Radiografía de la realidad de la mujer en el mundo profesional

Seis representantes de distintos ámbitos cuentan su experiencia personal y profesional

M. Rodríguez / L. González 08:59 • 08 mar. 2020

Radiografiar la realidad de la mujer en distintos ámbitos del mundo profesional. Este fue el desafío que sentó esta semana a la mesa a seis representantes de diversos sectores de la sociedad almeriense convocadas por LA VOZ y la SER para un desayuno-coloquio enmarcado en los prolegómenos del 8M. 


En concreto, se trató de un foro de debate que, moderado por la subdirectora de LA VOZ y la SER, la periodista Antonia Sánchez Villanueva, persiguió desentrañar cuál es el día a día de la mujer en ámbitos tan distintos como la universidad, el emprendimiento tecnológico y social, las artes escénicas, las finanzas y las Fuerzas y Cuerpos de la Seguridad del Estado.  


A lo largo de esta puesta en común, las participantes desgranaron su experiencia personal y profesional y reflexionaron acerca de cuestiones como la necesidad de cambiar modelos, desde la educación y el ámbito social, para lograr una sociedad más igualitaria.


 



En este sentido, la gestora cultural y actriz Gemma Giménez señaló que es la sociedad patriarcal la que juzga a la mujer y la hace interiorizar sentimientos de culpa, como la sensación de ser mala madre cuando trata de desarrollarse en su profesión, o miedos, como a ir sola por la calle porque existe “una amenaza real a ser atacada o violada”. 


“Todas hemos tenido que decidir en algún momento si esa presión social nos podía: a mí me ocurrió cuando mi bebé cumplió un año y tuve que irme a Londres seis meses a hacer una estancia de investigación; curiosamente las personas que más me animaron a hacerla fueron mi madre y mi marido”, explicó la decana de la Facultad de Psicología de la Universidad de Almería (UAL), Encarna Carmona.


A lo que la directora de A Toda Vela, Isabel Guirao, contestó que nunca ha sentido esos miedos y siempre ha inculcado a los suyos que hay que conseguir las metas. “Cuando eran niños, mis hijos me preguntaban por qué no era una madre como las demás, ahora están viendo que hay otros modelos y están orgullosos de mí”, dijo.


El derecho a equivocarnos 

Las participantes en el desayuno de LA VOZ reivindicaron el derecho a equivocarse de la mujer y restaron gravedad al fracaso. “Es una cuestión muy cultural de este país, en EEUU lo llevan mejor, porque da igual triunfar o fracasar, lo importante es intentarlo porque si no siempre te quedas con la duda”, defendió la directiva de Cajamar, María López. 


A juicio de la emprendedora tecnológica y CEO de Portocarrero Tenders, Gádor Espinosa, hay una vigilancia de lo que hacen las mujeres. “La mayoría hemos destacado porque alguien nos ha aupado y las mujeres que están arriba están llamadas a aupar a otras”, propuso. “En mi caso fue mi padre”, confesó la inspectora-jefa de la Policía Nacional, Florentina Torrente.


Un emprendimiento que, en el caso de la mujer, a veces tiene un alto coste personal, ya que es penalizado con “un nivel de divorcios de más del 60 por ciento”. “Si la mujer no tiene el apoyo de una gran organización, está perdida. Normalmente la rechaza hasta la propia familia”, añadieron.


Temas relacionados

para ti

en destaque