Almócita, un lugar mágico en la noche sin luz

El municipio quintuplica cada año el número de habitantes durante la Noche de los Candiles

Almócita, un lugar mágico en la noche sin luz
  • La fecha de este gran acontecimiento se ha fijado en los primeros días del mes de mayo coincidiendo con el aniversario de su primera edición.
  • La Voz
  • La Voz
  • 07:00
  • 15.08.2018

Almócita es un pueblo con un encanto especial que destaca por sus tradicionales fachadas blancas acompañada por los hermosos y sorprendentes paisajes que la envuelven y le otorgan ese toque único tan característico.


Desde hace unos años, esta urbe, llena sus plazas y calles en una noche mágica y llena de vida en el mes de mayo popularmente conocida como la noche de los candiles


Una vez cae el sol, la población se llena de un cierto romanticismo desposeyéndose de toda iluminación eléctrica existente y prendiendo pequeños candiles y antorchas que dan paso a la danza y la música en directo las cuales marcan la diferencia en una noche más que perfecta.


Esta iniciativa, que se lleva desarrollando desde el año 2011, consiste en dejar todo el pueblo a oscuras por una noche con el objetivo de reivindicar un consumo responsable y conseguir un desarrollo sostenible de la electricidad. Esta idea ha logrado convertirse en uno de los eventos turísticos y culturales de mayor calado en toda la Comarca de la Alpujarra almeriense. 


El municipio alpujarreño de Almería vive su noche más misteriosa cada mes de mayo, donde ha fijado su fecha en el calendario de citas ineludibles de la provincia. Cada vez son más las personas que se han concienciado con esta actividad, que, aunque joven, parece una tradición arraigada entres sus paisanos y visitantes, donde la espiritualidad está aunada con la naturaleza.


El inicio de la noche de los candiles tiene lugar cuando se enciende el candil de la plaza principal, el cual ostenta el título del candil más grande del mundo con seis metros de alto y cuatro de ancho y una capacidad para albergar al menos unos 600 litros de aceite. grande del mundo. 


Los vecinos y viajeros que se acercan hasta allí rescatan sus viejos candiles para afrontar una noche con la única iluminación de las llamas convirtiéndose en uno de los momentos más mágicos de la velada. La luz natural de las antorchas fusionada con la intensa propuesta artística transforman a Almócita durante unas horas en un escenario de otra época.

últimas de especial la alpujarra 2018


newsletter


  • BOLETÍN
    DE NOTICIAS
    Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada RECIBIR
    • BOLETÍN
      DE NOTICIAS
    • Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

    • RECIBIR