Mujeres Cofrades: El relevo generacional que viene

Pilar Rodríguez Requena es hermana de Estudiantes

Presentación del cartel anunciador de la procesión de Estudiantes.  Foto cedida por José Alfredo Felices Figueredo
Presentación del cartel anunciador de la procesión de Estudiantes. Foto cedida por José Alfredo Felices Figueredo

En el día de hoy vamos a conocer a Pilar Rodríguez Requena, hermana de Estudiantes desde que tiene uso de razón, miembro de una histórica familia de esta corporación donde todos han sido parte activa de la misma a lo largo de más de cuarenta años. A principios del mes de marzo presentó el cartel anunciador de la salida procesional e iba a ocupar el puesto de diputada mayor de gobierno en la procesión truncada de este Miércoles Santo. A nivel profesional, Pilar estudió Ingeniería Técnica Agrícola e Ingeniería Agrónoma y es responsable de calidad en una empresa agroalimentaria.


Los recuerdos de su niñez están salpicados de momentos relacionados con la vida de hermandad en el sentido más amplio de la expresión. Fueron años felices donde se forjaron valores de compañerismo y hermanamiento entre juegos con los que allá por los años ochenta eran los niños de esta corporación. Eran otros tiempos, recuerda Pilar, años intensivos en trabajo para tenerlo todo a punto y que dejaban para el recuerdo entrañables momentos de convivencia en torno a la preparación de los pasos para la salida procesional. Años después, esos pequeños que ahora son adultos y entre los que se encuentra nuestra protagonista de hoy, van sintiendo la llamada a la responsabilidad que durante las últimas décadas ha recaído mayormente sobre los hombros de sus padres, son ahora estos “niños de los ochenta” los que poco a poco van tomando el timón de una nave capitaneada por la Esperanza. 


Esta Cuaresma venía siendo especial para Pilar por un doble motivo. El primero de ellos fue su designación como presentadora del cartel de la cofradía y el segundo la decisión de que fuera ella la diputada mayor de gobierno sucediendo a su padre, que venía haciéndolo desde hace décadas. 


La presentación del cartel pudo llevarse a cabo entre sentimientos de satisfacción y orgullo, rodeada de las caras que la han visto crecer y pudiendo poner palabras a su devoción por el Señor de la Oración en el Huerto. La imagen que debería guiarle en su relato era una instantánea en la que puede verse a una madre acercando a su hijo al paso de misterio y nos cuenta Pilar que las primeras ideas fluyeron rápido al papel. Entretejiendo sus recuerdos y sus sentimientos la presentación tuvo lugar con total normalidad.  



El segundo momento especial hubiera tenido lugar durante la procesión de este Miércoles Santo, ya que iba a estrenarse en una nueva responsabilidad dentro del cortejo después de las muchas otras que ha desempañado a lo largo de su vida cofrade, como la de ser diputada de tramo o fiscal de paso en el tramo de misterio. Sin embargo este relevo generacional tendrá que esperar un año más. 


Otra de sus formas de trabajar para su hermandad es hacer uso de su formación técnica para contribuir a las necesidades que surgen cuando hay que preparar proyectos en relación a las autorizaciones que hay que cursar para, por ejemplo, participar en las Cruces de Mayo. El camino hacia la profesionalización que se ha iniciado en muchos aspectos en asuntos en los que las hermandades toman parte hace que sea de gran utilidad el poder contar con personas capaces de solventar estas cuestiones de forma eficiente. 


Reflexionando sobre los retos cofrades que se deben afrontar, destacaría la necesidad de ser hermandad los 365 días del año, no solo trabajar para aquellas cuestiones encaminadas a conseguir ser cofradía un día. Destaca la importancia de hacer una verdadera catequesis a lo largo de todo el año y ayudar a los que lo necesitan, como hacen en los turnos para preparar cenas en la Casa de Nazaret. El grupo de caridad de Estudiantes se mantiene activo en este y otros asuntos que requieren su ayuda a lo largo del año.  


En cuanto al papel de la mujer en la Semana Santa, opina que en Almería se ha contado con mujeres activas desde hace mucho tiempo y que el reflejo de ello lo podemos encontrar en el número de mujeres que actualmente son hermanas mayores y en haber contado ya con una presidenta en la Agrupación.  


Por ahora, Pilar no ha formado parte de ninguna junta de gobierno, algo que no ha menoscabado en absoluto su trabajo como cofrade. Se muestra optimista ante la posibilidad de que pronto sea el momento de asumir esa responsabilidad, tal y como ya ha ido asumiendo otras tantas a lo largo de los últimos años. 

 

Temas relacionados
Agroalimentación Cruces de Mayo Cofradías Miércoles Santo Institutos

para ti

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

en destaque