El Honda CR-V Hybrid 2019, ya esta disponible en Fegimotor Grupo Saveres

Por primera vez, un SUV de Honda se encuentra disponible como vehículo híbrido en Europa

Mayor confort, comodidad y conectividad
Mayor confort, comodidad y conectividad Honda

Desde el lanzamiento del primer modelo en 1995, el Honda CR-V ha ido mejorando generación tras generación. Esta última versión del popular SUV de Honda pretende superar las expectativas de los clientes, gracias a sus características mejoradas y exclusivas. El nuevo CR-V presenta ahora una amplia gama de sofisticadas tecnologías y calidad superior en todos los aspectos.


Por primera vez en un SUV de Honda en Europa, el nuevo CR-V estará disponible con tecnología avanzada de propulsión híbrida. El sistema híbrido cuenta con la tecnología Intelligent Multi-Mode Drive (i-MMD) que combina dos motores eléctricos (generador e impulsor), un motor de gasolina de ciclo Atkinson, una batería de iones de litio y una transmisión fija que proporcionan elevados niveles de eficiencia y perfeccionamiento. En el nuevo CR-V, la tecnología híbrida puede combinarse con tracción delantera o tracción total.


El CR-V cuenta con un diseño exterior renovado y sofisticado, con unos pasos de rueda más anchos y atléticos, unos contornos más definidos en el capó y en los paneles traseros, así como el frontal distintivo más reciente de Honda, con sus característicos faros.


En el interior, el nuevo modelo eleva el listón en cuanto a calidad, refinamiento y espacio. Tomando como referencia las marcas premium del segmento, el nuevo CR-V ofrece ahora una mejor calidad de marcha, respuesta de la dirección, control de la carrocería y gestión del ruido, vibración y rumorosidad (NVH). El nuevo CR-V representa una evolución en todos los aspectos, ofreciendo más confort, comodidad y conectividad que nunca.


El nuevo CR-V presenta unas proporciones exteriores ligeramente superiores, y la mayor distancia entre ejes y su presencia más robusta hacen posible un interior mucho más espacioso. La mejor eficiencia de espacio en su clase destaca por un espacio generoso para todos los ocupantes, así como por un maletero más ancho y profundo con un compartimento de carga más largo. Un portón trasero eléctrico "manos libres" permite acceder con comodidad a la carga.




Funciones inteligentes hacen que el nuevo CR-V sea más fácil de usar todos los días. Por ejemplo, es posible programar la altura de apertura del portón trasero para evitar el contacto con techos bajos. La flexibilidad de la cabina se ve reforzada por los tres modos de almacenamiento de la consola central y los nuevos respaldos de los asientos traseros, abatibles con una distribución 60:40 con un solo movimiento en la segunda fila, permiten una carga más rápida y fácil.


El diseño de la plataforma incorpora la nueva generación de la estructura de carrocería exclusiva de Honda ACE™ (del inglés Advanced Compatibility Engineering, ingeniería de compatibilidad avanzada), que emplea una red de elementos estructurales conectados para distribuir la energía de un posible impacto de manera más uniforme. Además, ofrece Honda Sensing™ de serie en toda la gama, uno de los paquetes más completos de tecnologías de asistencia a la conducción y seguridad activa de su clase, quecombina la información del radar y de la cámara de visión para asistir al conductor.


 


2. Un exterior sofisticado y deportivo con una silueta familiar y un interior de la más alta calidad


El nuevo diseño exterior, la mayor distancia entre ejes y las ruedas y neumáticos de mayor tamaño le confieren una presencia robusta y atlética.

Estilo SUV moderno y dinámico que evita cualquier línea innecesaria

Aerodinámica avanzada y, por primera vez en un CR-V, aplicación del sistema Active Shutter Grille de Honda

El interior de gran calidad transmite fuerza y solidez, con acabados de un tacto exquisito.

·

El nuevo CR-V conserva sus líneas habituales, al tiempo que ofrece un diseño evolucionado de estilo sofisticado y deportivo. El nuevo CR-V cuenta con un diseño exterior renovado, con unos pasos de rueda más anchos, unos contornos más definidos en el capó y en los paneles traseros, así como el frontal distintivo de los últimos modelos de Honda, con sus característicos faros.


Los principios fundamentales para el diseño del nuevo CR-V han sido crear un SUV moderno y dinámico que fuera a la vez muy funcional. Honda apostó por una propuesta refinada y sofisticada, con un estilo limpio y contemporáneo que evita cualquier línea innecesaria.


Uno de los principales cambios introducidos por los ingenieros fue aumentar la distancia entre ejes en 30 mm. Esta particularidad, además de ofrecer más espacio en el interior, le confiere un aspecto más robusto, con las ruedas más cerca de las esquinas del vehículo. La combinación de neumáticos y llantas de mayor tamaño, un voladizo trasero más corto y dos tubos de escape confieren al automóvil un aspecto más atlético.


En la parte delantera, el llamativo diseño integra la última versión del distintivo frontal de Honda, con la parrilla “solid wing”, sus característicos faros e iluminación LED de serie. El paragolpes frontal, minuciosamente esculpido y con una superficie más limpia en comparación al modelo anterior, delimita una fina parrilla en el bastidor delantero. Los definidos contornos del capó fluyen de manera natural hacia el parabrisas y mantienen su continuidad hasta el alerón del portón trasero.


Los laterales de la parte trasera presentan un contorno más pronunciado que el CR-V de la generación anterior, y se ven complementados por unos pasos de rueda más anchos. Su aspecto dinámico se ve acentuado gracias a una línea firme, que logra aumentar el volumen de la parte inferior, y a una moldura que se extiende desde el arco de las ruedas delanteras hasta la parte trasera del coche.


El pliegue en la línea superior de la ventanilla se fusiona con la parte trasera del vehículo, avanzando en paralelo junto con el contorno del portón trasero. La tira de cromo del embellecedor gira sobre sí misma de forma pronunciada, uniéndose a partir de la línea del cinturón en la parte inferior de la zona de la ventana, acentuando aún más el aspecto deportivo.


Los faros traseros LED de líneas afiladas fluyen alejándose del borde trasero de la línea de los hombros para envolver la parte trasera del vehículo y crear un gráfico con forma de «L» en cada lateral, que incluye los cristales de las ventanas traseras. El toque final lo pone la moldura cromada que recorre todo el ancho del portón trasero, entre las ópticas.


Los clientes pueden elegir entre ocho colores para la carrocería: Rallye Red sólido, Lunar Silver, Modern Steel, Cosmic Blue y Premium Crystal Red metalizados, además de Platinum White, Crystal Black y Premium Agate Brown perlados.


Todas las versiones del CR-V Hybrid están equipadas con llantas de aleación de 18 pulgadas, y las versiones más altas de la gama (Executive) incorporan techo solar panorámico practicable de serie.




Una mejor aerodinámica


El nuevo Honda CR-V es uno de los vehículos con la aerodinámica más eficiente de su clase*, y ha sido desarrollado mediante una combinación de análisis de mecánica de fluidos computacional, pruebas en túnel del viento con modelos a escala, y pruebas en el primer túnel de viento a tamaño real de Honda en incorporar una cinta de desplazamiento.


Los estrechos montantes A compensan el volumen más ancho, y enmarcan el parabrisas montado al ras sobre los brazos del limpiaparabrisas, también perfectamente instalados. Junto con el paragolpes frontal, cuidadosamente esculpido, la turbulencia de aire se reduce alrededor del frontal. La elegante línea del techo, con una antena tipo aleta se complementa con las cubiertas ubicadas en los bajos del motor y del piso, que permiten un suave flujo de aire por encima y por debajo del CR-V, lo que reduce la resistencia aerodinámica y mejora la estabilidad.


Los bordes del paragolpes trasero se han contorneado hacia el interior del vehículo, y terminan en pliegues angulosos en ambos laterales. Junto con los marcados bordes para las ópticas traseras, que se encuentran en la parte más alta de la carrocería, los pliegues ayudan a separar limpiamente las corrientes de aire de los laterales. Un práctico alerón en la parte superior del portón trasero reduce aún más las turbulencias en la parte de atrás. En comparación con el CR-V anterior, la reducción general de la resistencia aerodinámica disminuye también el efecto de los ruidos procedentes de los paneles de la carrocería y las extrusiones, mejorando así el ahorro de combustible y la baja rumorosidad en el interior.


Las entradas de aire de la parte delantera, tanto bajo la insignia cromada del frontal como en los paragolpes inferiores, cuentan con el sistema Active Shutter Grille de Honda, que mejora el ahorro de combustible. Por defecto, el sistema mantiene las rejillas de la parrilla cerradas, incluso al conducir por ciudad, a fin de mejorar la aerodinámica. Sin embargo, cuando es necesario, el sistema pone en marcha un motor encargado de gestionar la apertura de las rejillas para que entre el aire en el vano motor. Un procesador central realiza un seguimiento de los principales parámetros de temperatura en lo que respecta a las necesidades de refrigeración del motor, el aceite de la transmisión y el aire acondicionado, a fin de determinar la posición de apertura o cierre ideal de las rejillas.


Un interior de calidad superior


El panel de instrumentos de marcada orientación horizontal y la disposición del salpicadero favorecen la sensación de amplitud en la cabina. El elegante diseño logra una sensación de fuerza y robustez, mientras que la amplia gama de materiales táctiles utilizados refuerza la sensación de alta calidad.


Un suave panel recorre el ancho de la cabina, atravesado por un realce negro brillante. Las secciones superiores de los paneles de las puertas presentan cubiertas suaves para un mayor confort del conductor y los pasajeros. Honda ha aumentado el espacio para las piernas de los pasajeros de las plazas delanteras elevando las partes más bajas del salpicadero.


La moldura suave y sofisticada, con efecto madera, de los paneles de las puertas y la parte inferior del salpicadero proporciona un toque de color natural. La moldura de brillo metálico embellece los biseles de la ventilación, el borde del volante, los tiradores de las puertas y el panel del climatizador, añadiendo un acabado moderno. La tapicería de primera clase de los asientos es de un elegante tejido negro, y también está disponible una suave tapicería en piel/símil piel para las versiones Lifestyle y Executive.


Honda ha racionalizado el diseño de la pantalla en comparación con el CR-V de la generación anterior, y ahora sólo cuenta con una pantalla táctil central, además de la interfaz de información para el conductor (DII) de 7 pulgadas que puede verse a través del volante. El diseño del mando de control también se ha simplificado, con un sencillo grupo para la gestión del aire acondicionado situado debajo de la pantalla táctil.


El mejor ángulo de visión de la carretera de su clase se logra gracias a la reducida sección de los montantes A, que son 10 mm más estrechos que los del modelo anterior, mejorando así el ángulo de visión exterior. Honda ha sido capaz de mantener las características de seguridad de los montantes utilizando acero de ultra-alta resistencia. La visión de la carretera sobre el capó también se ha mejorado gracias a la reducción de 60 mm de la zona de la carrocería no visible para el conductor.




Controles del sistema híbrido


Los controles del selector de conducción del nuevo Honda CR-V Hybrid se encuentran en la consola central, con un diseño que emplea un selector de transmisión compacto similar a un pulsador, en lugar de la palanca convencional. Para seleccionar las funciones de conducción, aparcamiento y punto muerto sólo hay que pulsar un botón, mientras que la función de marcha atrás requiere tirar del pulsador. El modo “Sport”, que puede activarse a través del selector de conducción, permite una mayor respuesta del acelerador en el sistema híbrido. Si la batería cuenta con un nivel de carga suficiente, también se puede seleccionar el modo completamente eléctrico EV con tal sólo pulsar un botón, logrando una autonomía de 2 kms de conducción sin emisiones, según las condiciones de conducción y la carga de la batería.


Completa integración de smartphones


El software Honda Connect de segunda generación en el nuevo CR-V ofrece un funcionamiento más intuitivo y una integración completa y sencilla con los smartphones a través tanto de Apple CarPlay como de Android Auto.


La integración con Apple CarPlay supone que ahora Honda Connect incopora las funciones del iPhone a la experiencia de conducción, de forma que la interfaz se transmite a la pantalla del nuevo CR-V. El conductor puede recibir indicaciones, efectuar llamadas, enviar y recibir mensajes y escuchar música desde la pantalla táctil o mediante los comandos de voz de la aplicación Siri de Apple.


Android Auto se ha diseñado para que los conductores puedan usar sus smartphones con Android de una manera más sencilla e intuitiva, bien mediante la interfaz táctil o de voz, de modo que se minimizan las posibilidades de distracción. Las funciones compatibles son Google Maps, Google Now, mensajería, música y otras muchas populares apps, según la disponibilidad en cada mercado.


Interfaz de información del conductor


Tras el volante se encuentra un panel de instrumentos completamente nuevo, con una pantalla de información para el conductor TFT-LCD a color de siete pulgadas denominada DII (del inglés Driver Information Interface), flanqueada por el indicador del estado de carga de la batería y del indicador de nivel de combustible.


La nueva DII del CR-V Hybrid incluye un amplio velocímetro digital y un medidor del estado de la carga de la batería. Integrada en la zona media de la DII se encuentra una zona de contenidos en la que el conductor puede navegar entre diversas pantallas de infoentretenimiento, como instrucciones de navegación, contactos del teléfono móvil, información del audio, sobre el estado del sistema de tracción a las cuatro ruedas e información inteligente de mantenimiento del vehículo. El CR-V Hybrid también muestra un gráfico con el flujo que indica cuál es la fuente de potencia del vehículo, si la batería se está cargando y una ‘Eco Guía’ que sugiere técnicas de conducción más eficientes. Los conductores también pueden comprobar su eficiencia en la conducción mediante la puntuación del ciclo de conducción, que concede o resta puntos que se muestran en forma de iconos de hojas en la pantalla según el consumo de combustible que se obtiene. Para desplazarse y seleccionar la información que se desee visualizar en la interfaz DII, se utilizan controles tipo pulsador, situados en el radio izquierdo del volante. De esta manera, el conductor puede desplazarse por todos los modos de la interfaz DII y ajustar los parámetros de configuración, realizar búsquedas alfabéticas (de contactos o canciones, por ejemplo) y seleccionar la información que prefiere que aparezca en la interfaz DII del panel de instrumentos. También en el radio izquierdo del volante, se encuentran los controles telefónicos del sistema Bluetooth®3 HandsFreeLink®. La combinación de controles tipo pulsador y la pantalla de la interfaz DII en la línea de visión delantera del conductor contribuyen a minimizar las distracciones al conducir.


Los ajustes del control de crucero y el sistema de aviso y prevención de cambio involuntario de carril se accionan con un segundo pulsador situado en el radio derecho del volante.




 


3. El sistema Honda Hybrid Performance ofrece nuevos niveles de perfeccionamiento, respuesta y eficiencia


Por primera vez, un SUV de Honda se encuentra disponible como vehículo híbrido en Europa

El sistema Honda Hybrid Performance emplea la tecnología intelligent Multi-Mode Drive que determina los modos de propulsión de manera automática

La tecnología de propulsión híbrida, prácticamente silenciosa y la exclusiva transmisión fija ofrecen unos niveles de sofisticación extraordinarios

Las emisiones de CO2 en ciclo combinado son de 120 g/km, con un consumo de combustible de 5,3 l/100 km (versiones con tracción delantera – datos correlacionados a NEDC*)

Por primera vez en un SUV de Honda en Europa, el nuevo CR-V está disponible con la avanzada tecnología de propulsión híbrida. El sistema Honda Hybrid Performance cuenta con la tecnología intelligent Multi-Mode Drive (i-MMD) que consta de dos motores eléctricos (generador e impulsor), una unidad de control, un motor de gasolina de ciclo Atkinson, una batería de iones de litio y una innovadora transmisión fija que proporciona elevados niveles de eficiencia y capacidad de respuesta.


El CR-V Hybrid está equipado con un eficiente motor de gasolina i-VTEC de 2 litros de ciclo Atkinson, que ofrece una potencia de 107kW (145 CV) a 6.200 rpm, y un potente motor eléctrico de 135kW (184 CV) con un par de 315 Nm. La unidad de potencia gasolina-eléctrica es capaz de hacer que el CR-V Hybrid pase de cero a 100 km/h en 8,8 segundos en las versiones equipadas con tracción delantera y en 9,2 segundos en las versiones con tracción total. El CR-V Hybrid alcanza una velocidad máxima de 180 km/h.


El CR-V Hybrid equipado con tracción delantera cuenta con unas emisiones de CO2 de 120 g/km (dato correlacionado a NEDC*) y una cifra de consumo de combustible en ciclo combinado de 5,3 l/100 km. El CR-V Hybrid con tracción a las cuatro ruedas ofrece unas emisiones de CO2 de 126 g/km (dato correlacionado a NEDC*) y un consumo de combustible de 5,5 l/100 km.  


Modos de propulsión inteligentes


La tecnología i-MMD, exclusiva de Honda, recibe este nombre porque cambia de forma inteligente y automática entre los tres modos de propulsión para proporcionar la máxima eficiencia posible en la conducción. Estos modos son: EV Drive, en el que la batería de iones de litio alimenta el motor de propulsión eléctrica directamente; Hybrid Drive, en el que el motor de gasolina suministra energía a un segundo motor-generador eléctrico, que transmite a su vez energía a las ruedas a través del motor de propulsión eléctrico; y Engine Drive, donde el motor de combustión proporciona la transmisión directamente a las ruedas a través de un mecanismo de bloqueo del embrague.


En la mayoría de situaciones de conducción en entornos urbanos, el CR-V Hybrid cambiará automáticamente entre el modo Hybrid Drive y el modo EV Drive para conseguir una eficiencia óptima. En el modo de propulsión híbrida, la energía sobrante del motor de combustión se puede emplear también para recargar la batería mediante el generador. El modo EV Drive permite la propulsión completamente eléctrica, y ofrece al CR-V una autonomía de conducción sin emisiones de alrededor de 2 km, dependiendo de las condiciones de la conducción y de la carga de la batería. El modo Engine Drive es la configuración más eficiente para la conducción a altas velocidades en vías rápidasy se puede complementar solicitando un «empuje» de potencia del motor de propulsión eléctrica para complementar el par del motor bajo determinadas condiciones de conducción.


A una velocidad de crucero de 60 km/h, el CR-V Hybrid normalmente funcionará con propulsión eléctrica (Ev Drive) más de la mitad del tiempo. A 100 km/h, funcionará en modo eléctrico durante alrededor de una tercera parte del tiempo. Para alcanzar la velocidad máxima, el CR-V Hybrid funcionará en modo híbrido (Hybrid Drive). El software de control del sistema i-MMD decide en todo momento cuándo cambiar entre los distintos modos a fin de maximizar la eficiencia, sin necesidad de que el conductor tenga que intervenir.


El motor de gasolina de 2,0 litros, el motor generador y el motor impulsor se encuentran bajo el capó y la batería de iones de litio está situada bajo el maletero.




Innovadora transmisión fija


En lugar de utilizar una transmisión convencional, una única relación de engranaje fijo crea una conexión directa entre los componentes móviles, lo que resulta en una transferencia del par más suave. Esta configuración hace que el sistema de Honda sea más compacto y refinado que el sistema planetario e-CVT que suelen incorporar otros automóviles híbridos.


Los ingenieros del programa CR-V Hybrid se han esforzado en asegurar que el cambio entre fuentes de propulsión —incluida la función de arranque-parada del motor— sea prácticamente imperceptible para los pasajeros. La transferencia suave del par evita que se perciban brusquedades en la transmisión, el pedal del acelerador ni en el volante, y el conjunto propulsor prácticamente silencioso permite un funcionamiento extraordinariamente discreto del CR-V Hybrid.


La configuración de transmisión fija del sistema i-MMD de Honda se ha revisado específicamente para el mercado europeo a fin de proporcionar una respuesta progresiva de la aceleración, con una calibración optimizada entre la acción del acelerador y la respuesta del conjunto propulsor, para asegurar que el sonido del motor satisfaga las expectativas del conductor. Además, la primera aplicación del Active Sound Control (Control Activo del Sonido) en el CR-V mejora aún más la experiencia de conducción al ofrecer el sonido natural de la aceleración según el régimen del motor.


Selector de leva de desaceleración


El CR-V Hybrid está equipado con un selector de leva de desaceleración que permite al conductor ajustar la desaceleración del automóvil mediante levas situadas en el volante. La tasa de desaceleración por defecto, que se muestra en la pantalla de interfaz de información para el conductor (DII) de 7 pulgadas se indica con un símbolo de comillas angulares. El número de estos símbolos aumenta según lo hace la tasa de desaceleración, hasta un máximo de cuatro.


Al empujar la palanca situada en la parte izquierda del volante (identificada con un símbolo “-“) la tasa de desaceleración aumenta. Esta acción frena el coche con mayor rapidez. Al empujar la palanca derecha del volante (identificada con un símbolo “+”), el conductor puede reducir la tasa de desaceleración, frenando el coche de manera más suave. La frenada regenerativa se utiliza durante toda la fase de desaceleración.


En conducción normal, el ajuste manual de la tasa de desaceleración es temporal, y se bloquea automáticamente cuando se conduce a una velocidad constante o en la fase de aceleración. Cuando el modo “Sport” está activado, la tasa de desaceleración seleccionada manualmente se mantendrá hasta que el conductor la cancele.


 


4. El chasis más sofisticado de un CR-V hasta la fecha, con una dinámica más emocionante y un confort de marcha ejemplar


El chasis es más resistente y ligero que nunca, lo que permite un ajuste avanzado y dinámico y una mejor gestión del control de la rumorosidad (NVH).

La plataforma se ha fabricado con acero de ultra-alta resistencia de última generación, que le confiere mayor rigidez, dinamismo y resistencia en caso de impacto

Las innovadoras técnicas de montaje mejoran aún más la rigidez general.

La nueva suspensión ofrece una conducción más cómoda y silenciosa

Refinado interior, líder de su clase, que incorpora avanzadas tecnologías de cancelación del ruido.

El nuevo CR-V incorpora el último diseño de chasis de Honda, el más sofisticado jamás creado para un CR-V, y garantiza que el automóvil ofrezca una experiencia de conducción atractiva con un confort de marcha ejemplar.


Esta construcción ligera y rígida presenta un centro de gravedad más bajo, con un sofisticado sistema de suspensión delantera y trasera, nuevas tecnologías de control y una nueva dirección de desmultiplicación variable. La última tecnología de tracción integral de Honda –“Real Time AWD con Intelligent Control System™”, junto con la mayor distancia al suelo, confieren al CR-V Hybrid una auténtica capacidad todoterreno.


La plataforma de baja inercia y gran rigidez se ha logrado a través de una nueva construcción de la carrocería, que emplea algunos de los materiales ligeros de alta resistencia más avanzados del sector. Honda ha colaborado estrechamente con un proveedor de una nueva generación de acero estampado en caliente de ultra-alta resistencia, que aumenta la resistencia y reduce el peso general del bastidor de la carrocería. El uso de acero estampado en caliente de ultra-alta resistencia ha pasado del 0 % en el CR-V anterior a casi el 9 % en el nuevo modelo. El uso combinado de acero de alta resistencia de 780 MPa, 980 MPa y 1500 MPa en el CR-V es del 36 %, frente al 9 % en el modelo anterior.


Nuevo monobloque avanzado


La combinación de materiales de calidad superior con los más sofisticados procesos de ingeniería es la base del diseño de la carrocería del nuevo CR-V, y ha permitido crear un chasis más ligero que el del CR-V de la generación anterior, con un incremento del 25 % en la rigidez torsional. La rigidez del monobloque contribuye a mejorar de manera significativa las características de ruido, vibraciones y rumorosidad (NVH).


En el proceso de montaje de la carrocería se ha aplicado una innovadora técnica de unión de alta eficiencia. El bastidor interior completo se monta en primer lugar, seguido del bastidor exterior y, finalmente, las uniones. Esto va en contra del método convencional del montaje del bastidor de la carrocería, en el que se monta primero el bastidor exterior, seguido del bastidor interior y las uniones. Esta nueva tecnología de producción contribuye en gran medida a la rigidez general de la carrocería.


En las soldaduras por puntos, estos se sitúan a 20 mm en las zonas críticas del monobloque, en comparación con el espacio típico de entre 40 y 45 mm. Esto contribuye a niveles superiores de rigidez y durabilidad.


Estos avances en materia de diseño, ingeniería y fabricación tienen como resultado un aumento del 35 % en la rigidez general a la flexión, en comparación con el CR-V de la generación anterior, y un aumento del 25 % en la rigidez torsional. Esto, a su vez, ofrece más posibilidades a la hora de ajustar la suspensión para un rendimiento superior en la conducción y ayuda a cumplir los estándares europeos de calidad y perfeccionamiento.


Nivel de refinamiento interior líder en su clase


La plataforma completamente nueva proporciona un ambiente silencioso y un nivel de refinamiento interior líder en su clase, que complementa al conjunto de propulsión híbrido gasolina-eléctrico del CR-V. La gestión ejemplar del NHV se ha conseguido al minimizar la generación de ruido y vibraciones, y su transmisión a través de la estructura de la carrocería, y al emplear técnicas de aislamiento y sellado de primer nivel. El CR-V Hybrid ha sido diseñado dando una gran importancia al hecho de lograr una conducción lo más silenciosa, cómoda y refinada posible.


La reducción al mínimo del ruido del motor se beneficia además de la incorporación por primera vez y de serie en toda la gama de la cancelación activa del ruido (Active Noise Cancellation, ANC). La ANC se ha diseñado para reducir el ruido de baja frecuencia del interior. Utiliza dos micrófonos instalados en la cabina que controlan los ruidos del motor, generando en el momento preciso una señal de sonido de una fase inversa para cancelarlos. El sistema entra en funcionamiento cuando el coche está en marcha, independientemente de que el sistema de audio esté encendido o apagado.


El ruido del motor se ve también mitigado gracias a las juntas especiales en el frontal, en los laterales y en la parte trasera a un panel aislante en el capó y por el material aislante especial bajo el salpicadero. En la cabina, la alfombra de una sola pieza – especial para el modelo Hybrid –, añade una capa de aislamiento adicional del ruido exterior.


Los sellantes han sido estratégicamente colocados en la carrocería, además de los separadores acústicos en los montantes A, B y C, y el parabrisas que contribuyen a lograr una cabina más silenciosa. Los separadores en los montantes reducen la transmisión de ruido de la zona del suelo a la cabina, mientras que los sellantes triples de las puertas moldeados 360 º reducen el ruido del aire y mejoran el aislamiento. Todas las ventanillas cuentan además con bloques sellantes en las esquinas delanteras y traseras inferiores, que tapan el hueco entre el cristal y la carrocería, reduciendo el ruido aún más.


Los amplios paneles de la carrocería se han diseñado mediante ingeniería asistida por ordenador (CAE) con el fin de reducir los ruidos intensos. Los paneles acústicos y los aislantes en los pasos de rueda delanteros y traseros, en el piso del maletero y de la cabina reducen aún más el ruido y la vibración de la carretera.


Dinámica gratificante y confort ejemplar


La suspensión completamente nueva y la mejora en la rigidez de la carrocería ofrecen la experiencia de conducción más emocionante y refinada de un CR-V hasta la fecha. El confort de marcha se ha perfeccionado respecto al modelo anterior, gracias a los ajustes mecánicos y la incorporación de tecnologías avanzadas de mejora del cumplimiento de las normativas.


La mayor anchura de la carrocería y la mayor distancia entre ejes aumentan la estabilidad, que se ve reforzada por la combinación de llantas y neumáticos de mayor tamaño y por el incremento de 27 mm en la distancia libre al suelo.


La sofisticada plataforma constituye una base perfeccionada para obtener la mejor dinámica de chasis en toda la historia del CR-V. El equipo de ingenieros se marcó como objetivo crear un SUV muy ágil, de respuestas lineales, basado en el concepto «un movimiento, una respuesta» que se centra en la previsibilidad y la inmediatez de la experiencia dinámica.


En la parte delantera, la suspensión MacPherson de brazo inferior proporciona una elevada rigidez lateral para una maniobrabilidad lineal, así como una rigidez longitudinal baja para un mejor rendimiento en la conducción. El sistema de dirección asistida eléctrica de desmultiplicación variable de doble piñón – que ya incluía el último Honda Civic – se ha adaptado específicamente para el CR-V y los mercados europeos. Este sistema de doble piñón ofrece una respuesta extraordinaria e inmediata que mejora la linealidad, la suavidad y la precisión.


La transmisión de las vibraciones al volante se ha minimizado al aumentar el diámetro de la columna de dirección hasta los 30 mm (un 36 % más ancho que en el CR-V anterior) y al ubicar el ligero motor de la dirección en el sistema de cremallera y doble piñón, en lugar de en la posición habitual en la columna de dirección. La maniobrabilidad a baja velocidad también ha mejorado, con una reducción del 26 % en la medida de tope a tope, que se ha reducido hasta las 2,3 vueltas.


En la parte trasera, la nueva configuración de la suspensión multibrazo proporciona una mayor estabilidad geométrica para una conducción más predecible a gran velocidad, una comodidad de conducción superior y una maniobrabilidad más lineal junto con el sistema de dirección asistida eléctrica. La sólida barra estabilizadora trasera por una parte facilita los giros al tiempo que reduce el balanceo y por otra parte, la estructura del bastidor auxiliar flotante montado sobre caucho mejora el aislamiento del ruido en comparación con el CR-V anterior.


Normalmente reservados para los modelos de gama alta, el uso de silent blocks hidráulicos en la parte delantera y la trasera permiten un mayor aislamiento en la conducción, así como un control superior de la vibración del chasis.


Las cuatro ruedas incluyen frenos de mayor tamaño, en comparación con el CR-V anterior, con discos de 320 mm en la parte delantera y de 310 mm en la parte trasera, mejorados aún más por la incorporación de un servofreno eléctrico (EBB, Electric Brake Booster), que logra una frenada y una sensación líder en su clase. El EBB calibra el rendimiento de la frenada según la velocidad del vehículo y la respuesta del conductor, y logra una presión hidráulica más rápida con menos esfuerzo del pedal en todas las situaciones de frenado, en comparación con los sistemas convencionales.


La tecnología i-MMD del CR-V Hybrid también utiliza un sistema de frenada regenerativa que captura la energía que de otra forma se perdería cuando el coche desacelera.


Sistema de asistencia de conducción ágil (AHA)


Por primera vez se ha incorporado al CR-V el sistema de asistencia de conducción ágil (Agile Handling Assist, AHA) de Honda. El sistema electrónico de estabilidad se ha adaptado específicamente al mercado europeo para ajustarse a los estilos de conducción y al tipo de carreteras. Al girar el volante y de forma imperceptible para el conductor, el sistema AHA aplica una ligera fuerza de frenado a las ruedas interiores con la finalidad de ofrecer una reacción más rápida, más predecible y más segura con independencia de la velocidad y el estilo de conducción.


 


5. Tecnologías mejoradas que potencian el rendimiento de la tracción integral del CR-V y su capacidad todoterreno


Mayor distancia libre al suelo en comparación con el modelo anterior

La última versión del software All-Wheel-Drive de Honda mejora la capacidad todoterreno y el dinamismo en las curvas

El sistema de tracción total AWD se desconecta automáticamente cuando no se necesita par en las ruedas traseras, a fin de mejorar el rendimiento

La capacidad todoterreno del nuevo CR-V se ve mejorada desde el diseño de la plataforma base, ya que ofrece una mayor distancia libre al suelo que su predecesor, sin que el centro de gravedad se haya visto afectado.


La distancia libre al suelo se ha aumentado hasta los 182mm en las versiones híbridas equipadas con tracción delantera y hasta los 192mm en las versiones híbridas con tracción total. Estos incrementos proporcionan una ganancia de 27mm más que en el CR-V anterior. La distancia libre al suelo se beneficia además de las llantas y neumáticos de mayor diámetro, que le confiera además un aspecto más robusto.


La última tecnología de tracción integral de Honda – Real Time AWD with Intelligent Control System™, se ha calibrado para lograr un ahorro de combustible óptimo y la mejor conducción. En situaciones de conducción diarias, presta soporte al tren delantero para una conducción suave y eficiente, proporcionando impulso a las ruedas traseras en situaciones particulares como al salir de un stop.


El sistema de tracción total emplea un embrague multidisco que conecta un eje propulsor al diferencial trasero y que está operado por un motor eléctrico que impulsa una bomba hidráulica. Su diseño ligero y su ahorro de combustible ofrecen el equilibrio perfecto entre rendimiento, mayor capacidad y seguridad, tanto en la carretera como fuera de esta, sin añadir peso inncecesario al conjunto propulsor Cuando la transferencia de par a las ruedas traseras no se necesita, por ejemplo, cuando se circula a alta velocidad, el eje propulsor se desacopla, a fin de reducir la resistencia mecánica.


Las modificaciones realizadas en el software del sistema AWD permiten enviar hasta un 60 % de par a las ruedas traseras cuando es necesario, y un incremento general del par a todo el sistema (un 10%, hasta los 550 Nm). El resultado es la mejora del rendimiento en condiciones de poca tracción, y una mayor capacidad de respuesta en las pendientes ascendentes.


Las mejoras en la calibración del sistema permiten un rendimiento en los virajes más dinámico a través de la información proporcionada por los sensores de dirección y guiñada, así como el control linear del accionador.


 


6. Eficiencia del espacio líder de su clase gracias a la mayor cabina de CR-V hasta la fecha


La mayor distancia entre ejes y la presencia más ancha logran un interior más espacioso

Más espacio y soluciones de almacenamiento inteligentes para todos los ocupantes

Mayor plataforma de carga que ningún otro CR-V hasta la fecha y gran capacidad del maletero

Características funcionales avanzadas, como los asientos abatibles con un solo movimiento y el portón trasero eléctrico manos libres

El nuevo Honda CR-V eleva el listón en términos de calidad interior, refinamiento y versatilidad, con una longitud exterior algo mayor que las de su predecesor, que permite disfrutar de un interior mucho más amplio.


Todos los ocupantes cuentan con un amplio espacio, gracias a su presencia más ancha y a una mayor distancia entre ejes de 2.662 mm – 30 mm mayor que en el modelo anterior – de modo que se logra un aumento de 50 mm en la separación entre los pasajeros delanteros y traseros. Los pasajeros de las plazas delanteras disfrutan de 5 mm más de espacio para la cabeza y de 16 mm más para la cadera en comparación con el CR-V de la generación anterior, mientras que un depósito de gasolina más estrecho y más plano colocado por delante de las ruedas traseras permite ganar 50 mm de espacio para las piernas en las plazas traseras.


Los respaldos de los asientos delanteros se han diseñado para ofrecer el máximo confort para el conductor y el copiloto, pero siendo lo más estrechos posible para permitir más espacio para las piernas de los pasajeros de las plazas traseras.


Los asientos delanteros cuentan con soporte lumbar en cuatro direcciones, que ofrece 80 mm de ajuste vertical y 35 mm de ajuste longitudinal. También dispone de asientops calefactables capaces de ahorrar energía, con las bases calefactables en los asientos delanteros y traseros y respaldos calefactables para el conductor y el copiloto.


Más versátil que nunca


El nuevo CR-V cuenta con una plataforma de carga mayor que la de ningún otro CR-V. El aumento del ancho de 160 mm y la longitud de carga máxima de 1.830 mm (250 mm más que en el CR-V anterior) permite acomodar una bicicleta de montaña con un cuadro de talla L.


Los nuevos respaldos abatibles de los asientos, con una distribución 60:40 de un solo movimiento, permiten una carga más rápida y sencilla, y una superficie completamente plana para cargar objetos voluminosos. Las dos partes de la banqueta trasera pueden abatirse con una sola mano, y la base de los asientos se baja hasta el suelo para que los respaldos queden planos sobre él. El respaldo puede devolverse a su posición original también con una sola mano.


El piso del maletero plano permite una carga más fácil de artículos más voluminosos.


Las versiones Executive incorporan de serie un portón trasero eléctrico manos libres, que incluye una función que permite además fijar la altura deseada. El propietario del CR-V puede establecer la altura de la apertura del portón trasero eléctrico según el espacio disponible alrededor del coche, lo cual resulta especialmente útil en espacios pequeños con techos bajos, o cuando la parte trasera del vehículo está cerca de una pared. La función «Stop-and-hold» (parar y sostener) permite detener el portón trasero en la posición deseada, lo cual proporciona un control temporal de la altura de la apertura (una vez que se abre más de 1.185 mm), sin necesidad de programar la configuración.


Soluciones de almacenamiento inteligentes para todos los ocupantes


La nueva consola central con tres modos de uso se adapta a distintas necesidades. El modo «bandeja» tiene capacidad para un smartphone de 5,5 pulgadas. La bandeja puede colocarse en una posición hacia delante, hacia atrás o recogida, lo que permite crear tres configuraciones. En la posición hacia delante, la bandeja del smartphone cubre el compartimento principal para ofrecer una mayor seguridad y privacidad. Al colocarla hacia atrás, la bandeja puede albergar objetos más pequeños, al tiempo que permite el acceso al compartimento inferior. Cuando la bandeja está completamente recogida, el compartimento es lo suficientemente grande como para guardar un bolso de mano o un ordenador portátil.


Los cuatro puertos de carga USB de la cabina permiten múltiples conexiones para teléfonos móviles, tablets y otros dispositivos electrónicos personales. Los ocupantes de las plazas delanteras disponen de puertos USB de 1,5 amp y de 1,0 amp. En la parte trasera de la consola central se encuentran dos puertos USB de alta potencia de 2,5 amp para los pasajeros de las plazas traseras.


Los ocupantes de la cabina pueden hacer uso de los compartimentos extra grandes ubicados en las puertas (un 48 % más largos en la parte delantera y un 63 % más en la trasera respecto al CR-V anterior), espacios que se han logrado desplazando la posición de los altavoces.


 


7. Seguridad líder en la industria y Honda Sensing de serie


 


El CR-V es ahora más seguro que nunca gracias a la nueva estructura de su carrocería y a las tecnologías de seguridad mejoradas.

En caso de colisión, ofrece más rigidez y resistencia, además de una menor intrusión en la cabina

El sistema Honda Sensing™ es un conjunto integral de avanzadas tecnologías de seguridad activa

El nuevo CR-V se ha diseñado para ofrecer un rendimiento en materia de seguridad líder en su categoría.


En sintonía con la filosofía de Honda de «seguridad para todos», el nuevo CR-V incorpora de serie en todas las versiones los mismos sistemas de seguridad pasiva y activa.


La plataforma excepcionalmente resistente, rígida y dura constituye la base perfecta para una seguridad excepcional que tiene en cuenta todas las direcciones posibles en una colisión. El diseño de la plataforma incorpora la nueva generación de la estructura de la carrocería exclusiva de Honda ACE™ (del inglés Advanced Compatibility Engineering, ingeniería de compatibilidad avanzada), que emplea una red de elementos estructurales conectados para distribuir la energía de un posible impacto de manera más uniforme. Este diseño contribuye a reducir las fuerzas transferidas a la cabina de pasajeros en caso de que se produzca una colisión, de modo que ofrece una mayor resistencia al impacto en la parte trasera, los laterales y la parte delantera. Las características de seguridad pasiva del nuevo CR-V se complementan con el conjunto de tecnologías de asistencia a la conducción y seguridad activa Honda Sensing™, que, como primicia de Honda, forma parte del equipamiento de serie en todas las versiones del CR-V.Honda Sensing™ se encuentra entre los sistemas avanzados de seguridad más completos de su clase. Utiliza una combinación de información del radar y la cámara, además de diversos sensores de alta tecnología para avisar y asistir al conductor en situaciones de posible peligro. La llamada de emergencia (eCall) es también de serie en toda la gama CR-V en Europa.


El conjunto de tecnologías de seguridad activa Honda Sensing™ incluye los siguientes sistemas:


Sistema de prevención y mitigación de impactos (CMBS): ayuda a detener el coche si el sistema determina que es inevitable que se produzca una colisión con un vehículo que nos precede. Se emite un aviso acústico y, si es necesario, se accionan los frenos automáticamente.

Avisador de colisión frontal (FCW): examina la carretera para alertar al conductor de una posible colisión y emite alertas visuales y audibles para avisar al conductor de que debe aplicar medidas correctivas para evitar un accidente.

Avisador de cambio involuntario de carril (LDW): detecta si el coche se está apartando del carril por el que circula sin que se haya activado el intermitente y emite una alerta para avisar al conductor de que debe aplicar medidas correctivas.

Sistema de aviso de salida de carril (RDM): emplea datos de la cámara instalada en el parabrisas para detectar si el coche se está desviando del carril. Utiliza el sistema de dirección asistida eléctrica (EPS) para aplicar pequeñas correcciones con el fin de mantener el vehículo en su carril. Además, en algunas situaciones, también puede aplicar fuerza de frenado. El sistema se desactiva cuando detecta que el conductor ha recuperado el control.

Sistema de aviso y prevención de cambio involuntario de carril (LKAS): ayuda a mantener el coche en medio del carril por el que esté circulando al detectar las marcas de la carretera con una cámara monocular y realizar pequeños ajustes en la dirección para que el vehículo no traspase las líneas laterales. 

Control de crucero adaptativo (ACC): permite al conductor establecer la velocidad que desee, así como una distancia con respecto al vehículo precedente, de modo que se permite el uso del control de crucero en condiciones de tráfico con velocidad variable y luz.

Sistema de reconocimiento de señales de tráfico (TSR): detecta y reconoce automáticamente las señales de la carretera y las muestra en la pantalla de la interfaz DII del panel de instrumentos.

Sistema de asistencia inteligente de velocidad (ISA): combina el límite de velocidad automático establecido por el conductor con el sistema TSR para que la velocidad del vehículo se ajuste automáticamente al que indique la última señal de la carretera.

Control de crucero adaptativo inteligente (i-ACC): este sistema, una tecnología pionera que debutó en el Honda CR-V de 2015, predice el movimiento de otros vehículos que se incorporan inmediatamente delante del nuestro en carreteras de varios carriles y reacciona de forma automática. Emplea una cámara y un radar para detectar la posición de otros vehículos en la carretera y aplica un algoritmo —desarrollado mediante una investigación exhaustiva de las carreteras europeas— para calcular la probabilidad de que los vehículos de los carriles contiguos se incorporen inmediatamente delante del nuestro sin respetar la distancia de seguridad. De esta manera, el nuevo CR-V es capaz de ajustar su velocidad automáticamente antes de que otros vehículos se incorporen justo delante del nuestro para garantizar que el trayecto sea seguro y cómodo.


Entre otras tecnologías de seguridad del nuevo CR-V, también se incluyen las siguientes:


Sistema de información de ángulos muertos (BSI): utiliza una tecnología basada en radar para detectar automáticamente la presencia de vehículos dentro de los ángulos muertos del conductor y avisa a este mediante un símbolo de advertencia en el retrovisor exterior.

Sistema de alerta de tráfico cruzado (CTM): utiliza sensores de radar traseros para avisar al conductor de posibles vehículos que se acerquen mientras se maniobra marcha atrás.

Cámara de visión trasera de varios ángulos: proporciona al conductor opciones para una visibilidad completa y realizar cambios de sentido y giros con total tranquilidad; una visión normal de 130 grados, una visión amplia de 180 grados y una visión de arriba a abajo completa.


Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.