Carmelo Rodríguez, único candidato a Rector de la Universidad de Almería

En un desayuno distendido cuenta sus grandes proyectos para la Universidad de Almería

Desayuno distendido con el candidato a Rector, Carmelo Rodríguez
Desayuno distendido con el candidato a Rector, Carmelo Rodríguez La Voz

El Rector de la Universidad de Almería y único candidato, Carmelo Rodríguez Torreblanca, ha dado a conocer sus proyectos de futuro. Ha repasado su trayectoria como Rector y proyectos que se están llevando a cabo a la vez que ha dado a conocer las ideas que tiene para la futura Universidad que él se imagina, en el caso de que las urnas le den como ganador, algo muy probable pero no del todo seguro, y que le volverán a poner al frente de los catorce mil estudiantes universitarios.


Única candidatura

El hecho anecdótico de que haya sólo una única candidatura es la primera vez que sucede aunque se mostraba muy preocupado por la participación podría ser baja. Si hubiera otros candidatos y la competencia fuese alta como años anteriores haría que esta participación fuese alta y ahora pedía “colaboración en la participación” porque es “un acto de democracia ejerciendo el derecho a voto”. El candidato advertía que el hecho de que haya únicamente una candidatura “puede  haber cierto relax” y “desconocimiento pues aunque haya una candidatura, hay elecciones y hay que votar”. Esta petición de voto es debido a que, para ganar las elecciones, del censo, sobre el voto válidamente emitido, tiene que sacar más votos que votos en blanco. El hecho de no tener rival provoca un sentimiento de “satisfacción y orgulloso porque significa que se han hecho las cosas bien” pero “se ha hecho un programa como si tuviera que competir con el mejor de los rivales”.


Los proyectos de formación

Carmelo Rodríguez, se mostraba ambicioso ante los proyectos que van encaminados a dar “una formación integral con la máxima excelencia”, cuyo objetivo es que “ningún estudiante se quede sin la formación por falta de recursos”, pero lo mismo pasa con los trabajadores, tanto el personal docente como el personal de investigación,  ya que “hay que procurarles las mejores condiciones para desarrollar su trabajo”, a fin de potenciar el talento investigador de la propia universidad así como la captación de talento en el extranjero. Para ello dedicará “la masa salarial máxima que permita la legalidad para la estabilidad de sus condiciones de trabajo”. Una masa salarial para las ayudas y para las becas de estudio que rondan 950.000€ aunque se pone como “objetivo y compromiso de aumentarlo al menos un 10% anual” hasta llegar a “un mínimo de 1.500.000€”. Conjuntamente, existe una línea de acción para “reforzar la línea de difusión de la investigación en colaboración con el gabinete de comunicación” por medio de “premios remunerados para los investigadores que sean capaces de mejorar la difusión de esta  cultura de investigación a los ciudadanos de a pie”. Premios remunerados a “aquellos investigadores que tienen una producción por encima de lo excelente y aquellos que también destaquen por la difusión de la cultura investigadora”.


La medicina

La titulación de medicina es un proyecto que sigue en mente del Rector que apuesta por traerla a nuestra ciudad y se pronuncia sobre este nuevo ciclo de que “es bueno para la universidad, para Almería y voy a seguir en el empeño de que sea un título universitario”. Ahora bien, el título en medicina se logrará implementar si el proyecto académico reúne “la excelencia necesaria”, algo que cataloga como “la máxima dificultad que tenemos” pues escasea el cuerpo de profesorado de calidad lo suficientemente cualificado. Por tanto, para poder estudiar medicina en Almería primero “habrá que seguir trabajando en el proyecto académico”, puesto que “ya se ha avanzado con personal médico interesado”. Además, sobre títulos nuevos, se apuesta por un lado, grados doble y grados duales con empresas para “seguir potenciando la formación dual con las empresas” y poniéndose como objetivo “que Almería sea responsable de un instituto andaluz de agroalimentación”, ya que hay cierta sintonía con la conserjería de agricultura.


La movilidad y el transporte

El problema del aparcamiento y movilidad ha sido calificado por el candidato como “complejo” de la misma manera que “no depende de la Universidad”.  Lo que si están dispuestos a hacer es continuar reclamando “a las autoridades competentes y a los responsables de transporte” todas las exigencias de los estudiantes, ya que es cierto que en hora punta, el acceso tanto al transporte público como por vehículos particulares a la universidad es un problema arduo. La Universidad sigue “planteando alternativas” como “el plan bici” que se encuentra “en su segunda fase”. Asimismo advertía que por ahí no debía ir la política de esta candidatura al contar la universidad con más de dos mil quinientas plazas de aparcamiento. Eso sí, presagiaba que “el problema se solucionará definitivamente cuando haya una línea de transporte por ferrocarril”. Desvelaba que “están trabajando en otras iniciativas con una entidad bancaria” para “poner en marcha juntos el alquiler de coches eléctricos” que tendrían sus plazas de aparcamientos destinadas en el campus “junto a otros cinco puntos por la ciudad” que podrán ser consultados por aplicación móvil. Este proyecto podría ver la luz al final del curso próximo.


La Universidad frente al mar

Con la proximidad de la Universidad de Almería al mar, ha pasado veinticinco años dándole la espalda, y ante esta cuestión, el candidato la orienta hacia el sur. Apuntaba una de sus iniciativas puesta en marcha como el “aula del mar”, para “dar los primeros pasos en la formación” que se apoyen en el agua marina, al amparo del campus de Excelencia Internacional del Mar (CEI-Mar). Se lamentaba de que no se aprovechase la cercanía física del mar con el que ya habló del tema con el subdelegado del gobierno y con el que “siguen las conversaciones”. Estas gestiones podrían llevarse a cabo en los próximos cuatro años para poder así aprovecharse esta proximidad como por ejemplo para realizar “deportes náuticos” o un sueño académico como ciencias del mar, algo que es todavía difícil porque por su mente hay otras titulaciones aún más atractivas para introducir pero que se ha abstenido de mencionar aún. 


Universidad más internacional

Si año tras año aumentan las prácticas curriculares en empresas de los estudiantes universitarios por medio del programa Ícaro a nivel autonómico y nacional, también “se está abordando la realización, cada vez más, de convenios con empresas internacionales” como “Inglaterra o Francia”. Pero el objetivo de la internacionalización no sólo es por medio de las prácticas, sino que “tenemos un gran número de estudiantes Erasmus” que destacan “ya no sólo por la cantidad sino por su calidad” y hace hincapié en lograr aumentar “los destinos que les faltan a ciertas titulaciones”,  y también “destinos que pueden ser especialmente atractivos y demandados por los estudiantes”. La proyección internacional también se consigue por medio “de un plan de colaboración y cooperación internacional” que ya son más de “cincuenta y dos países de los cinco continentes”, además de seguir apostando por medidas de “formación de idiomas de todos los colectivos de la Universidad”. 


 

más leídas

últimas de Universidad de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería