El almeriense José Antonio Hinojo, único andaluz participante en el Dakar 2019

Participa con Xavier Blanco como su copiloto, en la categoría de bugys, con un Can-Am

Hinojo y Blanco, momentos antes de tomar la salida ayer.
Hinojo y Blanco, momentos antes de tomar la salida ayer.

Un año más el piloto de Serón se encuentra participando en el Dakar 2019, tras su participación en la edición del 2011. 

Tras realizar una temporada fantástica el año pasado a bordo de su coche, un vehículo realizado por el, el Hibor Raid DKR, que le hizo alzarse con la segunda plaza final, al tener que abandonar en la última prueba, el Rallye Villa de Zuera, lo cual le impido proclamarse campeón de España.



 Jose Antonio Hinojo regresa al Dakar siete años después de su primera y única experiencia en la competición, fue en 2011, cuando un abandono le dejó fuera de combate. Tras muchas batallas, muchísimo esfuerzo económico y deportivo después, el almeriense regresa al Dakar junto al catalán Xavier Blanco, al que volvió a llamar este año y convenció para que le acompañara en Perú: “Nos conocemos desde hace muchos años, tenemos una gran compenetración, nos entendemos muy bien en cabina, nuestra primera idea era competir en T.1 pero decidimos acudir al Side By Side porque tenía muchas más posibilidades, el vehículo va magnífico sobre la arena”. A bordo de su Maverick, Jose Antonio y Xavier han rodado en Merzouga y competido en el campeonato nacional de Bajas, donde han ido moldeando el coche y poniéndolo a prueba para el desierto inca: “Será un recorrido de mucha arena, dunas y una navegación muy dura, pero esto es la pauta del Dakar, cada año parece que siempre va a ser la edición más dura y luego se supera. Pelearemos e intentaremos resolver las etapas, será un ejercicio de superación”. Jose Antonio Hinojo, empresario de éxito, ambiciona estar en cabeza en la categoría Side By Side y pelear el triunfo final, aunque ambos coinciden en que poder participar en la carrera ya supone un enorme objetivo personal cumplido.




“Lo que hace especial al Dakar son dos cosas: por un lado el impacto mediático que tiene, cuando fui en 2011 me quedé sorprendido de las miles y miles de personas en Argentina que se acercaban a ver los vehículos. Y en segundo lugar por la dureza, los que vamos a la carrera vamos buscando lo extremo en cuanto a dureza y conducción, algo que te lleve a superarte personalmente”.


Ayer dio comienzo la prueba con la especial entre Lima y Pisco, con un enlace de 247 km y una especial de solo 84 km. Tras finalizarla pudimos hablar con José Antonio y estas fueron sus impresiones: “Salimos a medio día con una temperatura muy alta, ya te puedes imaginar como estábamos en la salida, con muchísima ilusión y ganas. Había muchísimo publico, es este un país con mucha afición. Era nuestra primera toma de contacto con el bugy, habitualmente lo hacemos con T1, en principio estuvimos unos km haciendo una toma de contacto con el vehículo y al final hemos conseguido mejores tiempos, estamos muy contentos como se ha desarrollado toda la etapa. En la provisional hemos finalizado en el puesto 12, pero hemos puesto una reclamación ya que hemos salido casi un minuto y medio más tarde de lo que nos correspondía, y ese tiempo ha sido computado como de carrera. Veremos si prospera”.





Tras  la primera etapa, los competidores se meterán de lleno en harina con una segunda etapa de 552 km, 342 de ellos de especial. Sin duda la ocasión perfecta para abrir los primeros huecos. La navegación se antoja crucial.


Os seguiremos informado de todo lo que acontezca al equipo almeriense en las próximas jornadas.







más leídas

últimas de Motor

newsletter

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.