Helados del Desierto llena la provincia con su producto artesanal

El objetivo es que la marca se convierta en el helado de todos los almerienses

Las instalaciones del establecimiento.
Las instalaciones del establecimiento. La Voz

Helados del Desierto es una empresa que homenajea la pasión del helado artesano. Su fábrica está situada en Huércal de Almería, y desde ahí se extiende por toda la provincia, desde el centro de la capital, con sede en la Calle Real esquina con Calle Trajano, hasta la barriada de Agua Amarga, pasando por diversos puntos de los paseos marítimos de la costa almeriense. Además, en este 2020 comenzará su extensión hacia los pueblos de interior de la provincia como Tabernas u Olula del Río.


Helados del Desierto es el anhelo cumplido del almeriense Juan Antonio Pérez que, en colaboración de un grupo de jóvenes emprendedores de diversos campos como marketing o logística, logró sacar adelante este producto artesanal de gran calidad. "La iniciativa surgió al ver que en Almería se consumía mucho helado industrial, siendo éste un producto poco saludable", explica. "Por eso, decidimos crear nuestro propio obrador para elaborar un helado artesano natural sin colorantes, sin grasas hidrogenadas y sin aceite de palma. En estos momentos contamos con más de 120 recetas formulados para poder ofrecer la mayor variedad a los almerienses y turistas que visitan nuestra tierra".


La ambición de este equipo de jóvenes emprendedores va más allá. "Queremos que Helados del Desierto llegue a ser el helado de los almerienses. Por eso, todo nuestro producto se realiza en Almería, comprando nuestra materia prima en negocios de nuestra tierra, para ayudar al pequeño y gran comercio almeriense". Un helado ‘made in’ Almería que cada vez está más presente en la provincia.



 

más leídas

últimas de Emprendedores

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería