Viacrucis extraordinario: el Cautivo vuelve a la calle

La lluvia y el frío no impidieron que el Prendimiento celebrara los 25 años de la imagen

Álvaro Hernández 13:20 • 12 mar. 2022

Fue una noche fría, desapacible e incluso lluviosa. Pero lo importante es que fue. La Hermandad del Prendimiento había citado a las puertas de la Catedral a hermanos, cofrades y almerienses en general para celebrar juntos los 25 años de la actual imagen de Jesús Cautivo de Medinaceli.


Y la lluvia no impidió que el amplio cortejo saliese con normalidad del primer templo de la Diócesis: un total de 187 personas (de las cuales, 128 acompañaban a la imagen de Dubé de Luque con cirio color tiniebla) salieron con la Hermandad del Prendimiento en este viacrucis tradicional de la corporación del Miércoles Santo que, en este 2022, tenía un carácter extraordinario al estar presidido por la imagen del Cautivo.


A esos casi 200 componentes del cortejo hay que sumar el numeroso grupo de devotos que iban detrás del Cautivo, más allá de los cientos de almerienses que siguieron el viacrucis por las calles del casco histórico, anoche especialmente frías.



Todo ello, con los sones del trío de capilla de la Banda Santa Cecilia de Sorbas y con la familia del Prendimiento a rebosar de nervios como en los grandes días: desde la hermana mayor, María del Mar Marín, hasta los más pequeños componentes del cortejo, el ambiente previo en el interior de la Catedral dejaba claro que se trataba de un día especial.


Segunda vez



No en vano, cabe recordar que la de anoche era la segunda vez en los setenta y cuatro años de historia del Prendimiento que Jesús Cautivo de Medinaceli salió a las calles de Almería para realizar el rezo del viacrucis.


Hay que remontarse a 1998 para recordar aquella primera vez, dentro de los actos organizados por el 50º aniversario fundacional de la hermandad, cuando se llevaba a cabo un viacrucis con el Cautivo. 



Además, se trataba de una ocasión doblemente especial ya que era la primera vez que el Prendimiento ponía un pie en la calle desde el comienzo de la pandemia: era un Lunes de Pascua de 2019 cuando las imágenes titulares de la hermandad iban desde la casa de hermandad hasta la Catedral y, desde entonces, no habían hecho salida alguna. 


Así las cosas, han transcurrido 1.061 días hasta la especial jornada de ayer. 


Dentro del viacrucis, ya de por sí extraordinario, se vivieron momentos especialmente emotivos, como el paso por Santiago, siendo recibidos por la Hermandad de la Soledad, o a partir de la plaza de San Pedro, cuando un grupo de componentes de la Banda de Cornetas y Tambores Nuestra Señora del Carmen portaron durante unos metros a Jesús Cautivo de Medinaceli, imagen a la cual acompañan con sus sones cada Miércoles Santo desde la Catedral de Almería, que ayer se vistió de celebración. 


Temas relacionados

para ti

en destaque