Policía Local Carretera Vera-Garrucha Emergencias

para ti

en destaque