Un ojo de halcón albojense en la final del Masters 1000 de Madrid

José Miguel Alfonso Galera acumula finales siendo juez de línea, como en la Copa Davis

Un ojo de halcón albojense en la final del Masters 1000 de Madrid
  • El juez de línea almeriense, José Miguel Alfonso (segundo por la izquierda), posa con sus compañeros en la pista de Madrid.
  • La Voz
  • Guillermo Mirón
  • 16.05.2018

Este año no ha habido suerte. El favorito para vencer el gran torneo del tenis español, Rafael Nadal, no superó los cuartos de final en el Masters de Madrid. Sin embargo, un almeriense ha conseguido lo que el mejor tenista español de la historia, Rafael Nadal, se ha quedado lejos de hacer este año: colarse en la final del Masters 1000 de Madrid.


Es verdad que no lo ha hecho con una raqueta en la mano. Ni ha necesitado largas sesiones de entrenamiento en tierra batida como los tenistas que compartieron pista con él en la final. Pero José Miguel Alfonso Galera (Albox, 1986) tampoco ha tenido nada fácil llegar a ser uno de los jueces de línea en los que recayó la responsabilidad de decidir no pocos puntos de la final.


Camino a la final
Este albojense llegó a Madrid al comienzo del torneo junto con otros 140 jueces de línea para los partidos eliminatorios. Una vez allí y al más puro estilo de un ‘reality show’, los árbitros nominan y expulsan a los jueces según valoren sus aciertos en el partido.


Tras la criba, tan solo quedaron una veintena de jueces de línea en la final, segunda de este albojense en el Masters de Madrid. Eso sí, a pesar de su dilatada experiencia en estas lides (también participó como juez de línea en una final de la Copa Davis), José Miguel no las tenía todas consigo cuando llegó a Madrid. “Todo lo que hayas hecho en años anteriores no sirve. Vale lo que haces durante esta semana. No te puedes dormir. El juez de silla te vigila en todo momento y fuera de la pista hay supervisores”, explica.


Esa semana, sus continuos aciertos le llevaron de una eliminatoria a otra hasta llegar a la final que el pasado domingo disputó el verdugo de Nadal, el austriaco Dominic Thiem y el alemán Alexander Zverev, quien consiguió vencer el torneo. Antes, ejerció como juez de línea en un partido en el que pudo contemplar los movimientos y golpes de Rafa Nada a escasos metros, cuando no centímetros. No es la primera vez, ya que también se cruzó con el manacorí en la recordada final de la copa Davis disputada en Sevilla. 


Profesionalidad
Son momentos -sobre todo en los campeonatos por países como la Davis- en los que la presión y los nervios están a flor de piel y, aunque el favorito de José Miguel esté claro, no puede dejarse llevar por la emoción. Nada de celebrar un punto corriendo a abrazar a Nadal. Ni allá cerca. “Al final estás tan concentrado que no estás viendo ni el partido ni casi quién juega. Te dedicas a ver la bola y a no fastidiarla”.


No cuesta adivinar que la  concentración es uno de los principales requisitos para ser un buen juez en este deporte, pero hay más. “Al final es conocer un poco el juego. No requiere que seas un buen jugador pero sí conocer cuándo cambian de juegos, cuándo se sientan a descansar, dónde se van a colocar en un ‘tie-break’... Son muchas horas en la pista así que es concentración, profesionalidad y buena vista”, resume. Finalizado el Masters de Madrid, el periplo del almeriense como juez de línea este año está lejos de acabar.


A pesar de que es difícil compatibilizar esta labor con su trabajo en Ego Sport Center, volverá a bajar a la pista en un torneo WTA (de nivel mundial  femenino) en Mallorca en junio; mismo mes en el que desplazará a Tarragona para los Juegos Mediterráneos. Llegará con un ojo propio de halcón pero muy humano y que ya ha demostrado su valía en el reciente Masters madrileño.


Inicios

El albojense José Miguel Alfonso Galera, de 32 años, comenzó su andadura en el arbitraje tenístico tras años jugando a este deporte en 2009, con un torneo femenino WTA en Mallorca cuya directora era Conchita Martínez. Posteriormente estuvo en la final de la Davis entre España y Argentina en Sevilla (2011) y este ha sido su cuarto año en el Masters de Madrid.

newsletter


  • BOLETÍN
    DE NOTICIAS
    Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada RECIBIR
    • BOLETÍN
      DE NOTICIAS
    • Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

    • RECIBIR

destacadas La Voz de Almería