Once años presumiendo de albojenses

Diego Carrillo, presidente de Somos Albojenses, ha cubierto cientos de actos culturales y sociales

El presidente de Somos Albojenses, Diego Carrillo.
El presidente de Somos Albojenses, Diego Carrillo.
Guillermo Mirón
21:59 • 15 may. 2017

Han sido once años siendo parte indispensable en todo tipo de actos. Ya sea organizándolos o como colaboradores. Carreras populares, exposiciones artísticas, publicaciones de revistas culturales... Para su implicación tan sólo era necesario un requisito: tener alguna relación con Albox. No podía ser de otro modo siendo la asociación cultural Somos Albojenses la que acaba de cumplir once años este mes de mayo. 


En este caso no hay debate sobre el huevo y la gallina. Su presidente, Diego Carrillo Granero (Albox, 1969), recuerda cuándo y cómo nació el foro donde comparten fotografías y vídeos sobre Albox y cuándo llegó el momento de ser parte activa de las actividades. “El nacimiento como asociación fue posterior al foro. Lo primero que hicimos fue el portal pero, como muchas veces necesitábamos una persona jurídica para hacer actividades, creamos la asociación”, recuerda Carrillo.


Respaldo social
Quien habla, el  presidente de ‘Somos Albojenses’, ha sido el encargado de inmortalizar buena parte de los eventos que tienen lugar en el municipio desde hace once años. Carnavales, edificios en ruina, procesiones... Incluso, en no pocas ocasiones, se ha desplazado cientos de kilómetros para participar en citas como en el Encuentro de Albojenses en Cataluña; una de las numerosas iniciativas que han madurado desde que nacieron al amparo de la asociación, allá por 2006 o en años posteriores, ya sea organizadas por este colectivo o en colaboración con diferentes administraciones como la San Silvestre Albojense, la Ruta de la Flor de Almendro o la revista local cultural El Arriero. Actividades que han conseguido una respuesta por parte de la población que ha sorprendido a los propios organizadores. 


“No pensábamos que podríamos alcanzar todo lo que hemos hecho”, confiesa con humildad; un nivel de actividades que hace “muy difícil” superar en los próximos años lo hecho en su primera década. Algunas de sus iniciativas han sobrepasado al municipio albojenses implantándose en otros puntos de la provincia como las rutas de la flor de almendro. 




Mirando al futuro
Pese a los cientos de eventos que ya ha cubierto con su inseparable cámara para inmortalizar la historia presente de Albox, el momento en el que Diego Carrillo deje de hacerlo sigue lejos. “Soy muy activo y, en la media de lo posible, lo intento compaginar todo”, responde al ser preguntado por cómo conlleva su actividad en la asociación con su vida personal. “Espero que nunca llegue a la sensación de hastío y no me quede en mi casa, sin salir”, confía entre sonrisas.  
De paso, con su presencia en las actividades pese a la distancia (reside en Cartagena) sirve de ejemplo. “Muchas veces nos quejamos de que no hay actos o actividades en nuestro pueblo pero sí que hay. A veces la gente no va por pereza, por eso también me encargo de darles difusión a los actos”, explica.


Además, deja para la posteridad estos acontecimientos poniéndolos al alcance de “cualquiera que por trabajo, porque vive lejos o por cuestiones personales no haya podido ir” pero la satisfacción es mayor cuando este ‘trabajo’ sirve para acercar a Albox a aquellas personas que recuerdan el pueblo con nostalgia desde la distancia. “Cuando te lo agradece gente que vive lejos es más entrañable. Muchas veces al pueblo no se le echa de menos hasta que uno no está en lejos de él”, reconoce antes de explica que la web de la asociación sirve a la gente “que está fuera o que puede venir una vez al año como una forma de estar conectados a lo que pasa en nuestro pueblo diariamente”.


Un ‘servicio’ que Diego no ofrece solo sino gracias al “gran equipo humano” que conforman los miembros de la asociación aunque, a modo de agradecimiento, se acuerda de quienes en silencio, son parte del colectivo casi sin saberlo. “Todos los que nos siguen desde hace once años y que de una forma o de otra se interesa por lo que pasa en nuestro pueblo”.

De las2.000 visitas diarias a la web a las redes sociales
La asociación cultural ‘Somos Albojenses’ nació en 2006 al amparo de un foro de internet en el que sus miembros ya compartían fotografías y vídeos sobre eventos de todo tipo que tenían lugar en el municipio. La web llegó a superar las 2.000 visitas diarias aunque este número ha bajado tras la llegada de las redes sociales, algo a lo que también se ha adaptado el colectivo, cuyos miembros son muy activos también en este campo. Diego Carrillo habla con orgullo de lo realizado durante estos once años y de sus compañeros aunque se muestra algo más preocupado al hablar sobre su cargo en la asociación y el futuro. “En el momento en el que haya socios que intenten coger savia nueva para este proyecto gustosamente lo cederé, no es un proyecto presidencialista”, explica a modo de broma antes de analizar el futuro. “Ojalá haya mucha gente que pueda llevar adelante estas actividades, sobre todo en generaciones futuras que son las que veo con  más preocupación”, reconoce Carrillo.



Temas relacionados

para ti

en destaque