Santa Fe de Mondújar

Un viaje en el tiempo hasta la prehistoria bajo las estrellas

El III ‘Anochecer’ en Los Millares trasladó a la Edad del Cobre a medio millar de personas

Un viaje en el tiempo hasta la prehistoria bajo las estrellas
  • Las actividades realizadas durante el ‘Anochecer’ contaron con bailes.
  • La Voz
  • La Voz
  • 21:25
  • 18.06.2018

Este pasado sábado medio millar de personas tuvieron la oportunidad de asistir al ‘Anochecer’ en Los Millares. Una actividad organizada por el Ayuntamiento de Santa Fe de Mondújar y la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía, que cuenta con la colaboración del área de Cultura de la Diputación Provincial; con carácter bienal y gran aceptación que ha cumplido así su tercera edición.


Propuesta cultural donde los asistentes tuvieron que formalizar previamente su inscripción, puesto que el aforo máximo de la Zona Interpretativa de Los Millares es de 500 personas; dejando así, lamentablemente, a unos 200 interesados inscritos en lista de espera fuera. Gran afluencia por la que la organización del ‘Anochecer’ habilitó tres zonas de aparcamiento en las inmediaciones, además de fletar un autobús desde Almería hasta la misma entrada del recinto.

Puesta en valor

A última hora de la tarde, durante la bienvenida a los participantes del ‘Anochecer’, la alcaldesa de Santa Fe de Mondújar, Trinidad Góngora, no quiso perder la oportunidad de agradecer el apoyo de la Junta y de la Diputación para hacer posible una actividad “que pone en valor el yacimiento arqueológico de Los Millares, capital europea de hace 5.500 años, que merece ser Patrimonio de la Humanidad”.


Palabras con las que también dio las gracias a todos los vecinos y colaboradores que, de forma altruista, se volcaron en el evento; al mismo tiempo que lamentaba que no pudiesen asistir todos los interesados en participar al haberse completado el cupo de inscripciones rápidamente.


Intervenciones en las que también habló el delegado de Cultura, Alfredo Valdivia, para elogiar el acierto del ‘Anochecer’ en Los Millares “haciéndolo coincidir con una fecha muy especial como la entrada del solsticio de verano”. Y recordó la gran acogida que está teniendo la aplicación puesta en marcha por la Consejería de Cultura en la que se puede ver una reconstrucción originaria del poblado.

Viaje al pasado

Las actividades arrancaron con la recepción de los visitantes en las inmediaciones de la zona interpretativa del yacimiento arqueológico. Así, nada más llegar todos recibieron una rama de olivo que al término del ritual arrojaron a la hoguera como símbolo de pureza. Noche en la que muchos se caracterizaron con tatuajes y abalorios para disfrutar de unas horas mágicas que conjugaron historia, cultura y naturaleza.


De este modo, el poblado retrocedió en el tiempo hasta la Edad del Cobre con la recreación de imágenes cotidianas de la época como fundir metales, tallar piedra de sílex, amasar pan, moler trigo, curtir pieles, hilar telas, elaborar vasijas de barro o practicar tiro con arco prehistórico.


Una ambientación prehistórica, sin duda imponente, que protagonizaron una treintena de figurantes gracias a las asociaciones Ojos Soles de Santa Fe, Amigos de los Museos de Benahadux y el grupo Percusioné.

Uno más de la tribu

En este ‘Anochecer’ también se escucharon ritmos musicales prehistóricos como antesala al espectáculo central protagonizado por ‘La Duda Teatro’ y la Escuela de Danza Paso a Paso. Actuación en la que, coincidiendo con la puesta de sol, recrearon un envolvente y mágico ritual de hace 5.500 años inspirado en elementos de la naturaleza como el fuego, el aire o la tierra.


Así, la del sábado fue la noche más cósmica del año con el fin de celebrar la entrada del solsticio de verano. Una fecha que desde tiempos inmemoriales ha estado relacionada con la fertilidad, la purificación, la abundancia, la belleza de la tierra y el poder de la luz.


Asimismo, fuera de la zona interpretativa se habilitó un ambigú y se desarrollaron otras actividades complementarias como la observación de la constelación Orión. Oportunidad que permitió contemplar con telescopios un grupo de siete estrellas cuya aparición y desaparición del firmamento orientaba la plantación de cultivos en otoño y la recolección de las cosechas en verano entre los pueblos mediterráneos, que abandonaron el nomadismo para convertirse en agricultores y ganaderos en el Neolítico.

más leídas


newsletter


  • BOLETÍN
    DE NOTICIAS
    Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada RECIBIR
    • BOLETÍN
      DE NOTICIAS
    • Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

    • RECIBIR