“Cada vez más gente se va de viaje para escaquearse de la feria”

Entrevista a Tomás Komuda, presidente de la Asociación de Agencias de Viajes de Almería

Tomás Komuda en Ibiza, donde pasa unos días.
Tomás Komuda en Ibiza, donde pasa unos días. La Voz

Se puede decir que Tomás Komuda, polaco de Varsovia de nacimiento, ya se ha ‘nacionalizado’ almeriense, después de casi tres décadas de su aterrizaje en la capital. Domina perfectamente el español, como demuestra en esta entrevista, y desde hace 17 años preside, con el apoyo unánime del sector, la Asociación de Agencias de Viaje de Almería.


Se vino a vivir a España por amor a una almeriense con la que se casó. Y por amor tuvo que renunciar a ejercer su carrera de ingeniero. “Aquí me pedían tal cantidad de papeles que prácticamente me obligaba a repetir la carrera. No fue fácil, pero no había otra salida”. En Almería se ha integrado a la perfección. Incluso le hemos españolizado su nombre, que en realidad es Thomas.


Al final no se puede quejar.
Coincidió que mi mujer abrió Viajes Jairán en 1990, un año antes de que yo me instalara aquí definitivamente, con 34 años, y pensamos que los dos podríamos trabajar en ella. Aprendí rapidillo. No, no se puede decir que haya ido mal.


¿Qué tal, mucho trabajo este verano?
Está siendo razonable. En agosto siempre afloja un poco porque ya está casi todo el pescado vendido, al margen de los despistados, y de la gente que planifica las vacaciones a última hora.


¿Llegan muchos turistas por la Feria?
En agosto viene mucho turismo a Almería, pero por otro lado, cada año hay más gente que quiere escaquearse de la Feria porque no le gusta el bullicio y aprovecha para irse. Pero creo que la Feria no se resiente por ello, porque igual que sale, la gente llega. Quizás afectaría la composición del personal, porque habría más gente de fuera, pero esto pasa en todos los sitios. No es nada extraordinario.


¿Dónde van todos esos que se escaquean?
A estas alturas del año, los almerienses buscan una zona más fresca, porque de calor vamos sobrados. El centro de Europa; el Reino Unido o Irlanda; los cruceros a los fiordos noruegos y el Báltico también tienen mucha demanda, y luego los destinos tradicionales, Italia, Francia. Ahora está de moda ir a París para  ver quemada la catedral de Notre Dame. Cada vez hay más gente que busca viajar para cosas muy concretas.


¿Es usted muy de Feria?
Antes me gustaba e iba todos los años pero últimamente no voy -se encuentra en Ibiza pasando unos días, esta entrevista ha sido telefónica-. Primero, porque es un poco apartada, tienes que desplazarte y ya te condiciona de alguna manera. Y ya que me ha preguntado por la edad, a estas alturas prefiero una cosa un poco más pausada.


Nos decía otro invitado a esta sección que la Feria no podría compararse a otras andaluzas hasta que no mejorasen sus comunicaciones por tren y avión.
No sé si Almería tiene publicitada la feria en la manera bestial de otras capitales andaluzas. Todo el mundo sabe cuándo es la feria de Sevilla, Málaga, pero la nuestra no. Si hay mejores comunicaciones mejora todo, sin duda, pero no sé si tendría un impacto grande, en todo caso puede que animara  al turismo de cercanías, a murcianos, o granadinos, pero no a un bilbaíno, que va a elegir la feria de Sevilla o Málaga porque tienen más nombre.


Quizás a un bilbaíno también se le quiten las ganas de venir con esos precios del avión.
Eso por descontado, no cabe duda. El transporte tiene incidencia en todo.


¿Cuál podría ser la mejor publicidad para Almería y su Feria?
No hay ninguna publicidad mejor para una ciudad que los propios viajeros. Nadie va a vender mejor Almería que un almeriense que se va a Alemania y se toma una cerveza con un alemán. También hay muchos tipos de publicidad poco costosos pero muy eficaces. Si por mí fuera, las cajas de hortalizas y verduras, deberían llevar por ley la pegatina de un indalo.


¿Qué repercusión puede tener el nuevo impuesto ‘simbólico’ de las autovías para el turismo?
¿Pero cuántas veces tenemos que pagar por cada cosa? Pagamos impuesto de circulación, de matriculación, por combustibles, los generales. De simbolismo no tiene nada, es pura recaudación. Los ciudadanos no somos tontos y sabemos lo que es.


¿No es lamentable ver hoteles con un campo de golf a 10 metros cerrados en invierno?
 En algún momento hay algún fallo en las promociones, o no lo estamos haciendo en los sitios adecuados o no lo hacemos de la manera adecuada. Otra cosa es que necesitamos dentro de la provincia más actividades complementarias. No estamos sobrados de ellas.


¿Cómo afecta internet a las agencias?
Hubo un boom de internet que coincidió con la crisis, pero ya nos hemos recuperado. La agencia es lo más recomendable, y no es verdad que somos más caras. Nunca dejan un cliente tirado en el destino, eso se lo puedo asegurar, siempre le busca una salida.  Por internet, muchas veces ni siquiera sabes dónde reclamar.

 

más leídas

últimas de Feria 2019

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería