Veinticinco años siendo cuna de talento

Entre los antiguos alumnos de la UAL abundan los casos de éxito profesional

Veinticinco años siendo cuna de talento
  • Destacados antiguos alumnos de la UAL.
  • La Voz
  • La Voz
  • 15:34
  • 29.06.2018

Veinticinco años no son nada. Para una universidad, apenas sus primeros pasos, aunque la UAL, en tanto poco tiempo, ha dado auténticos pasos de gigante. Buena cuenta de ello dan algunos de sus antiguos alumnos. Entre ellos, encontramos de todo, profesores de español en el extranjero, filólogos, ingenieros, empleados en organismos internacionales, abogados, e incluso al alcalde más joven de las capitales de provincia. Todos ellos, independientemente de la deriva que hayan tomado y de sus logros profesionales, que no son pocos, tienen un denominador común: se sienten orgullosos de formar parte de la joven historia de nuestra Universidad.


María José Rodríguez

Dtra. Biblioteca Derecho Social Universidad París 1 Pantheon-Sorbonne

“Tuve la suerte de estudiar la carrera que me gustaba. La Universidad me proporcionó unas bases formativas bastante limitadas en ciertos aspectos, creo que en gran parte a causa de los “nuevos” planes de estudio. Recuerdo con cariño los desayunos en las cafeterías de la UAL, las tardes de estudio en la Biblioteca, con los compañeros.  Durante aquellos años tuvo lugar la okupación del campus por parte de los inmigrantes sin papeles. Algunos estudiantes seguimos con fervor aquella situación tan tensa y uno de nuestros mejores profesores abordó la situación en un acertado artículo que fue publicado en la prensa nacional. Para mí, marca el profesor que consigue que sus alumnos se interesen y participen en clases de Fonética y Fonología, o el que transmite el gusto por las novelas del s. XVIII”.


Ramón Fernández-Pacheco

Alcalde de Almería

“Para mí, los años de la Universidad fueron muy felices. A nivel académico, salí bien formado como Licenciado en Derecho y me dio la oportunidad de salir al extranjero, porque cursé el último año de carrera con  una Beca Erasmus en Sicilia. Lo recuerdo con inmenso cariño y fue una de las mejores etapas de mi vida. Anécdotas todas las del mundo, porque decidí vivir la etapa universitaria muy intensamente, y formé con mis amigos la Asociación 'Ruido', con la que organizamos muchas actividades, cursos y las primeras fiestas de bienvenida de los Erasmus. También recuerdo las cervezas en el Romera al terminar las clases, las paellas que se hacían en el antiguo campo de fútbol. Quien encuentre su lugar en el catálogo de titulaciones que ofrece la UAL, que se quede. Yo no lo dudaría.”


Pilar Navarro

Sec. Grnal. de Medio Ambiente y Cambio Climático en la Junta

“La UAL me ha aportado mucho, ha sido clave para mi futuro. Me dio la posibilidad de adquirir el máximo nivel académico y de calidad en mi ciudad. Para los que teníamos que estudiar con becas y mucho esfuerzo de nuestras familias, ha sido un elemento de igualdad y justicia que nuestros padres y abuelos no pudieron disfrutar. Los profesores me marcaron todos, cada uno a su manera, pero todos dejaron su impronta en mi formación y mi carácter. En cuanto a anécdotas, recuerdo que, como soy muy supersticiosa, siempre me sentaba en el mismo asiento para hacer los exámenes. Una vez, llegué tarde y estaba ocupado, así que me acerqué al chico que estaba allí sentado y le dije que me dejase sentarme allí. Me miró muy extrañado, pero acabamos siendo amigos”.


Ramón González

Ingeniero en Robonity

“Sin lugar a dudas, lo que más me ha marcado de mi querida UAL han sido las experiencias personales vividas y las personas encontradas. Gracias a todos ellos, hemos llegado a tocar las estrellas colaborando con NASA y trabajando para el MIT durante más de tres años. De todo lo vivido siempre saqué alguna lección positiva. Recuerdo que al día siguiente de defender mi doctorado, estuve en el paro seis meses. Durante ese tiempo, no pasé ni uno sólo día sin venir a la UAL a seguir trabajando en los proyectos que tanto me gustaban. Almería es un entorno idílico para vivir, pero también va a ser un entorno idílico para trabajar en las tecnologías más vanguardistas. Por ello, animo a todo el mundo a formarse y a formar parte de este futuro tan apasionante que nos espera”.


Carmen Ruiz de Apodaca

Profesora de español en el Instituto Cervantes de Palermo

“Los años en la UAL quedan en mi memoria como el periodo de aprendizaje vital, de descubrimiento intelectual y sentimental. Profesionalmente, sigue siendo una lucha diaria aunque sí me dedico a lo que estudié. Las circunstancias personales me llevaron a Almería, la tierra de mi madre. Siendo de Madrid, realicé el movimiento inverso. Cambiaría cosas, pero no lo fundamental. Quizá habría asistido a las clases que menos me interesaban y habría tratado de conseguir las mejores notas para enfrentarme a la competitividad atroz y de titulitis aguda actual. Pero lo cierto es que sin esos momentos de ‘peyas’ a la sombra de las palmeras del césped, sin esos canutos matutinos y esos cafés quizá no habría tenido las conversaciones ni los momentos que fueron tan fundamentales como algunas clases”.


Esteban José Baeza Romero

Ingeniero Agrónomo

“La UAL fue clave en mi desarrollo personal y en mi formación como Ingeniero Agrónomo. Considero que tanto yo como mis compañeros recibimos, en términos generales, una excelente formación que nos preparó y asentó las bases de conocimiento para enfrentarnos a la entrada en el mercado laboral. Tengo miles de recuerdos bonitos. Para mí, supuso dejar la adolescencia y alcanzar la madurez como individuo. Mis mejores amigos los conocí haciendo mi carrera, las anécdotas son infinitas y todavía las comentamos cada vez que nos vemos, que es menos de lo que me gustaría, ya que yo ahora vivo en el extranjero. Me considero muy afortunado porque trabajó donde siempre soñé, aunque nunca olvido de donde vengo ni que me formé y doctoré en la Universidad de Almería”.


Pilar González Meyaui

Ex empleada en la Unesco

“La UAL cambió mi vida cuando, al terminar mi último año de estudios, resulté seleccionada para una plaza de lectora de economía española en la Universidad de la Sorbona, en París, que era fruto de un acuerdo entre ambas universidades. Las anécdotas y recuerdos que tengo de esa etapa son muchos. Por aquella época, la UAL estaba en plena ebullición. Entré como estudiante del Colegio Universitario de Almería, dependiente de la Universidad de Granada, y salí licenciada por la Universidad de Almería. Cuando empecé, había muy pocas aulas y, prácticamente durante toda mi formación, asistí a la construcción de lo que serían los primeros aularios de la UAL. Probablemente, la universidad que yo conocí tenga poco que ver con la de hoy; pero imagino que seguirá siendo cercana y poco masificada”.


Francisco Secci

Profesor de español en Nueva Jersey 

“A nivel profesional, la UAL me aportó una instrucción general que me ha servido para desempeñar diversos trabajos en la vida para los que he estado más que sobradamente preparado. A nivel personal, me ha hecho pasar unos de mis mejores años, conocer a personas maravillosas y no tan maravillosas, y aprender mucho de la vida, no solo académicamente. Tengo mucho recuerdos de la época universitaria pero el que nunca olvidaré fue el día en que cayeron las Torres Gemelas de Nueva York, ya que estaba estudiando para los exámenes finales en la biblioteca y viví muy intensamente todo lo que pasó. Espero que mis hijos  estudien en la universidad en España y, si pueden, en la de Almería. Estoy seguro de que, si lo hacen, van a estar preparadísimos para cualquier cosa que les presente el futuro”.


Alfredo Najas

Abogado

“La formación que he recibido de la UAL ha sido adecuada a nivel teórico, aunque echaba de menos que en algunas asignaturas se hubiesen impartido más clases prácticas enfocadas a la carrera que estaba cursando, Derecho. Cuando inicie mis estudios, la Facultad de Derecho llevaba pocos años en funcionamiento, y me decanté por Almería porque consideré que tenía proyección de futuro y por cercanía. Mis mejores recuerdos están en las interminables veladas de juegos de cartas con los compañeros. Como profesor, me marcó el catedrático de Derecho Constitucional, Juan Cano Bueno, ya que las clases eran más participativas. Durante todos estos años, con algunos de mis compañeros de promoción he seguido manteniendo contacto, siendo algunos ellos, a fecha de hoy, buenos amigos”.


últimas de especial ual 25 aniversario


newsletter


  • BOLETÍN
    DE NOTICIAS
    Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada RECIBIR
    • BOLETÍN
      DE NOTICIAS
    • Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

    • RECIBIR