Alergias alimentarias: todo lo que tienes que saber

Esta enfermedad afecta a millones de personas en todo el mundo

La alergia alimentaria se puede manifestar de diferente formas dependiendo del organismo.
La alergia alimentaria se puede manifestar de diferente formas dependiendo del organismo. La Voz

Las alergias alimentarias hacen que el organismo perciba como nociva una sustancia que no lo es. El contacto con esta sustancia activa una respuesta inmunológica exagerada que se manifiesta en diversos órganos del cuerpo.


Los alimentos que provocan reacciones alérgicas se conocen con el nombre de alérgenos alimentarios. Aunque cualquier comida pude producir problemas, habitualmente son ocho los que estadísticamente tienden a causar la mayor parte de ellos. Estos son los cacahuetes, el huevo, la leche, los mariscos, las nueces, el pescado, la soja y el trigo. 


El factor genético desempeña un papel fundamental en el desarrollo de estas afecciones. A su vez, los eccemas y la fiebre, muy comunes en las personas que padecen hipersensibilidad, pueden augurar un futuro problema en relación a las alergias alimentarias que puede empezar en la infancia o aparecer en la etapa adulta. 


La comunidad científica lleva décadas buscando las causas de la patología en cuestión para poder erradicarla. Se espera que en futuro podría aparecer un tratamiento que ofrezca soluciones efectivas a los problemas que la comida origina en el organismo de muchos individuos.


La investigación científica también promueve el desarrollo de medicamentos que ayuden a combatir las reacciones alérgicas de forma rápida y eficaz. Además, cada vez son más las empresas que se dedican a crear alimentos seguros para los pacientes, que incluye el desarrollo de sustitutos de sabor, consistencia y aspecto al del otro producto, pero sin la presencia de alérgenos. 


Síntomas de la alergia alimentaria

La alergia a la comida se manifiesta de diferentes formas. Los síntomas no solo difieren en naturaleza, sino en intensidad, ya que cada paciente los sufre de una forma distinta. El tiempo que tardan en manifestarse los síntomas es otro factor que depende mucho del organismo. Pueden presentarse a los pocos minutos de haber ingerido un producto u horas después. 


A veces, el sistema inmunitario puede hacer más mal que bien. El conjunto de estructuras y procesos que deberían actuar como protección contra los agentes infecciosos, se pone en alerta cuando un componente presente en los alimentos es detectado por el cuerpo como una amenaza. Dado que el mecanismo de defensa mencionado está presente en casi todo el organismo, la respuesta alérgica puede manifestarse por diversas partes del cuerpo, como la piel, los órganos del aparato digestivo y respiratorio e incluso en el sistema cardiovascular. 


Otro aspecto a tener en cuenta es que las alergias a los alimentos pueden aumentar gradualmente su gravedad. Una comida que, de primeras, produjo una reacción de intensidad leve, rápidamente puede convertirse en un serio problema de salud si el paciente insiste en seguir comiendo ese producto. Esto se debe a que los anticuerpos se vuelven mucho más agresivos cuando se encuentra de nuevo con la sustancia que consideran nociva. 


Los síntomas más comunes, que van de leve a moderado, incluyen el picor y el enrojecimiento en cualquier zona de la piel, aparición de ronchas, sarpullido, picazón en el paladar y dentro del canal auditivo, vómitos y náuseas, dolor en el estómago, diarrea, congestión y secreción nasal, tos seca, estornudos y un sabor extraño en la boca.


Las alergias alimentarias también pueden expresarse de forma letal. Esta es la parte más preocupante para el colectivo médico, así como para los pacientes y sus familias. Los síntomas más graves comprenden la hinchazón y sequedad en la zona de los labios, lengua y garganta. Cuanto esto ocurre, la persona alérgica podría experimentar grandes dificultades a la hora de tragar sólidos o líquidos. La inflamación de garganta puede ser la más mortal ya que podría bloquear por completo las vías respiratorias. 


El peor escenario que se contempla dentro de esta enfermedad es lo que se conoce como choque anafiláctico. Este se revela cuando varias de las afecciones, anteriormente mencionadas, vienen acompañadas de taquicardia. Si no se resuelve pronto, el paciente terminará perdiendo el conocimiento. Todos estos problemas son un reflejo de lo que ocurre en el interior del organismo. 


Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.