El Levante prepara una Semana Santa atípica

La ausencia de procesiones ha provocado que muchos municipios potencien el turismo activo

Procesión de Semana Santa en Huércal-Overa.
Procesión de Semana Santa en Huércal-Overa. La Voz

A estas alturas de marzo, lo normal sería que hermandades, cofradías y devotos estuvieran preparándose para sus días más especiales del año, la Semana Santa, una festividad cristiana que en el Levante Almeriense goza de gran seguimiento y nivel. Sin embargo, hablar de normalidad en 2020 y 2021 se ha convertido en una quimera.


Así, municipios de esta comarca que cuentan con una gran tradición de Semana Santa como Huércal-Overa o Vera, entre otros, se han visto obligados a afrontar estos días con un plan B al que jamás pensaban que tendrían que recurrir por estas fechas tan señaladas en las que las procesiones suelen ser el gran reclamo turístico.


La ausencia de éstas por causas lógicas ha provocado que tanto administraciones como turistas estén buscando alternativas de ocio para estos días libres, especialmente el puente que abarca desde el Jueves Santo hasta el Domingo de Resurrección.



Con las actividades de Semana Santa canceladas en todo el país, el turismo activo y la playa se abren paso, y en esto el Levante Almeriense parte con ventaja.


La comarca, bañada por el agua del Mediterráneo y que posee encantos naturales únicos como la Geoda de Pulpí, oferta a los visitantes rutas senderistas, turismo de playa y experiencias gastronómicas para vivir la Semana Santa de un modo distinto, pero desconectando del día a día.



La imaginación ha echado a volar ante la necesidad. Suele ocurrir.

 

Temas relacionados
Turismo Playas de Almería

para ti

en destaque