El Roscón de los 1.000 euros: la iniciativa de una pastelería de Almería

La pastelería Dulce Mar recompensará así a uno de sus clientes

El roscón de los mil euros, en la calle Ferrocarril.
El roscón de los mil euros, en la calle Ferrocarril.

Un postre doblemente dulce. Azúcar y, de regalo, 1.000 euros. Este es el planteamiento que, desde la Pastelería Dulce Mar, en la calle Ferrocarril de la capital, proponen a su clientela para terminar la Navidad por todo lo alto.


"Este es el tercer año que lo hacemos", recuerda Juan desde el otro lado del mostrador. 


Los más escrupulosos no tendrán de qué preocuparse: no se encontrarán dos billetes de 500 euros al darle un bocado a su roscón. El sistema, de hecho, es mucho más sencillo (e higiénico).


Al comprar su roscón, los clientes de Dulce Mar recibirán en mano una participación con un número. En función de cuál sea la cifra ganadora del Sorteo Extraordinario del Niño, puede que la cuesta de enero no lo sea tanto para una persona: la coincidencia de las cifras se traducirá en 1.000 euros. Todos llevan el mismo número y, si ese es el primer premio del Niño, hay 1.000 euros para cada uno. Y todo, por comprar un roscón. 



Y, en el peor de los casos, no ganar 1.000 euros seguirá teniendo un dulce sabor.

 

Temas relacionados
Navidades Navidad

más leídas

últimas de Navidad 2019

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería