Centro Aferenta, la neurorrehabilitación como vocación

Miriam Martínez y Julia Campos decidieron aprovechar su experiencia para emprender su camino

Julia y Miriam forman Centro Aferenta.
Julia y Miriam forman Centro Aferenta. La Voz

Miriam Martínez y Julia Campos son dos fisioterapeutas especializadas en Neurociencia adheridas a la Sociedad Española de Neurología. Su historia comenzó al terminar la carrera, momento en el que decidieron "especializarnos en el campo de la neurología y la neurociencia para dedicarnos al paciente neurológico adulto y pediátrico", explican.


Tras un tiempo trabajando juntas y adquiriendo experiencia, decidieron emprender e iniciar un negocio, Centro Aferenta, una clínica de neurorrehabilitación y fisioterapia situada en la Carretera de Ronda, 155 (Almería) y cuya apertura, programada para inicios de mayo, se vio interrumpida por la crisis sanitaria del coronavirus.


"No esta siendo tarea fácil: supone un gran esfuerzo, quebraderos de cabeza y mucha dedicación y responsabilidad. Es como tener un hijo", bromean, "pero tenemos la ilusión, la energía y la vocación para sacarlo adelante".


Sobre el hecho de emprender, un paso siempre complicado, afirman que "no es fácil pasar de ser trabajadora a convertirte en empresaria y, en ocasiones, aparece la frustración de no saber cómo saltar determinados obstáculos, cuál es el siguiente paso que debes dar o cuánto tardará el siguiente trámite a realizar, pero cada vez que terminas una pequeña tarea o consigues finalizar un trámite que te abre la puerta hacia el siguiente, la alegría y emoción se multiplican". "Ser dos también nos ha ayudado mucho", confiesan, "ya que el camino se hace un poco más sencillo porque dividimos fuerzas, multiplicamos resultados, nos apoyamos en los momentos más complicados y compartimos cada logro".



Rehabilitación

Su labor está orientada a asistir a personas que han sufrido una lesión en el sistema nervioso central o periférico como ictus, traumatismos craneoencefálicos, tumores, lesiones medulares, lesiones de nervios periféricos, enfermedades neurodegenerativas (como Alzheimer, Parkinson, Esclerosis Múltiple, ELA) trastornos del neurodesarrollo, síndromes genéticos o parálisis cerebrales, entre otros.


"Cuando esto ocurre, el individuo puede presentar dificultades para relacionarse con el entorno y responder a las demandas de éste, como caminar, vestirse, asearse o realizar las actividades laborales y de ocio", cuentan. "Las alteraciones motoras, perceptivas y la disminución de la capacidad de movimiento, serán la diana del neurofisioterapeuta".


"Una parte importante y muy gratificante de nuestro trabajo es saber que podemos hacer el camino un poco más sencillo a aquellas personas y familiares que, tras una situación inesperada, sufren un cambio importante a todos los niveles de la vida", desvelan. Un camino que acaba de empezar.

 

Temas relacionados
Emprendedores

para ti

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

en destaque