Briston Cromwell 1200, una moto de línea clásica, pero actual

Indalmar Motor hace pleno con la concesión de esta marca

Pedro Lamazares
16:17 • 22 nov. 2022

Brixton Motorcycles es una marca del grupo austriaco KSR especializada en la fabricación de motos con estilo retro o, Old School (vieja escuela). El nombre de Brixton se ha tomado de un barrio londinense y la marca lo asocia con la cultura de las café racer. La 1200 es su verdadero buque insignia, una declaración de principios de lo que la compañía es capaz de hacer. 

Es un modelo concebido en Austria, y fabricado en China por Gaokin y con ansias de conquistar a todos los aficionados a las motos “clásicas”.


Clásica y como tal monta: llantas de radios (con neumáticos tubeless, sin cámara), depósito de línea clásica, asiento plano, faro redondo, motor bicilíndrico en línea con profusas aletas en los cilindros (pese a que va refrigerado por líquido) y dos amortiguadores en el tren trasero.



Propulsor bicilíndrico en línea refrigerado por líquido y calado a 270 grados., que rinde  83 CV  más que suficientes.



Motor

El bicilíndrico en línea refrigerado por agua produce 83 CV a 6.550 rpm con un impresionante par motor de 108 Nm ya disponible a 3.100 rpm. Motor de 8 válvulas con una caja de cambios de 6 velocidades con embrague antirebote.



Sistema de escape

El sistema de escape es de dos tubos, está hecho completamente de acero inoxidable y va directo hacia abajo y hacia la parte trasera: tiene un buen diseño y suena aún mejor. 


Brixton no ha descuidado los pequeños detalles. Es más, la Cromwell 1200 está plagada de ellos y lejos de convertirla en un abigarrado batiburrillo de elementos, ha logrado un armonioso conjunto en el que todo suma.


Puños del mimso color del asiento goma del deposito


Luces e indicadores LED

Luces diurnas, faros delanteros, pilotos traseros e intermitentes: con un equipamiento de LEDs por todas partes, la Cromwell se pone al día sin olvidar el inconfundible encanto de las formas clásicas


Control de crucero

La 1222 cc también puede conducirse cómodamente. Para las etapas de autopista o los largos tramos locales, el control de crucero de serie puede manejarse cómodamente con un solo botón situado en el extremo izquierdo del manillar.


Sobre la Cromwell

Encima de la 1200 la postura es neutra y relajada, sin tener el torso muy echado hacia delante y con las manos abrazando los suaves puños marrones con un diseño que da la impresión de ir cosidos. La imagen no solo es retro, sino que el triángulo formado por el asiento, manillar y estribos favorece una postura “tradicional” encima de la bicilíndrica. El manillar plano y los reposapiés (que están bien centrados) ayudan a no tener que doblar las rodillas en exceso. El resultado final es que te sientas como en casa. El asiento cuenta con unas dimensiones suficientes para acoger a dos adultos.


La forma del asiento, largo y plano, es clásica y apropiada para este tipo de moto.


Un detalle importante que nos dejaron claro en INDALMAR MOTOR es que habrá una versión limitada para el A2, que estará disponible dentro de unos días, entendemos que antes de que acabe el año. Por lo que si poseedor/a de este carnet puedes aprovechar ya para ir escribiendo la carta a los Reyes Magos pues la Cromwell 1200 limitada a 35 kW no deberá tardar en llegar. 

La Cromwell 1200 viene a plantarle cara a modelos asentados como la Triumph Bonneville T120 o BMW R NineT. El objetivo es ambicioso y pensamos que Brixton ha conseguido un producto bien hecho que ayudará a elevar varios enteros la percepción que el aficionado tiene esta joven marca.


Un deposito con una combinación de colores muy acertados



Temas relacionados

para ti

en destaque