El transporte escolar toma relevancia en el traslado de los alumnos

Alumnos en una ruta de transporte a colegios.
Alumnos en una ruta de transporte a colegios. La Voz

El mayor factor de riesgo al que se enfrentan los alumnos en el desplazamiento en autobús escolar se produce al subir o bajar del autocar, por lo que hay extremar la precaución en el respeto de la zona de parada y enseñar al pequeño a subir y bajar de forma ordenada, sin empujones para no provocar situaciones de riesgo con otros vehículos cercanos. 


Por ello, se recomienda también a los padres y tutores que comprueben que se cumple la reglamentación vigente para este tipo de transporte. Los adultos deben enseñar a los más pequeños de la casa las normas básicas para ir en este tipo de vehículos, como no levantarse durante el trayecto, no molestar al conductor y abrocharse correctamente el cinturón de seguridad. Todo ello, para fomntar la seguridad entre los propios escolares. 


Siempre señalizados

Un autobús escolar siempre tiene que ir señalizado por el correspondiente indicativo de ‘Transporte escolar’, que se colocará tanto en la parte delantera, como trasera del vehículo. 

Si cuenta con un acompañante para los alumnos, éste siempre debe de llevar puesto un chaleco reflectante, bajar primero en las paradas oficiales para que la subida y bajada del alumnado se realice con seguridad, asignar su plaza a cada niño y comprobar que se abrochan los cinturones.


más leídas

últimas de Inicio escolar

newsletter

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.