De norte a sur, así se vive la Navidad en el interior

Belén viviente de Benizalón.
Belén viviente de Benizalón. La Voz

Apenas quedan diez días para que dé comienzo la Navidad y podamos disfrutar de las diferentes actividades y costumbres que nos tienen preparadas los pueblos del interior almeriense, que sin duda se vuelcan para hacer que su tierra se convierta en la elegida de los visitantes en esta época tan especial del año. Concursos para todas las edades, piezas musicales, dulces artesanales y tradiciones ancestrales se adueñan de estos enclaves ya de por sí especiales durante el resto del año.


Bédar se ha contagiado de las tradiciones de sus vecinos ingleses.
Bédar se ha contagiado de las tradiciones de sus vecinos ingleses.La Voz

De la mano de Diputación Provincial de Almería, este mes de diciembre nos hemos embarcado en un recorrido que atraviesa los 91 pueblos del interior de la provincia para retratar cómo se celebra la Navidad en cada uno de estos municipios. Por el momento ya se han publicado tres guías junto a LA VOZ, y aún quedan otras siete.




Este pasado jueves, en la tercera guía, tuvimos la suerte de conocer diferentes dulces elaborados de forma artesanal, tradiciones musicales y diferentes actividades culturales. Bayarque, Bédar, Beires, Benahadux, Benitagla, Benizalón, Bentarique, Berja y Canjáyar fueron los nueve pueblos de los que desvelamos sus costumbres.


En la cuarta y quinta guía, que se publican hoy y mañana respectivamente, recorreremos las costumbres más características que albergan los pueblos de Cantoria, Castro de Filabres, Chercos, Chirivel, Cóbdar, Dalías, Enix, Felix, Fines, Fiñana, Fondón, Gádor, Los Gallardos, Gérgal, Huécija, Huércal de Almería, Huércal-Overa e Íllar.


VER CUARTA Y QUINTA GUÍA


Paladares contentos

Hace dos días conocimos de primera mano los dulces más populares de los pueblos de la tercera guía. Los bayarquinos siguen elaborando suspiros y roscos que resultan deliciosos para cualquiera que los pruebe. Por su parte, los roscos de anís de Canjáyar gozan de gran fama y es que no es para menos porque su sabor endulza cualquier día amargo. Y por si fuera poco, resulta impensable visitar Beires o Berja y no degustar sus fantásticos mantecados artesanales.


Fuimos testigos también de  la mezcla de culturas de la que disfruta el pueblo de  Bédar, donde gran parte de su población es inglesa. Benahadux y Benitagla son pueblos en los que destaca la unión de sus vecinos, que se intensifica con la celebración de diferentes actividades y concursos para todos los públicos. Pero resultan de especial interés las serenatas de Benizalón o la Rondalla en Bentarique, tradiciones musicales que siguen vivas a pesar del paso de los años.


Música

El Musicant resulta clave en el municipio de Cantoria. Se trata de un espectáculo en el que actúan vecinos aficionados a la música. En él los participantes tocan todos los estilos y es un acontecimiento que reúne a un gran número de personas, ya que se trata de la actividad más esperada en el pueblo.


Castro de Filabres celebra cada año su Nochebuena Flamenca, en la que entran en acción diferentes villancicos con un toque flamenco que otorga gran personalidad al espectáculo.


La música es también protagonista en Chercos, donde los más jóvenes deleitan a los vecinos con villancicos populares en un recorrido de casa en casa en el que piden el conocido aguinaldo. Una actividad musical diferente es la celebración de las Misas de Gozo en Chirivel, una costumbre con una larga tradición a sus espaldas en la que la cuadrilla de Ánimas toca diferentes piezas propias de este tipo de misa.


Cocina navideña

Cómo olvidar el sabor del pan de aceite o los almendrados de Cóbdar, que antiguamente se elaboraban en hornos públicos. En Felix además del pan de aceite destaca el pan de mosto y los borrachillos, que sin duda gustan a todo aquel que los prueba.


El turrón, el mazapán y los mantecados son dulces muy populares en el municipio de Gérgal, que vive la Navidad de la forma más intensa.

Pero si tenemos que hablar de gastronomía característica, no podemos pasar por alto el Día de la Empanada de Huércal-Overa, en el que los vecinos del municipio elaboran la tradicional empanada blanca de almendra para no perder la tradición. Por su parte, los vecinos  de Íllar siguen preparando con ilusión los roscos de manteca y anís, muy populares en la zona.


Tradiciones diferentes

Una costumbre que tiene cada vez más peso en Huércal de Almería es la de regalar libros en Navidad. Los vecinos donan diferentes ejemplares, que se reparten entre los interesados en adquirirlos.


No solo Huércal es un pueblo con iniciativa, ya que Dalías vive con intensidad su tradicional Aguinaldo gracias a una yincana en la que los participantes recorren todo el pueblo para conseguir los ansiados premios.


Mientra tanto, Enix espera con impaciencia la llegada de la Romería en honor a Santa Bárbara en la que todos los vecinos de pueblo rinden homenaje a su virgen. Pero lo que nadie puede perderse  en Fondón es el día del encendido.


En fiñana recrean la llegada a caballo de los Reyes Católicos al municipio.
En fiñana recrean la llegada a caballo de los Reyes Católicos al municipio.La Voz

La solidaridad reina en Fines y Gádor, donde cada año se celebra la San Silvestre solidaria, una carrera con fines benéficos en la que todo el pueblo se disfraza por una buena causa. Otra tradición curiosa donde las haya es la de recrear la llegada a caballo de los Reyes Católicos a Fiñana, que tuvo lugar el 29 de diciembre de 1489, 529 años después.


Sin duda, hay un sinfín de razones para lanzarse a conocer este gran abanico de tradiciones. Y es que cada año numerosos visitantes deciden alejarse de la multitud de las ciudades  para vivir la Navidad en el interior de Almería.


 

Temas relacionados
Diputación de Almería Vecinos Navidad Libros Flamenco Música San Silvestre Mantecados

para ti

en destaque