Sainz da la gran sorpresa en el GP de Italia, al clasificarse 3º de la parrilla

Hamilto y Bottas, ambos con Mercedes saldrán por delante del McLaren de Sainz

La sesión de clasificación del GP de Italia de Fórmula 1 2020 fue un auténtico baño de emociones. El sensacional resultado de Carlos Sainz dieron el toque de picante que tanto se echaba en falta en las últimas semanas. 


El español de McLaren se lució a una vuelta y fue el mejor del resto, solo superado por los dos Mercedes, intratables una vez más, tras un duelo con Checo Pérez y Max Verstappen a la décima.


Ferrari logró su peor resultado desde 1984 en Monza, esta vez sin tifosi, certificando una crisis que parece más que la tormenta de la que habló Mattia Binotto la semana pasada.


Sainz, probablemente el piloto con mejores salidas en Fórmula 1, es una gran amenaza. Pero a su vez, el madrileño tendrá que vigilar a Pérez, con el que comparte segunda línea, y a Verstappen, que buscará como sea recuperar su posición 'natural'.





"Normalmente hacemos buenas salidas y siempre la primera vuelta la pasamos intentando adelantar a los coches que tenemos delante. Estoy seguro de que intentaremos hacer lo mismo esta vez, pero aunque pudiéramos pasar a uno de los Mercedes al principio, hay que poner en la balanza si realmente tiene sentido luchar con esos tipos o tratar de mantenerlos detrás, porque al final puedes perder más rendimiento al intentar hacer algo que simplemente no es posible", analizó el director de McLaren


El piloto español fue muy sincero y admite que será una utopía mantener, por ritmo, la posición de salida, aunque en una carrera todo pueda ocurrir.


"Estoy muy contento, sobre todo porque desde la Q1 hemos conseguido un buen feeling con el coche y la verdad es que cuando me encuentro cómodo en este circuito con el coche, voy muy rápido. Desde el primer momento en la Q1 me he sentido muy bien, logré pasar solo con un juego de neumáticos con una vuelta muy buena y desde entonces solo traté de rodar en 1:19.6, porque sabía que eso me pondría entre los cinco primeros, así que fui a por ello", comentó tras bajarse del monoplaza.


"Sentí que fui clavando la Q1 y Q2 en los primeros intentos. En la Q3, no lo conseguí del todo y tuve que esperar al segundo intento. La vuelta no empezó muy bien y necesitaba unas curvas finales muy fuertes y lo intenté, arriesgué mucho y después de cómo me tiré en Ascari, fue como '¡Guau!, eso fue demasiado tarde'. Poder salir tercero, detrás de los dos Mercedes, es algo muy especial y que voy a recordar".




"En la última vuelta casi meto la pata, tuve un momento de tensión en Lesmo 1 donde casi pierdo el coche, y desde entonces tuve que pilotar un poco así y aún estoy temblando un poco porque en La Parabolica y Ascari he tenido que ir a tope".


"Creo que Verstappen es normalmente el único que se puede seguir a los Mercedes en ritmo de carrera y, para nosotros, creo que es imposible hacerlo", comenzó. "Así que si logra el rendimiento de carrera que tiene normalmente con el Red Bull, que siempre cobra vida en carrera, será muy difícil para nosotros mantenerle detrás".


Además de Verstappen, Sainz se mostró preocupado con Renault, aunque reconoce tener más dudas: "Con Ricciardo creo que es un poco más una incógnita, porque sale más atrás. Pero ese Renault en ritmo de carrera fue muy fuerte en Spa y en la FP2 aquí, así que creo que serán complicados, y los Racing Point, de cara a la carrera, no lo sé"




"Sinceramente, los Racing Point este año son un signo de interrogación con ese coche nuevo que tienen: cuando lo hacen bien, vuelan, cuando no lo hacen bien, a veces sufren un poco más. Es muy difícil para nosotros predecir. Supongo que mi respuesta a eso es que trataremos de mantener detrás a quien sea. Obviamente, estamos en una muy buena posición y vamos a intentar mantenernos ahí, sabiendo que Verstappen y los Renault serán muy, muy difíciles de contener".

.



 

para ti

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

en destaque