“Absoluta decepción” tras la cumbre del agua celebrada en Los Vélez

Regantes y vecinos exigen la clausura de los pozos que secan sus fuentes

La cita en Vélez Rubio no satisfizo las pretensiones de la comarca
La cita en Vélez Rubio no satisfizo las pretensiones de la comarca
Antonio Fernández
01:00 • 25 abr. 2016

Vélez Rubio acogió ayer una reunión sobre la situación de los recursos hídricos en la comarca que la Subdelegación del Gobierno en Almería no ha dudado en calificar como “histórica”, según dijo ayer el subdelegado, Andrés García Lorca, porque se trata de la primera vez que todas las partes implicadas en el problema de la escasez de agua se sientan para hablar de ello.


Sin embargo esa no es la percepción de la Plataforma por la Defensa del Agua de la Comarca de Los Vélez, que esperaba mucho más de una cita a la que llevaban como objetivo primordial la paralización de las extracciones de agua por parte de grandes empresas agrarias. Por eso no han dudado en tachar de “absoluta decepción” el resultado de la cita.


Sólo promesas
La cuestión es que desde las confederaciones hidrográficas del Guadalquivir y del Segura, competentes en el asunto, se asumía el compromiso de “estudiar la situación de los acuíferos”, “apostar por un uso más sostenible del agua” o “actuar con más control en los acuíferos de una zona muy afectada por la sequía en los últimos años”.




Compromisos que consideran claramente insuficientes dado que ya se disponen de medidas de aforos y estudios concretos sobre la disminución del caudal que están sufriendo los manantiales velezanos. muchos de los cuales ya se han agotado.


La posición de la Plataforma es compartida por los alcaldes de los cuatro municipios afectados, los de Vélez Rubio,  Vélez Blanco, Chirivel y María, por los regantes y por muchos de los vecinos de esos cuatro pueblos, afectados de forma directa o indirecta por la escasez de agua.




Más control La Plataforma y el resto de colectivos lo tienen claro, la responsabilidad es de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, por permitir las perforaciones para el riego de cientos de hectáreas de nuevos regadíos emprendidas por varias grandes empresas agrarias de fuera de la comarca.


Y la decepción llega porque el problema se arrastra desde hace ya más de diez años, y el resultado de las repetidas reuniones ha sido siempre esa promesa de estudiar el problema que, para los pueblos de Los Vélez, no es otra que “limitar o anular esas concesiones”. E definitiva, piden “que se clausuren inmediatamente las explotaciones que han transformado en regadío más de 500 hectáreas en campos de María y Orce”.




El subdelegado del Gobierno en Almería, Andrés García Lorca, presente en la reunión de ayer, pedía entre tanto calma y valoraba el compromiso de las confederaciones de estudiar el problema para intentar ponerle solución.


Una calma que se les está acabando a los regantes, a los vecinos y a los alcaldes, que ven cómo el agua es cada vez más escasa y amenaza el futuro de toda la comarca.



Temas relacionados

para ti

en destaque