Alhama de Almería

Las familias de las niñas acosadas demandarán por injurias a una tutora

“No buscamos dinero, pero sí la dignidad y el bienestar de nuestras hijas”, dicen

Las familias de las niñas acosadas demandarán por injurias a una tutora
  • Fachada del IES Cerro Milano de Alhama de Almería.
  • La Voz
  • Rosa Ortiz
  • 21:28
  • 12.05.2018

Las familias de las dos menores presuntamente acosadas por un grupo de compañeros en el IES Cerro Milano de Alhama de Almería, anunciaron ayer la intención de presentar una demanda por injurias hacia una docente del CEIP Inmaculada Concepción. La mujer, que fue tutora de una de las dos menores en este centro escolar, negó que en el colegio se hubieran producido situaciones de acoso hacia la niña por parte de los mismos alumnos que estarían ahora implicados en estos hechos y apuntó que, tras la denuncia, podría haber un interés económico por parte de las familias.


No buscamos dinero ni fotografías, somos familias dignas y obreras que queremos vivir tranquilos y que nuestros hijos convivan en un ambiente sano. No buscamos dinero, pero sí la dignidad y el bienestar de nuestras hijas”, señalan las familias de ambas niñas, en un escrito al que ha tenido acceso LA VOZ DE ALMERÍA.


En la carta en la que anuncian posibles acciones judiciales contra la docente, el padre de una de las menores y la madre de la otra niña, desgranan su situación económica para demostrar que “no queremos vivir del cuento de las ayudas”. 


Ayudas Antonio González, padre de una de las niñas, señala que cobra una pensión por invalidez y que en 2016 recibió 3 meses de ayuda para el alquiler. “La ayuda del comedor la propusieron los asistentes sociales. La niña no llegó a estar el curso completo porque el padre la sacó del comedor escolar. No le debe nada a nadie, ni mendiga para comer, ni él ni su hija, no vive del cuento de las peonadas, trabajo de ayuda del Ayuntamiento”, se afirma en otro de los párrafos del escrito. González apunta que se “defenderá en los tribunales” de las “injurias” realizadas por la docente.


Por su parte, Patricia Durán, madre de la otra menor afectada por el presunto caso de ‘bullying’, asegura que lleva doce años cotizando, que no ha estado en paro en ningún momento de su vida laboral y que las únicas ayudas que ha recibido fueron para el alquiler (de dos meses de duración)  y el comedor escolar para su hija menor.


“Queremos desmentir las injurias formuladas por una profesora que es, a su vez, familiar directo de una de las niñas agresoras, esos menores que son ejemplares”, se apunta en la carta firmada por ambas familias. “Nunca hemos hablado ni publicado nada mal de los docentes para que se sienta perjudicada, involucrándose en un caso que es externo a su centro escolar”. 


newsletter


  • BOLETÍN
    DE NOTICIAS
    Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada RECIBIR
    • BOLETÍN
      DE NOTICIAS
    • Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

    • RECIBIR