Níjar

Piden que el asesino en serie del crimen de Níjar declare por videoconferencia

El acusado de matar a un hombre de 76 años en Cala Rajá está en una prisión de Bélgica

El crimen se cometió en Cala Rajá, una pequeña playa del Cabo de Gata.
El crimen se cometió en Cala Rajá, una pequeña playa del Cabo de Gata. Archivo La Voz

El juez Rafael Soriano ha dictado una orden europea de investigación para que las autoridades judiciales de Lieja (Bélgica) faciliten la toma de declaración por videoconferencia del asesino múltiple Etienne D., quien cumple condena en una prisión de ese país y que en España está siendo investigado como presunto autor de la muerte violenta de Tomás M. L., un hombre de avanzada edad cuyo cuerpo sin vida fue encontrado en noviembre de 2011 en la Cala Rajá, en Níjar.


En el auto, al que ha tenido acceso Europa Press, el titular del Juzgado de Instrucción 5 de Almería pide que se adopten las medidas de ejecución necesarias a fin de proceder a la toma de declaración del investigado, desde la cárcel de Lantin, donde cumple actualmente pena de cadena perpetua.


El juez Soriano ya señaló que, dado el estado de la causa penal que se sigue en su juzgado, “no es posible avanzar más en la instrucción sin tomar de declaración” al investigado.


El abogado que ejerce la acusación particular, José Ramón Cantalejo, llego a interesar que se pidiese a las autoridades belgas la entrega temporal del investigado después de que los informes resultado de las comisiones rogatorias remitidas a las autoridades judiciales de Francia y de Bélgica atestiguaran que estuvo en Almería en las fechas en las que se cometió el crimen.



Trayectoria criminal de Etienne

La trayectoria criminal de Etienne D., de 44 años de edad, comenzó un mes antes de que actuara en Almería. Al menos, los crímenes que se le conocen a este asesino en serie. Por un lado, la justicia francesa le imputa el asesinato, en octubre de 2011, de una mujer de avanzada edad, propietaria de una casa rural y cuyo cadáver apareció en el interior de su domicilio “con signos evidentes de haber sido estrangulada”.
Pero el acusado está condenado desde 2014 a cadena perpetua por un doble asesinato que cometió el 2 de diciembre de 2011, en una pequeña localidad del país, donde quitó la vida a una pareja de avanzada edad, propietaria también de una casa rural. Este crimen se cometió poco después de que presuntamente matara en la playa nijareña de Cala Rajá al ciudadano español Tomás M. L.


Cantalejo detallaba que los informes de las distintas instancias judiciales de Francia y Bélgica, así como de la propia Policía Judicial de la Guardia Civil, señalan que el principal sospechoso, cuyo AND fue encontrado en el volante del vehículo robado de la víctima, estuvo en España y, “más concretamente, en Almería” en las fechas en las que Tomás M.L., de 76 años, fue “vilmente asesinado”.


Así, además de aparecer su rastro biológico en el turismo, que pudo ser localizado en La Junquera (Girona), probarían su estancia en Almería “el uso de una tarjeta de crédito robada a una ciudadana francesa” y el envío de “mensajes telefónicos desde esta ciudad”.


Si bien en un principio se especuló con que el fallecimiento podría haber sido accidental, la autopsia reveló finalmente que había sido una muerte de carácter violento “a consecuencia de un fuerte golpe en la cabeza” con una piedra “que le ocasionó la fractura del cráneo”. así, se determinó que había sido víctima de una agresión que se perpetró de “forma sorpresiva" y “por la espalda”.

La investigación iniciada entonces por la Guardia Civil desveló que Tomás M.L. había salido de su casa muy temprano y que en la cafetería donde desayunó refirió que iba a ir a pescar esa misma mañana. Los agentes que hallaron su cadáver no encontraron en la zona el vehículo con el que se desplazó hasta la playa y que supuestamente le robó el autor del crimen.El turismo fue localizado el 10 de diciembre de ese mismo año por la Policía Nacional,  estacionado en una explanada de La Junquera.


Finalmente, la Guardia Civil logró esclarecer el crimen gracias a lo restos biológicos que en su día recopiló Criminalística del volante del turismo de la víctima que coincidía “plenamente” con el perfil genético de Etienne D.

 

Temas relacionados
Policía Nacional Crimen de Níjar Níjar

para ti

en destaque