Los nuevos signos de la Semana Santa

El montaje de la nueva carrera oficial y una nueva carpa en Nueva Andalucía marcan la llegada

La carpa de Montserrat, un nuevo signo de la Semana Santa.
La carpa de Montserrat, un nuevo signo de la Semana Santa.
Álvaro Hernández 16:15 • 31 mar. 2022

Los últimos suspiros de la Cuaresma van acompañados de ciertos cambios en la fisionomía de la ciudad que producen, en los cofrades, un cosquilleo nervioso previo a ese momento en el que todo se precipita con la llegada del Domingo de Ramos. Para entonces será Semana Santa y no habrá marcha atrás. 


Entre esos cambios en el urbanismo almeriense hay clásicos como la instalación de la rampa de Santa Teresa (la que ya utilizó Pasión para su extraordinaria el pasado mes de septiembre, en la primera procesión tras la llegada de la pandemia a nuestras vidas) o el montaje de una carpa en Regiones Devastadas para cobijar los pasos de la Estrella. Eso, por no hablar del lenguaje de la propia naturaleza, que salpica de azahar los escasos (pero notorios) naranjos de Almería.


Los hay en casi todos los barrios de la ciudad. Incluso en el propio centro, donde la Hermandad de las Angustias instala una lona para convertir el acceso del patio de la Compañía de María en la puerta de la iglesia parroquial de San Juan.



Y este año hay nuevos signos que remueven las mariposas de los estómagos cofrades. En primer lugar, la plaza de la Catedral acoge ya el montaje de la nueva carrera oficial: cuando faltan apenas 10 días para que la Borriquita estrene este nuevo recorrido oficial, ya hay terciopelo para abrazar las nuevas sillas de tijera de la Semana Santa almeriense.


Pero hay otro signo más que, lejos del centro, promete ya convertirse en tradición, en signo de lo que está por venir: una nueva carpa refugiará al estreno más esperado de esta Semana Santa. No en vano, debido a las reducidas dimensiones de la iglesia de Montserrat, la Hermandad del Resucitado ha tenido que recurrir a esta solución para montar el paso del Señor de la Vida.



Tras el enlosado de parte de la zona ajardinada de la parroquia, la hermandad ya ha instalado esta carpa que, desde 2022, indica que esto ya está aquí: será la primera vez que Nueva Andalucía acoja la salida de una hermandad, y será la primera vez que el Señor de la Vida anuncie una resurrección que, este año, empieza bajo una blanca carpa. 




Temas relacionados

para ti

en destaque