Presentación mundial del prototipo Toyota BZ4X

Toyota en Almería se llama Alborán Motor

Toyota presenta hoy su prototipo bZ4X en el Salón del Automóvil de Shanghái, el primero de una serie de vehículos eléctricos de batería —battery electric vehicles (BEV)—, sin emisiones.


El prototipo Toyota bZ4X, un todocamino de tamaño medio y tracción total, es una parte esencial de la transición de Toyota de simple fabricante de automóviles a compañía dedicada a ofrecer una movilidad mejor para todo el mundo.


Las siglas ‘bZ’ hacen referencia a ‘beyond Zero’ —más allá de cero— y reafirman el compromiso de Toyota no solo en reducir a cero las emisiones de carbono y conseguir la neutralidad de carbono, sino también de ir más allá y conseguir más beneficios para el medio ambiente, las personas y la sociedad en su conjunto.



El nuevo prototipo Toyota bZ4X ha sido desarrollado por Toyota Motor Corporation (TMC) en colaboración con Subaru Corporation, aprovechando las habilidades especializadas y la experiencia de ambas compañías. Se espera que las ventas de la versión de producción comiencen hacia mediados de 2022.


El Toyota bZ4X es mucho más que un mero medio de transporte; sirve también como espacio cómodo y conectado donde la gente puede disfrutar mientras se desplaza.



Koji Toyoshima, Ingeniero Jefe del proyecto, explica: “El cliente a quien nos dirigimos es alguien para quien el tiempo dedicado a la familia y los amigos es muy importante. Cuando quiera disfrutar de momentos así, el prototipo Toyota bZ4X puede servirle de centro neurálgico”.




Diseño exterior: dinamismo y utilidad


La imagen exterior del prototipo Toyota bZ4X está a la altura de las grandes expectativas que genera conducir un vehículo eléctrico, sin tener que renunciar a nada. Su forma general combina dinamismo y utilidad: en formato todocamino, presenta una característica posición de conducción elevada, sin perder un ápice de aplomo sobre la calzada. En la carrocería se combina un estilo preciso y una tecnología muy avanzada.


El frontal del vehículo abandona la tradicional parrilla y, en su lugar, cuenta con una serie de sensores, luces y elementos aerodinámicos en una inconfundible forma de martillo, evocando una actitud y una presencia muy llamativas.


Habitáculo espacioso


El prototipo Toyota bZ4X se ha fabricado sobre la nueva plataforma modular e-TNGA, desarrollada especialmente para vehículos eléctricos. La gran distancia entre ejes y los voladizos cortos ayudan a crear un habitáculo notablemente amplio. De hecho, el espacio para las piernas en las plazas posteriores es equivalente al de los modelos más grandes del segmento D.


La parte delantera del habitáculo se ha diseñado en torno a un ‘módulo de conducción’ que proporciona al conductor la sensación de estar conectado directamente a la carretera y a la información más relevante. El cuadro de instrumentos, colocado más abajo, abre la visibilidad panorámica y enfatiza la sensación de espacio.


Los controles están agrupados en torno a la consola central, diseñada para un reconocimiento y una manipulación muy sencilla y rápida. El cuadro de instrumentos digital se encuentra sobre el volante, de modo que apenas hay que mover los ojos para consultar la información.


Gestión de la batería, clave para optimizar la autonomía


El programa de desarrollo ha cosechado los frutos de más de 20 años de liderazgo de Toyota en la electrificación de vehículos y de la calidad, durabilidad y fiabilidad que definen la marca. Así, la unidad de propulsión eléctrica —motor, unidad de control y sistema de gestión de la batería— proporciona una eficiencia líder en la categoría y una autonomía muy competitiva.


El perfil medioambiental del vehículo se refuerza aún más gracias a un sistema de carga solar a bordo, que amplía la distancia que se puede recorrer. Gracias a la vasta experiencia de Toyota en el desarrollo de la tecnología de baterías para sus modelos híbridos eléctricos e híbridos enchufables, se ha podido desarrollar la batería que necesita el prototipo Toyota bZ4X, más grande y potente, para una gran durabilidad y fiabilidad, manteniendo la autonomía del vehículo, incluso en climas fríos.


Un auténtico todocamino de tracción total


El sistema de tracción total, que cuenta con motores eléctricos en los ejes delantero y trasero, se ha desarrollado en colaboración con Subaru. El rico legado y los conocimientos especializados de Toyota y Subaru se han combinado para ofrecer un sistema de tracción total que hace que el prototipo Toyota bZ4X sobresalga en su segmento.


El sistema confiere al prototipo Toyota bZ4X un auténtica capacidad off-road, que también ofrece a los conductores cotas superiores de seguridad y tranquilidad en carretera.




Avanzado sistema de dirección por cable


El prototipo Toyota bZ4X estará disponible con una combinación nunca vista en el mundo de una horquilla de dirección y un sistema de dirección por cable. Esta tecnología otorga un mayor control al conductor, y suprime las interferencias procedentes de superficies desiguales y de los frenos, y consigue así una respuesta más precisa en consonancia con la velocidad del vehículo y el ángulo de giro.


El sistema de dirección por cable también prescinde del tradicional volante circular, eliminando la necesidad de que el conductor mueva las manos por el aro del volante para realizar un giro, lo que refuerza el placer de conducción.


Toyota bZ: un significado más profundo para una nueva serie de vehículos eléctricos de batería


El prototipo Toyota bZ4X es el primer modelo en emplear la nueva nomenclatura bZ —beyond Zero, o más allá de cero—. De ahora a 2025, Toyota se propone lanzar 15 vehículos eléctricos de batería, incluidos siete modelos Toyota bZ.


Con esta nueva serie de vehículos eléctricos de batería, cualquiera podrá cambiar su vehículo actual sin ningún inconveniente y disfrutar de todas las ventajas que un vehículo totalmente eléctrico tiene que ofrecer. Esto se consigue gracias al desarrollo centrado en las personas, y al hecho de ofrecer una movilidad a la medida de las vidas y experiencias reales de la gente.


En este sentido, el Ingeniero Jefe Toyoshima explica: “No se trata únicamente de contribuir al medio ambiente con un vehículo sin emisiones, sino de alcanzar unas valiosas emisiones ‘beyond Zero’ facilitando e intensificando la experiencia al volante”.


Los modelos Toyota bZ también ayudarán a conseguir el objetivo de la neutralidad de carbono. Este concepto hace referencia a los planteamientos e iniciativas encaminados a neutralizar las emisiones de CO2 de todo el ciclo de vida del vehículo, que comprende la fabricación, la distribución, el uso, el reciclaje y la eliminación definitiva.


Toyota define cuatro aspectos en su estrategia ‘beyond Zero’, el primero y más importante de los cuales es ‘Tú y el medio ambiente’, teniendo en cuenta no solo la energía que el vehículo utiliza para moverse, sino también cómo pueden aprovecharse las energías renovables, como la energía solar.


El segundo aspecto es ‘Tú y tu vehículo’, por el que un vehículo eléctrico de batería, diseñado sobre una plataforma específica, aprovecha las tecnologías más modernas y ofrece una conectividad excelente para poder disfrutar de una experiencia segura, tranquila y placentera a bordo.


En tercer lugar, ‘Tú y los demás’ orienta la creación de vehículos eléctricos de batería que disponen de un entorno amplio y silencioso que inspire a las personas a interactuar y compartir experiencias.


Por último, ‘Tú y la sociedad’ considera el impacto global sobre la sociedad, para que el mundo sea un lugar mejor para todos.




Liderazgo consolidado en el campo de la electrificación


El nuevo prototipo Toyota bZ4X marca el más reciente hito en el viaje de Toyota para eliminar las emisiones, que empezó hace más de 20 años con el lanzamiento del primer Prius (1997), el primer vehículo híbrido eléctrico producido en serie del mundo.


Desde entonces, Toyota ha explorado constantemente los límites de la electrificación de vehículos, ha obtenido una eficiencia aún mayor de su tecnología híbrida eléctrica y ha abierto nuevas posibilidades con el desarrollo de modelos híbridos enchufables y eléctricos de pila de combustible de hidrógeno. Hasta la fecha, Toyota ha vendido más de 17 millones de vehículos electrificados, lo que representa una reducción de unas 140 millones toneladas de CO2. Entre 2010 y 2019, la tecnología electrificada ha ayudado a Toyota a reducir las emisiones globales de CO2 de sus vehículos en todo el mundo alrededor del 22%.


Toyota bZ también es una señal de que la compañía se plantea las emisiones más allá de cero en lo que se refiere a la movilidad del futuro. Centrándose en ‘Ofrecer una movilidad para todos cada vez mejor’, la filosofía más allá de cero engloba el anhelo de Toyota de desarrollar productos y servicios para disfrutar más al volante, intensificar la experiencia conectada y velar por la seguridad y protección de todos los usuarios de la vía. Y, en última instancia, crear sociedades mejores en todo el mundo.


Para conseguirlo, Toyota ha trabajado en una amplia variedad de tecnologías, para satisfacer la demanda de los distintos mercados y tipos de vehículo utilizados: híbridos eléctricos (HEV), híbridos enchufables (PHEV), eléctricos de batería (BEV) y eléctrico de pila de combustible (FCEV).


Por otra parte, el desarrollo del hidrógeno como fuente abundante de energía limpia suma una nueva dimensión, ya que la tecnología de pila de combustible es aplicable a muchas formas de transporte distintas, no solo turismos FCEV sino también camiones, trenes y barcos, y también se puede usar en generadores eléctricos fijos y móviles.


Expansión de la oferta electrificada


Para 2025, Toyota ofrecerá más de 70 vehículos electrificados en todo el mundo. Entre ellos, figurarán al menos 15 vehículos eléctricos de batería.


En Europa, para 2025, esto se traducirá en un mix de motorizaciones con más de un 70% de híbridos eléctricos, más de un 10% de híbridos enchufables y más de un 10% de modelos cero emisiones, tanto eléctricos de batería como eléctricos de pila de combustible.


La contribución global de Toyota a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y su determinación para alcanzar la neutralidad de carbono


En 2018, Toyota anunció su intención de transformarse de fabricante de automóviles en compañía de movilidad.


Partiendo de la base de que todos vivimos en el mismo planeta, Toyota actúa desde la perspectiva del ‘planeta hogar’, más allá de los conceptos de ‘ciudad hogar’ y ‘país hogar’ sobre los que el sector de la automoción ha fundamentado a menudo su actividad.


La actual generación en edad activa es la responsable de legar este hermoso planeta a la próxima generación como un lugar donde las personas puedan vivir tranquilas. Bajo esa perspectiva, Toyota sigue una filosofía centrada en las personas que predica que la tecnología debe tener un impacto positivo sobre la felicidad y la salud de la gente.


Aprovechando la fortaleza que ha cultivado a través del ‘monozukuri’ (creación o fabricación) e incorporando más innovaciones tecnológicas que expanden las posibilidades de la movilidad, Toyota se propone prestar servicios que pongan la libertad de movimiento al alcance de todo el mundo.


Además, a través de su actividad, Toyota aspira a contribuir a la consecución de los ODS. Entre los 17 ODS, la reducción de las emisiones de CO2 tiene un alcance global y, para hacerla posible, resulta esencial implantar la electrificación a escala planetaria.


Actualmente, muchos países de todo el mundo anuncian sus calendarios para la consecución de la neutralidad de carbono. Así, por ejemplo, en Europa, la UE se fija el objetivo de la neutralidad de carbono para 2050.


Para conseguir la neutralidad de carbono en el sector del automóvil, se hacen necesarias actividades integradas: ya sea relacionadas con políticas energéticas que promuevan las energías renovables y las infraestructuras de recarga, ya sea con políticas industriales como subvenciones, apoyo a proveedores y sistemas de reciclaje de baterías. Asimismo, la industria tiene que trabajar con distintos interlocutores, como gobiernos y organizaciones empresariales.


A medida que expande su actividad por todo el planeta, Toyota desarrollará una estrategia de electrificación que lleve a la reducción de las emisiones de CO2 durante todo el ciclo de vida de los vehículos, y lo hará consultando con los gobiernos nacionales.


Toyota trabajará también por disponer de la información más transparente posible, para poder aprender más de todas las partes interesadas, por ejemplo llevando a cabo análisis y difundiendo la información a finales de año para asegurar que las actividades colaborativas cumplen el objetivo a largo plazo del Acuerdo de París.




 

 

Temas relacionados
Toyota

para ti

en destaque