Hacia un futuro marcado por el cambio

Las energías renovables se van abriendo paso

Los puntos de recarga están cada vez más extendidos en las grandes ciudades.
Los puntos de recarga están cada vez más extendidos en las grandes ciudades. La Voz

El mundo se encuentra en pleno proceso de transformación. La necesidad de buscar nuevas formas de producir se mezcla con el frenético avance de la tecnología y la investigación, lo que ha llevado al ser humano a lanzarse de forma decidida a encontrar fórmulas que le permitan seguir con su ritmo de vida sin dañar el medio que lo rodea.


Los medios de transporte y las comunicaciones van a verse de lleno envueltos en estos cambios, ya que se pretende que en 2030 se reduzcan drásticamente las emisiones de dióxido de carbono que los vehículos lanzan a la atmósfera y, para ello, hay varias alternativas que se barajan y que, en algunos casos, ya echaron a andar.


Motores eléctricos

Los vehículos que se nutren de energía eléctrica ya son una realidad y los hay de varios tipos, desde híbridos hasta 100% eléctricos. Sin embargo, presentan un inconveniente, y es que la fabricación de sus baterías y el gasto que producen en el proceso de recarga también suponen una dosis de contaminación para el planeta, por lo que no soluciona del todo el inconveniente de la sostenibilidad.



Además, está el problema de la autonomía, algo fundamental en el caso de los camiones, que realizan gigantescos trayectos. No obstante, hoy en día, dependiendo del modelo, la autonomía oscila desde los 100 hasta 2.000 kilómetros con una sola carga. Algún prototipo, incluso, ha logrado alcanzar los 6.500 kilómetros sin necesidad de recargar. Esto permite hacer las rutas de transporte mucho más eficientes, optimizando en tiempos de repostaje, aunque los costes todavía son demasiado elevados y, por tanto, inasumibles para muchos bolsillos.


Ante esto, las investigaciones están optando por los combustibles sintéticos como sustitutos del petróleo. Se han probado varios procesos para su obtención, pero el que más convence en la actualidad es el que utiliza electricidad generada desde fuentes renovables para obtener hidrógeno a partir de agua. Este componente se combina con el dióxido de carbono del aire y neutraliza las posteriores emisiones, creando un biocombustible sostenible y eficaz en esta lucha en favor del planeta.


Dudas

El sector contempla con precaución estos cambios que se están produciendo en el mundo de las comunicaciones y el transporte, consciente de que vendrán tiempos de adaptación en un futuro a medio plazo. Sin embargo, uno de los inconvenientes que están encontrando estas innovaciones es la duda de los usuarios, que siguen sin estar del todo familiarizados con ellas.


Los elevados precios que siguen ofreciendo los vehículos con estos motores, la falta de prestaciones que aún poseen y el desconocimiento que todavía hay al respecto hacen que muchos todavía no se decidan a dar el salto hacia la sostenibilidad.


No obstante, este proceso ya ha empezado, y las administraciones públicas cada vez hacen más hincapié, con sus leyes y normas, en la necesidad de disminuir las emisiones de dióxido de carbono para dar así tregua a la atmósfera.


Se trata de un cambio lento pero decidido que muchos ya han experimentado, y que en el futuro supondrá la modificación del transporte y las comunicaciones tal y como hoy los conocemos.

 

Temas relacionados
Contaminación Transporte Energías renovables Ley

para ti

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

en destaque