Cartografía personal de Almería

José Guirao

Ministro de Cultura y Deporte


El dibujante Saul Steinberg, famoso por sus portadas para la revista The New Yorker, es muy conocido por los mapas en que los que altera la escala de la Tierra, de modo que Nueva York aparece como una enorme referencia central alrededor de la cual se sitúan las otras ciudades y países, todos iguales, como si su tamaño verdadero no fuese lo importante.


Más allá de la ocurrencia, creo que esa representación visual acierta en una verdad profunda: somos nosotros, con la emoción que ponemos en los lugares donde vivimos, los que cartografiamos el mundo. Y esos planos personales son muchas veces más fieles a la realidad que los convencionales. 



En mi mapa de Almería ocupa un amplio espacio el Pulpí de mi infancia. Más tarde, durante los años ochenta, viví en la ciudad de Almería, en nuestra Plaza Vieja. Creo que tuve mucha suerte de estar allí durante una época tan interesante. Mi etapa como responsable de Cultura de la Diputación me permitió conocer a fondo los 103 municipios de Almería y trabajar con sus representantes municipales y las asociaciones vecinales. Para mí fue también un privilegio poder presidir la Junta Rectora del Parque Natural Cabo de  Gata-Níjar desde su creación hasta el año 96, un espacio que la singularidad, la biodiversidad y la belleza del territorio han convertido en unos de los espacios protegidos más valorados de España.


Fue en esa época cuando llegó a la ciudad el poeta José Ángel Valente, que eligió Almería a su vuelta de Ginebra y se instaló en una casa a los pies de la Alcazaba. Trabé amistad con él y con otro escritor, Juan Goytisolo, que también había tenido la oportunidad de comprobar nuestras cualidades años antes. Los viajes que hizo por la provincia le permitieron conocer las virtudes de los almerienses, que no siempre se advierten fuera de aquí pero que han sido fundamentales para el desarrollo de la provincia. Somos gente trabajadora, muy constante, innovadora y discreta. Y creo que estas cualidades explican gran parte de nuestros logros y es hora de que se reconozcan fuera. Almería se ha adelantado a los tiempos, a los cambios drásticos que exige el desarrollo. Nuestra agricultura, no siempre valorada como se merece, es un ejemplo en muchas partes del mundo. Tenemos problemas de sequía, pero los hemos abordado mediante una gestión del agua que se considera modélica internacionalmente, aunque aún queda mucho por hacer para conseguir la necesaria autosuficiencia. Con nuestra capacidad de hacer de la necesidad virtud, hemos transformado la agricultura familiar en una producción intensiva con el mayor aprovechamiento del suelo, del viento –hasta hace pocas décadas el mayor enemigo de nuestros cultivos – y de la energía solar, convirtiendo en oro las más de 3.000 horas de sol al año que disfruta esta tierra. 


Su paisaje imponente, sus condiciones no siempre fáciles y su ubicación en el mapa de la península han definido el carácter de Almería. Las autovías nos unen por el centro, el Levante y el Poniente con el resto de España, y las conexiones ferroviarias están cada vez más próximas. El Corredor Mediterráneo debe convertirse cuanto antes en una realidad que facilite la circulación de personas y de los productos de esta tierra. El 70 % de la producción de frutas y hortalizas se comercializa en Europa. Es necesario garantizar que estos productos se transporten de la manera más rápida y sostenible. 


Quiero añadir otra cualidad de nuestra tierra: los almerienses somos, ante todo, acogedores. Por eso me rebelo ante quienes quieren hacernos pasar por lo contrario. Todo aquel que quiera trabajar con nosotros y ayudarnos a crecer, integrarse y compartir nuestras costumbres, deber ser siempre bienvenido.  En el desarrollo de esta tierra ha desempeñado un papel crucial LA VOZ DE ALMERÍA, porque la prensa impulsa los cambios a la vez que refleja la vida. En tiempos tan difíciles para el periodismo, cumplir los ochenta años de información y servicio que celebra ahora este periódico es una heroicidad. Mi enhorabuena por el mérito y todo mi agradecimiento por el trabajo realizado. 


 

Temas relacionados
Viajes Parque natural Cabo de Gata Pulpí Plaza Vieja Cultura Cabo de Gata Autovías Medios de comunicación Agricultura Asociaciones Alcazaba de Almería José Guirao Diputación de Almería Níjar Juan Goytisolo

más leídas

últimas de Historias de nuestra Almería

El genio de Manuel Del Águila

Siret, el belga que vino a alumbrar nuestro pasado



El invento de Vivas Pérez

La Almería de Colombine
Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería