La artesanía, un legado que lleva décadas cultivándose

Una provincia rica en una tradición que hoy sirve de reclamo turístico

La tradición alfarera, con una gran huella morisca, quizá sea la más característica de la zona.
La tradición alfarera, con una gran huella morisca, quizá sea la más característica de la zona. La Voz

El transcurso, durante miles de años, de diversas culturas y tradiciones han dejado en Almería una huella histórica y artística que aún sigue viva.


La artesanía, además de ser un fuerte motor económico en la provincia, es un gran reclamo turístico, pues son innumerables los visitantes que deciden viajar a Almería atraídos por su historia y tradición, quedando asombrados por la gran variedad de productos artesanos y su manera de elaboración.


La tradición alfarera, con una gran huella morisca, quizá sea la más característica de la zona. Los productos que ofrecen son realmente una obra de arte que cautiva a todo aquel que decide llevarse un souvenir típico almeriense.



Los lugares con una mayor actividad en el sector de la alfarería son Níjar, Albox y Sorbas. En ellos, además de la posibilidad de comprar estos productos artesanos, también ofrecen una oferta turística encaminada al conocimiento y promulgación de su actividad artesanal.


Otro producto característico de la provincia almeriense son los elaborados a raíz del coral rojo extraído de la Isla de Alborán y que se pueden adquirir con mayor facilidad en el cautivador pueblo de Mojácar.



También en la comarca de Níjar encontramos una gran tradición por la elaboración de productos artesanales a base de esparto. Años atrás se realizaban a mano cestos, cinturones e, incluso, calzado pero actualmente estos productos solo cumplen una función meramente decorativa.


 

Temas relacionados
Arte Turismo Comercio

para ti

en destaque