Características básicas de los alumnos que tienen fracaso escolar

El verano puede ser la mejor época de aprender una técnica de estudio eficaz

El fracaso escolar debe ser tomado como un problema en común para darle una solución eficaz.
El fracaso escolar debe ser tomado como un problema en común para darle una solución eficaz. La Voz

Cuando se acerca el final del tercer trimestre a muchos padres y madres les asaltan los mismos pensamientos en relación con sus hijos: ¿Por qué lo deja todo para el final? ¿Porqué parece que se repite siempre la misma historia cada curso?¿Qué se está haciendo mal en relación a su educación? Las características de este estudiante que parece no rendir lo que se espera de el se puede resumir en los siguientes puntos:


Falta de organización

Les suele costar aprovechar el tiempo y son incapaces de ser proactivos en el estudio. En este caso, tenemos desde alumnos que se pasan una tarde entera estudiando pero que no la aprovechan a los que andan retrasando el momento para estudiar y se distraen constantemente. Al final, el resultado es el mismo: estudian eficientemente menos de una hora diaria.


Baja comprensión lectora Inicialmente no tienen problemas de capacidad ni tampoco de comprensión pero al no tener un hábito lector, cuando van avanzando los cursos dejan de entender los libros de textos.


Memorizan pero no estudian

Las técnicas de estudio son las grandes olvidadas en los currículos escolares, afectando al rendimiento del aluno. Estudiar es recabar información, y saber relacionar conceptos. Un estudio basado solo en la memorización implica un mayor esfuerzo y les hace perder la atención en las clases.


Dependen de los padres

Ante la situación de estrés que generan los malos resultados los padres intenten ser el apoyo al estudio pero terminan en ser otro factor de estrés al perder los nervios con el hijo al ver que su método de estudio no evoluciona y los malos resultados permanecen.


Falta de motivación

Acaban desarrollando una baja autoestima y en vez de centrarse en todas sus habilidades, se refugian en aquello que les cuesta y no quieren enfrentarse a algo que supone tanto esfuerzo.


Falta de atención

El déficit atencional suele estar presente en muchos casos de fracaso escolar. Por ello, es necesaria la opinión del psicólogo para poder diagnosticar si hubiera este déficit y trabajarlo para que el estudiante pueda recuperar la autoestima al ver que puede controlar esos mal llamados despistes en la clase que casi siempre subyacen a un problema de control de la atención.

 

más leídas

últimas de Academias

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería