El aire acondicionado llega al Santuario de la Virgen del Mar dos años después

Comienza la instalación de la maquinaria en el templo conventual

Llegada de la maquinaria al Santuario de la Virgen del Mar.
Llegada de la maquinaria al Santuario de la Virgen del Mar.

Dos años, una pandemia y una polémica. Eso es todo lo que ha pasado (en un repaso rápido) desde que el obispo Adolfo González Montes firmara un convenio con Diputación para costear la instalación de aire acondicionado en el Santuario de la Virgen del Mar hasta que la maquinaria ha llegado al templo para ser instalada.


Tal y como anunciaba la Hermandad de la Virgen del Mar a través de sus redes sociales, el aire acondicionado ha comenzado a ser instalado en estos últimos días de julio, siendo transportado hasta el templo conventual por una grúa, debido a las grandes dimensiones de la maquinaria.



Ese aire acondicionado que refrescará a feligreses, turistas y sacerdotes, fue también motivo de una polémica en el Consistorio de la capital. No en vano, la instalación ha sido costeada por la Diputación y el Ayuntamiento de Almería, algo que no fue del gusto de todos los concejales.



En concreto, fue la concejal de Podemos, Carmen Mateos, quién no vio con buenos ojos el hecho de que se destinaran 30.000 euros a la instalación del aire acondicionado en este inmueble declarado Bien de Interés Cultural, llamando además "capillitas sectarios" al resto de concejales a través de un chat que no tardó mucho en ser público.


"O abren la linterna o no digo misa más aquí"



También fue llamativo en su día el motivo argumentado por González Montes para la instalación de aire acondicionado en el templo, algo que narró el mismo (anécdota incluida) aquel día de mayo de 2019 en el que se firmó un convenio con la Diputación.


"Terminamos todos los años las solemnidades de la Virgen cocidos, tanto los celebrantes como los fieles", narraba el obispo. "La Virgen del Mar requiere tanto una aireación, porque es necesaria, como una reconsideración de la iluminación del templo", desmenuzaba González Montes. "Es visitado por miles de personas al año en el día a día y me alegra que hayamos podido considerar cómo acondicionamos el aire de esa pieza fundamental del patrimonio de Almería", explicaba.


De hecho, para ejemplificar la necesidad de esta intervención en el interior del Real Convento de Santo Domingo, en el que se custodia a la patrona de Almería, González Montes contaba como anécdota cuál fue su reacción al llegar a Almería como obispo y dar misa en el Santuario: "O abren la linterna o no digo misa más aquí", recuerda que aseguró entonces. 

 

Temas relacionados
Virgen del Mar Obispado de Almería

para ti

en destaque