Flores blancas para la Virgen del Mar, Patrona de Almería

Miles de almerienses depositaron nardos y ramos de flores a los pies de la Patrona

  • José Luis Laynez
  • 25.08.2018

Así comenzaba aquella canción que nos enseñaban en los colegios de los años sesenta al llegar el mes de mayo: “Venid y vamos todos, con flores a porfía, con flores a María, que Madre nuestra es”. Bueno, pues la entrañable cancioncilla mariana es perfectamente aplicable a la Ofrenda Floral que este viernes tuvo lugar en el Santuario de la Virgen del Mar a la Patrona de Almería.


Eran las doce en punto de la lógicamente calurosa mañana cuando los frailes dominicos salieron al exterior del Santuario para dar comienzo solemnemente a la Ofrenda Floral a la Virgen del Mar. Rezo del Ángelus por parte del nuevo prior, Fray José Barrado, y primera ofrenda a la Patrona por parte  de la comunidad que custodia la Sagrada Imagen.


Siguieron luego el Cabildo catedralicio y los miembros de la Hermandad, capitaneados por el hermano mayor, Elías García: Junta de Gobierno, camareras, horquilleros, grupo joven voluntarios para organizar la Ofrenda... A continuación, el Ayuntamiento (Ramón Fernández-Pacheco y concejales), la Diputación Provincial, con Gabriel Amat al frente, Policía Nacional y Local, Bomberos, Marina y Guardia Civil.


Es de destacar que los citados miembros de la Seguridad del Estado fueron incesantemente aplaudidos por los fieles que llenaban los bancos del Santuario; y no digamos cuando entró la Legión, siempre con su espectacularidad en el desfile, y los antiguos Legionarios.


Decenas de fieles seguían entrando ‘por libre’ en el templo y dejando a los pies de la Virgen su humilde aunque sentida ofrenda: una vara de nardos. Niños, jóvenes, mayores y ancianos, almerienses todos, querían dejar testimonio de su devoción filial hacia la Patrona. Las camareras de la Virgen, siempre activas y ardilosas, se encargaban de depositarlas en su lugar correspondiente.


La Ofrenda ‘oficial’ seguía miestras tanto. Llamados por megafonía, subían por la calle Álvarez de Castro, ganaban la Plaza ante el pórtico del Santuario y esperaban (a más de 30ºC) con sus espectaculares y policromados trajes el momento de entrar con sus centros y ramos de flores: Artilleros, Paracaidistas, la Coral, que evidentemente le cantó el Himno de la Coronación, los políticos del Partido Popular y Ciudadanos...


Luego fue el turno de las Cofradías de Semana Santa, el Rocío, los Coros y Danzas, que le bailaron el Fandanguillo de Almería, asociaciones de vecinos y de colegios religiosos, hermandades filiales: Madrid, Barcelona y Sevilla, para acabar a las dos de la tarde.


Como todos los años, calor térmico y calor humano en la mañana del viernes agosteña. Insisto en lo que escribí en el Pregón: “El Santuario de la Patrona es el único templo que conozco que no es fresquito. Y encima, en la Plaza, ante la entrada, ni un mal toldo como los que hay en el Paseo para paliar la inclemencia del sol”.


No estaría de más que el Ayuntamiento tuviese piedad de las decenas de grupos y entidades que tienen que esperar un buen rato a pleno sol y pusiera un toldito que le sobre del Paseo. Los oferentes y hasta la Virgen lo agradecerían.    

  • PATROCINADOR

últimas de especial feria 2018


newsletter


  • BOLETÍN
    DE NOTICIAS
    Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada RECIBIR
    • BOLETÍN
      DE NOTICIAS
    • Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

    • RECIBIR