La arquitectura que piensa en el medio ambiente

Su finalidad principal es optimizar los recursos que ofrece la naturaleza

Las Placas solares es uno de los principales recursos que emplea esta arquitectura.
Las Placas solares es uno de los principales recursos que emplea esta arquitectura. La Voz

El aumento de la preocupación por el cuidado del planeta ha hecho que en los últimos años prolifere y esté muy presente el término ‘eco- construcción’. Este viene generado por el auge de la edificación autosuficiente, en la que se apuesta por la regeneración y la renovación urbana, como una alternativa económica, en la que prima la sostenibilidad y el valor de lo ecológico. Un reflejo de que la sociedad, en los últimos tiempos, además de pensar en mejorar su hábitos alimenticios y calidad de vida, también lo han hecho con el cuidado del planeta a través de la arquitectura.


Cuando se habla de 'eco-construcción' se está haciendo referencia a la mejora de las condiciones de las edificaciones. Mediante una cimentación basada en el autoconsumo, la eficiencia energética y el uso de materiales ecológicos, con el fin principal de amortizar el ahorro de energía de forma muy considerable. 

 Apostar por la construcción sostenible es algo que garantiza el futuro del medio ambiente, reduciendo costes y gastos a largo plazo. Lo cierto es que en la actualidad esta tendencia está en alza, pero todavía queda mucho camino por recorrer.  Gracias a la innovación tecnológica, las empresas tienen la posibilidad de crear nuevos materiales y soluciones que son amigables con la naturaleza. 


Condiciones favorables  Antes de embarcarse en un proyecto de arquitectura sostenible hay que fijarse en una serie de aspectos que son muy importantes. En primer lugar, se debe de realizar un análisis minucioso del lugar en el que se va a construir, para conocer de esta manera las necesidades del sitio. El clima es otro punto muy reseñable, pues  puede repercutir en diferentes aspectos de la construcción. Asimismo, en la eco-arquitectura siempre prima el ahorro de energía. Los sistemas que tienen un buen rendimiento y que consumen poca energía para electrodomésticos, luces y ventilación, serán siempre la mejor de las opciones. 



 En la medida de lo posible, hay que intentar emplear las energías renovables, pues a día de hoy el mercado ofrece infinidad de opciones que pueden adaptarse a las características de los proyectos. Algunos ejemplos de esto son las placas solares,  el biogás, la leña, los paneles fotovoltaicos, los generadores eólicos o los sistemas de cogeneración para la energía eléctrica, entre otras muchas alternativas.


Optimización  El ahorro no siempre está ligado a una peor calidad. Los expertos recuerdan que la eco-construcción siempre tendrá como objetivo que la obra realizada tenga una vida muy larga, es por esto que debe ser muy óptima. El principal objetivo de esta eco-construcción es hacer unos edificios que sean mejores que los que existen hoy en día. Profesionales aseguran que esto puede relanzar el mercado y mejorar las condiciones medioambientales interiores y exteriores, ahorrando en recursos. 


Además, este tipo de construcción no está planificada a partir de un solo modelo de casa autosuficiente sino también en función de diferentes consideraciones que hacen más viable una experiencia personalizada, por ello apuntan que es muy importantes involucrarse de pleno en la ‘casa ecológica’.


De esta forma, en los últimos años son muchas las personas que optan por una construcción que se alza con la visión del cuidado del medio ambiente y en la optimización de todos los recursos de la naturaleza. En España hay algunas joyas de esta arquitectura sostenible como la Torre Iberdrola en la ciudad de Bilbao, el Parque Empresarial Alvento, el Parque Tecnológico Palmas Altas o el Hotel MIM Sitges, entre otros muchos.

 

Temas relacionados
Arquitectura Construcción Medio Ambiente Empresas Hoteles Energías renovables

para ti

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

en destaque